LOCALES

21 de junio de 2018

Puntillas, barro, un muerto y Jetter

Ingrid Jetter, sigue sin enterarse de su responsabilidad en el ocaso del puente Arroyo Guazú que une Esquina con Goya y el resto de la provincia.

Las crónicas gacetilleras relatan (vía e-mail) que el Ministerio de Transporte de la Nación formalizó el martes (19 de junio) el inicio de los trabajos para levantar el nuevo puente sobre el arroyo Guazú.

Puente que se cayó, derrumbo, sucumbió, luego de que hacía pocos días “inspecciones de Vialidad Nacional” sostuvieron en un informe, que el puente se encontraba en perfectas condiciones.

Continúa la gacetilla para los chipaceados cada 7 de junio, sin falta. La obra se realizará a través de la Dirección Nacional de Vialidad y demandará una inversión de 94.936.932 millones de pesos. Ubicado en el kilómetro 713 de la RN Nº 12, el nuevo puente, que tendrá 240 metros de largo y 14,50 de ancho, mejorará la seguridad vial para el transporte de carga, pasajeros y de vehículos livianos que diariamente circulan por la zona. Será una conexión clave para las poblaciones de Esquina, Goya y San Isidro y de las actividades económicas y del turismo de la provincia y la zona.

Un año después, se acuerdan que el puente derrumbado, que tiene por responsable directo a Ingrid Jetter, es una conexión fundamental para la zona. Es que la conchaba del PRO, nunca fue a ver como cruzaban los esquinenses y goyanos, en lanchas, enfermos, adultos mayores bajando por el barro y caminando largas distancias para subir a un trasporte, madres e hijos, gente, gente, gente Ingrid, que no tuvo la suerte de heredar un mini-feudo que se lo presta con el hermano destruyendo todos los fundamentos de la República.

Continúa la gacetilla para los pautados. La gerente ejecutiva de la Región NEA de Vialidad Nacional, Ingrid Jetter, encabezó el acto donde se selló el compromiso de construcción del viaducto, que será de gran importancia para la conexión entre Esquina y Goya.

“Esto muestra el nivel de compromiso del Gobierno para solucionar los problemas de los vecinos y favorecer las actividades económicas”, manifestó Jetter. Olvido de doña Ingrid, por su impericia un hombre cayó al vacio y perdió la vida, su acompañante salvo su vida de milagro.

Ingrid Jetter, en lugar de estar en la poltrona de una mesa con mantel de puntillas debería pedir disculpas y retirarse a tomar naranja en su feudo y dejar a los correntinos en paz.

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »