Domingo 20 de Septiembre de 2020

  • 11.3º
  • Despejado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

CULTURA

18 de noviembre de 2016

“El Guerrero Supremo” obra literaria de niño correntino.

El relato pertenece a Máximo Tomás González Cabañas, de 9 años de edad, hijo de la abogada y periodista Viviana Verón y del comunicador y ensayista Francisco Tomás González Cabañas. El infante nacido en la Ciudad de Buenos Aires, pero radicado desde hace años en Corrientes, definió su texto como “Una novela sobre la serie Dragon Ball Z, una reescritura, donde incorporo un nuevo personaje, que es muy poderoso, demostrándolo en el mismo relatado, dado que libra varios batallas por el bien de la humanidad”.

En tiempos en donde las finalidades y los valores, pasan por acumular bienes materiales, por hacer ostentación de lo que se tiene, independientemente de cómo se lo haya obtenido, en detrimento incluso de la cultura en su sentido de expresividad, como pleno ejercicio del ser y no como elemento disciplinador, son escasas las experiencias y sobre todo a temprana edad, de quiénes se vuelquen, en este caso particular a la literatura.

Máximo Tomás González Cabañas, ante de cumplir una década de vida, hizo uso de sus facultades en formación y empieza a desandar los caminos de la libertad. Escribió un relato de treinta hojas en formato libro, con unidad de sentido y coherencia textual, que le permiten llamar a su obra una novela, sin que tenga que pedir, por ello, ningún permiso a ninguna autoridad rectora, dado que de esto se trata, precisamente, el sentido mismo y profundo, de la literatura, de la cultura, de la expresividad; el reflejar las sensaciones más sustanciales del ser, sin que necesariamente tenga que ocurrir algo con ello.

Su padre, que algo conoce del tema, sin embargo, no pudo ocultar su sorpresa, dado que si bien sabía que las horas que pasaba su hijo frente a la computadora no solo se debían a mirar videos y jugar, nunca pensó que la traducibilidad, se convertiría en un obra textual, con unidad de sentido y por sobre todo, como un canal, para que los pensamientos y las sensaciones se emplacen en un ordenador y luego al papel.

“Tener un hijo a cargo, es mucho más crucial que administrar poder, uno está emplazado a referenciarlo solo por un tiempo, para luego, observarlo en los senderos de la vida, tiene la responsabilidad  sagrada de continuar con la humanidad, a través del testimonio de seguir por alguien que necesariamente depende de vos por un tiempo y a quién jamás, en caso de que seas una buena persona, le podrías facturar o recordar lo que hiciste por él, porque en verdad lo estás haciendo por la especie, por tu dios, por tu fe, por las ganas de dotar de sentido a la vida. Junto a Viviana, podemos decir que tal vez sea la tarea más difícil en esta existencia, que nada incluso, que nos pudo haber tocado, negativamente, en nuestra condición de hijos, tuerza la perspectiva que podemos dar en nuestro rol de padres, por más que circunstancialmente, no podamos demostrarle a nuestro vástago, ni certezas materiales ni existenciales, pues consideramos que la única certeza es el amor que cuando se puede expresar, pese a todos los obstáculos, genera sensaciones, energías en un devenir, nada concreto, porque tal cosa no existe, pero de repente, aparece un libro de tu hijo, y uno dice, ¿Que te puede importar lo que te falte, lo que dicen que te falta, lo que te señalan aquellos que quieren adueñarse de lo que sos o de lo que no sos?”

Máximo Tomás González Cabañas, prepara la segunda parte de la zaga, y mientras tanto, aguarda que nada ocurra con su libro, en el aspecto material, pues todo ya ha ocurrido en el otro plano, en ese en donde, tal como su nombre latino lo indica, y no casualmente lleva el título de su opera prima, los guerreros supremos libran las batallas de sentido. 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

rosana sandoval

buenisimo maximo felicidades a los padres

Responder a este comentario

Bautista gonez sandoval

Amigo maximo quiero leer pronto tu super libro muchos exitos

Responder a este comentario
Escribir un comentario »