18 de julio de 2017
Esquina, como archipiélago y en estado de indefensión
Es el pueblo quien se esclaviza y suicida cuando, pudiendo escoger entre la servidumbre y la libertad, prefiere abandonar los derechos que recibió de la naturaleza para cargar con un yugo que causa su daño y le embrutece. A ser necesario un gran esfuerzo para recobrar la libertad, no fueran tan vivas y justas mis reconvenciones. No hay cosa más dulce para el hombre que reponerse en su derecho natural, o por decirlo mejor, de bruto pasar a ser hombre. Con todo, no exijo de él tanto arrojo, acepto que prefiera no sé qué seguridad viviendo en la miseria a la dudosa esperanza de vivir a su antojo. Étienne de La Boétie, Sobre la servidumbre voluntaria.

La caída de un puente puede parecer un caso fortuito o no. La Ciudad de Esquina (Corrientes, Argentina) sufrió el desplome de un de los puentes que la une con la ciudad vecina de Goya y con el resto del norte provincial, en este caso no fue un caso fortuito, casualmente, Corrientes se caracteriza por el derrumbe de sus puentes, el hundimiento de avenidas, calles, barrios con metro y medio de agua, obreros cayendo al vacio, etc.

A esto hay que sumarle la macrocefalia estatal donde se pasan de mano en mano las calamidades que afectan siempre a los ciudadanos de a pie, al poriahú, justamente aquellos que son víctimas de la confiscación impositiva de su producción, de su esfuerzo diario. En términos populares: al Estado le importa un huevo los bienes, la vida y el presente de los provincianos. La caída del puente se hace simbólica, es un corrimiento del velo que oculta el desprecio al correntino, es un metamensaje del azar-destino que indica el congelamiento en el tiempo que padece el territorio que supo ser hogar de los guaraníes. Platón, en La República, sostenía que el Estado era una extensión de la sociedad, donde se reflejaban los proyectos, la voluntad, la cultura y pensamiento en una totalidad amalgamada. Nuestro Estado “moderno” se alejo años luz de aquel, para hacerse de pronto sucursal de sociedades comerciales. Mientras esto sucede, en Holanda los ingenieros construyeron un túnel debajo de una autopista en 48 horas, mientras que por estos lares, la colocación de un puente Bailey consumirá 6 meses del calendario.

Hace miles de años pasamos del bosque a la ciudad o la polis según los historiadores griegos, son las aventuras de Odiseo quien mejor relata el pasaje histórico de la humanidad. En Esquina las cosas van en retroceso, pasamos de la ciudad al bosque, nuevamente quedando aislados (como en el año 98) del vasto territorio correntino, pues solo nos queda apelar nuevamente al ktízein, palabra griega que nos remite a fundar. Heidegger llamo a ese momento das Räumen, dies meint: roden, die Wildnis freimachen: el cual abre un espacio para el instalarse y habitar del hombre en la tierra[1]. Fundarnos nuevamente como ciudad, pero esta vez con otros márgenes de acción popular, nos debemos una ciudad de ciudadanos, sin un Estado de cualquier índole con cualidad gendarme, rector del destino.

Esquina se encuentra en un estado de indefensión, sobre ello, la Real Academia Española se refiere como la falta de defensa, en una situación en donde las personas o cosas están indefensas, también la define como una circunstancia en la cual se coloca a quien se impide o se limita indebidamente la defensa de su derecho. El esquínense no tiene herramientas para hacerse valer como soberano, debe acudir a la junta de firmas para elevar a las autoridades que claramente hacen oídos sordos ahora, ayer y seguramente mañana.

El estado de indefensión en que nos encontramos nos impide pero al mismo tiempo nos impone ejercitar nuestros derechos humanos fundamentales por cualquier vía, de cualquier modo, antes que las vidas humanas sigan siendo carne de cañón. ¿Hasta cuándo vamos a seguir esperando la misericordia de Ingrid Jetter, o del gobernador o del presidente? ¿Hasta cuándo vamos a seguir soportando la humillación de un sistema desaparecido y en retirada, cuando vamos a recuperar nuestra soberanía popular y dinamitar al sistema político y su Estado inútil?

El puente en su derrumbe se llevo al fondo del Arroyo Guazú el sentido de pertenencia, la conexión espiritual con la correntinidad, nos dejo aislados en el espíritu y en lo terrestre, huérfanos de Corrientes.

 

Por Carlos A. Coria Garcia.

 

 

 

 

[1] Heidegger, Martin. El arte y el espacio. Barcelona, Herder, 2009.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








 

AGENDA

 
<<Enero 2018>>
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031
 

LO MAS LEIDO DEL AÑO 2018

 
Marcelino Ponti según Amber Showdrasky.
El futuro del político es el totalitarismo político.
Anacleto Vargas según Francis Foremman.
Proponen la Constitución del Índice Ciudadano. (Por Centro Desiderio Sosa).
¿Debe la política ir al Diván?
 

HORÓSCOPO

 
Aries
ARIES (del 21 de marzo al 20 de abril)

Las circunstancias de la vida han puesto en tu camino a la persona indicada para compartir los momentos claves. Jornada apropiada para compartir una velada romántica con tu pareja. Elije un lugar apropiado y ambiéntalo correctamente. La capacidad de liderazgo no se da por la habilidad de infundir miedo, sino por el respeto que despiertes en tus subordinados.Sugerencia: Las herramientas que usemos en nuestra vida determinarán el futuro de esta. No subestimes el poder de la astucia y la inteligencia.

 

LO MAS LEIDO DEL MES

 
Marcelino Ponti según Amber Showdrasky.
El futuro del político es el totalitarismo político.
Anacleto Vargas según Francis Foremman.
Proponen la Constitución del Índice Ciudadano. (Por Centro Desiderio Sosa).
¿Debe la política ir al Diván?
 


Comunas Litoral - El medio mas Progresista del Litoral. - © 2017 - Todos los derechos reservados


RadiosNet