Lunes 26 de Octubre de 2020

  • 22.4º
  • Tormenta eléctrica
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

CULTURA

4 de agosto de 2015

Se Presentó “La Democracia Incierta” en el Congreso de filosofía organizado por la Universidad del Litoral (Santa Fe) y AFRA.

El autor correntino Francisco Tomás González Cabañas, hizo pie nuevamente fuera de su Corrientes natal, en esta oportunidad en la capital de la Provincia de Santa Fe, en el marco del XVII Congreso de Filosofía organizado por la Asociación Filosófica Argentina y la Universidad Nacional del Litoral, escuchado por expositores de diferentes países, el pensador correntino recogió felicitaciones diversas por la conceptualización original que lleva como título su cuarto libro, segundo de ensayo de filosofía política, que dio en llamar “La democracia Incierta”.

“Es tiempo que aquellos que sientan, que la humanidad necesita avanzar por otros senderos, abracen esta posibilidad, que es ni más ni menos que plantear  reglas de juego diferentes, que de una buena ver por todas, ponga las necesidades más urgentes como prioridad.

Hablamos de devolverle, al pobre, al marginal, lo que se le quitó, se le quita y se le sigue quitando, suspender el delito permanente, del que es víctima desde lo institucional, para que se lo reconozca como sujeto a ser compensado, regresado en su condición de humano, integrado a un contrato social, en donde no tenga excusas como para una vez dentro, cometer ningún tipo de delito o desacato.

 Sí no reaccionamos a tiempo, no tendremos un mañana en donde las diferencias se planteen en términos democráticos o de diálogo, aquellos a los que les seguimos sacando todo, nos vienen advirtiendo que ya se dieron cuenta, de que lo saben, y de diferentes maneras nos lo están haciendo saber, cada elección que pasa, es una oportunidad más que dejamos pasar, para que se siga construyendo ese día de juicio final, en donde ninguno de los que estamos del otro lado tengamos posibilidad de defensa alguna” expresaba un contundente Francisco Tomás González Cabañas ante un auditorio deseoso de seguir escuchando al autor que piensa fronteras afueras del corset académico-institucional que muchas veces obstruye el pensar.

“Ha llegado el momento que dejemos de actuar como meros comentadores de la realidad, como catedráticos de teorías perimidas que no se corresponden con lo que sucede en amplios latifundios del mundo, en donde millones de seres humanos, de carne y hueso, perecen en la miseria más absoluta, y son vejados en su expectativa, por quienes se aprovechan de lo único intangible que poseen; la esperanza.

La esperanza de que sean iguales, de que sean incluidos, de que tienen los mismos derechos que cualquiera, es el veneno más ruin y letal, inoculado, por parte de los sectores interesados que pretenden un mundo para pocos, sosteniéndose en los que no tienen, prometiéndoles lo imposible, de que alguna vez tendrán.

Esa promesa, se maximiza, se hiperboliza en tiempos electorales, es el momento, en donde y cuando, el vejamen en abstracto, se transforma en un delito permanente, se materializa en grado sumo, cuando los cancerberos del sistema (llámese referentes políticos, académicos o comunicadores) les ofrecen en sus hogares sobredimensionados de miseria, dinero, comida, bolsones de mercadería, elementos de construcción para que sus casas precarias sigan siendo tales, formalizarnos en el sistema laboral para legalizar la esclavitud moderna, o en el mejor de los casos prometerles ruines mejoras salariales que nunca les alcanzará para dejar de ser patológicamente dependientes” Finalizo el autor quién recibió por parte de catedráticos de la República del Paraguay, invitación a formalizarse próximamente para que realice la presentación en la ciudad de Asunción.

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »