ACTUALIDAD  9 de marzo de 2018

Agrupaciones peronistas elevarán a Tassano solicitud para erigir monumento a Julio Romero.

En virtud de conmemorarse el próximo 11 de marzo, el triunfo electoral del FREJULI, que significó el último gobierno peronista en Corrientes, como también el último gobierno provincial depuesto por una dictadura militar, agrupaciones peronistas, de base y no representadas por la “elite” funcionarial en que se transformó sobre todo el justicialismo orgánico, acercarán a Eduardo Tassano la solicitud formal (proyecto de ordenanza) para el homenaje que se le debe al último gobernador al que se le despojo del cumplimiento dimanado por la voluntad popular: “Tal como el gobernador actual, el intendente capitalino también tiene familiares peronistas, pero esto va más allá de un partido, Julio Romero, debe tener un monumento recordatorio para que nunca más olvidemos que alguna vez se violentó la democracia, la institucionalidad, y el mandato popular” expresaron desde la comisión de homenaje que aglutina expresiones políticas, sociales y culturales, referenciadas en el peronismo como en sectores independientes.

De acuerdo a lo que expresa “Wikipedia”, Julio Romero comenzó su carrera política en 1952, cuando fue electo senador provincial. Fue uno de los dirigentes más cercanos al general Juan Domingo Perón durante los comienzos del justicialismo. Además, fue presidente del Consejo Nacional del Partido Peronista, uno de los fundadores del Partido Justicialista (PJ) y consejero personal de Perón. También, fue uno de los dirigentes que acompañaron al ex presidente Perón en su regreso al país, tras 17 años de exilio, el 17 de noviembre de 1972 en el mítico vuelo chárter. Ese año presidió el Congreso partidario. En 1973, con la asunción al poder de Perón (tercera presidencia), fue electo con más del 75% de los votos como gobernador de la provincia de Corrientes por el justicialismo (el último gobernador de estirpe peronista que tuvo Corrientes, al menos hasta la fecha de su muerte). Su gestión estuvo concentrada en la educación y la ampliación al interior provincial del sistema de salud con planes de prevención de enfermedades tropicales y prestación médica barrios la construcción de 9000 viviendas. Creó, a su vez, la Editora Correntina y el diario Época, el 31 de diciembre de 1973.​ Fue depuesto el 24 de marzo de 1976, cuando se inició el denominado Proceso de Reorganización Nacional. Luego presidió en la clandestinidad, durante la dictadura, el PJ correntino, liderazgo que ejerció hasta 1992. Con el retorno a la democracia en 1983, cumplió un mandato como diputado nacional, entre 1987 y 1991. Falleció el 21 de agosto de 2011, a los 95 años, a causa de una pulmonía, luego de permanecer internado varias semanas en el Instituto de Cardiología. Sus restos fueron velados en la Casa de Gobierno provincial y fueron inhumados el 22 de agosto en la bóveda familiar del cementerio San Juan Bautista, en la capital correntina. Se decretaron tres días de duelo provincial en su memoria.

Pero más importante que la definición que pueda hacerse, desde el punto de vista histórico, es el recuerdo, de lo que se llama “el pueblo peronista” en una provincia, en donde el peronismo la última vez que concitó la atención para ungir un gobernador, fue precisamente mediante el liderazgo y la conducción de Don Julio Romero.

Sin embargo, desde la comisión pro-homenaje y conmemoración, destacan la importancia del monumento por “El efecto en la memoria, recordar a todos los correntinos, en nuestra ciudad capital, quién fue el último gobernador al que se le despojó su derecho, dimanado de la voluntad popular,  de finalizar su mandato, tal como lo estableciera tanto la constitución como la institucionalidad y la democracia, violadas en tal entonces, desatando una de las dictaduras más sangrientas y atroces de toda América Latina”.

Finalmente agregaron “Confiamos en que el Intendente Eduardo Tassano, quién entre tantos apoyos electorales, recibiera el de muchos compañeros identificados con Perón, con Evita, como con Don Julio, pueda darle pronto despacho a este merecido homenaje, para el que invitaremos a los diferentes integrantes de las distintas agrupaciones de las que somos parte, a los efectos de realizar un concurso público para diseñar el modelo de monumento y peticionar los espacios que puedan estar aptos en la Ciudad para tal homenaje, no sólo al último gobernador peronista, sino al  último mandatario correntino, al que se le violento el sagrado derecho democrático de terminar su gobierno”.

 

 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »