Lunes 20 de Mayo de 2024

Hoy es Lunes 20 de Mayo de 2024 y son las 05:43 - El gobierno de los jueces o el poder judicial como sostén legítimo-legal de las democracias actuales. / ?Juegos Correntinos 2024?: gimnasia de trampolín tuvo su provincial clasificatorio / Proponen establecer el día de la heterosexualidad. / La nueva defección democrática y conceptual de Pedro Sánchez. / ¿Qué hay detrás de la boleta única? / Charla-Debate "La importancia capital de la ley Bases. Veámosla" / Sin rutas no hay producción ni turismo. / ?Juegos Correntinos?: 68 localidades participarán de la edición 2024 / Traducen al francés texto de filosofía del derecho del correntino Francisco Tomás González Cabañas. / Terrile: "Hoy más que nunca ratificamos la realización de los Juegos Correntinos como política de Estado" / El concepto de la idoneidad y su significado en el ámbito del poder judicial. / Prueba / "Ensayo: El lobo de Gubbio o la bestia mística". / "Ensayo: El lobo de Gubbio o la bestia mística". / San Martín se hizo fuerte de local y le ganó el segundo clásico al Regatas / Orinados por Milei, preocupados por la boleta. / Inicia sus actividades el Observatorio del Poder Judicial en Corrientes. / Contundente respaldo al Paro y Movilización del 24 de enero. / Importante Reunión Peronista en la Ciudad de Buenos Aires / Dinámica imparable en Yacyretá /

  • 20º

GENTE

9 de febrero de 2022

Un Imprescindible que deja un enorme legado.

Cuando me enteré del fallecimiento de Roberto Digón, lo recordé en la Cámara de Diputados y en la Bombonera, inmediatamente se me vino lo que expresaba Bertolt Brecht; “Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles”.

Décadas atrás era impensable que viviéramos en democracia y para ello no muchos hombres como Roberto le pusimos el cuerpo a las criminalidades de la dictadura, para que el sueño de vivir en una Argentina libre y democrática nos permitiera despertarnos de la pesadilla que estábamos viviendo. 

Y tras tantos dolores, atrocidades y sufrimientos, alumbramos un renacer de la patria, bajo la doctrina del justicialismo los que nos decíamos "compañeros" y "boquenses, xeneizes o bosteros" los que teníamos pintado el cuerpo apasionado de azul y oro, como Roberto. 

En el trajinar de una vida memorable, en la búsqueda de los acuerdos, de los consensos, en el respeto a la palabra empeñada, en mantener el temple en momentos complejos, en no desbordarse por la pasión ni tomar los desvíos que apartan de las convicciones y los valores de toda una vida en juego.

El legado de un imprescindible como Roberto Digón es enorme como el dolor de su partida. Sin embargo su huella indeleble, como dirigente sindical, como dirigente deportivo, como legislador y como cuadro político, se constituye en una de las referencias, como las que no abundan, para los que deseen hacer algo mejor con este suelo. 

Sus compañeros en todos los ámbitos que tuvimos la suerte de tenerlo y principalmente su familia bien saben de esto, sin embargo, tal como el aliento debemos seguir sosteniéndolo, son esas palabras que se lleva el viento, que ahora ya habitan el momento eterno en el que ha ingresado Roberto Digón para nuestro referencia permanente, pese al dolor y desconcierto. 

Por Tomás Walther González Cabañas. 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!