ACTUALIDAD  7 de marzo de 2016

Una mujer mbareté.

Rita Vanderlan, es la Presidente del Consejo Provincial de la Mujer, docente y Mercedeña, es una infatigable luchadora, que desde su rol de funcionaria, le pone el cuerpo y el alma a la cuestión de género que evidencia un drama cultural y estructural que no muchos se animan a reconocer.

¿Cuáles son los ejes de su gestión al frente del Consejo?

Los principales ejes son los de hacer prevención en violencia en sí, familiar cómo de género, a los efectos que las mujeres correntinas conozcan sus derechos, y en caso de que se les vulnere los mismos, brindar asistencias ya en calidad de  víctimas, que son mayor la cantidad de casos desde que nos hicimos al frente del Consejo, creo por una cuestión de visibilidad social, que antes no tenían este tipo de problemáticas y que producto de todo un cambio cultural, en el cuál muchas venimos trabajando, estamos logrando cambiar el eje, por supuesto que tenemos aún mayores responsabilidades porque son muchas las víctimas que contener y orientar, como así también la cuestión del victimario, a quién no lo podemos circunscribir a lo meramente punitivo debemos encontrar una readaptación o reconversión de valores más profunda.

¿A nivel normativo la cuestión de género se encuentra bien contextualizada?

A nivel normativo tenemos herramientas internacionales, la ley nacional N.º 26.485, como diferentes leyes provinciales que están muy buenas, para definirlas desde lo práctico, para hacer un trabajo conjunto, de  todas maneras, cuando se produce un feminicidio sigo lamentando mucho cuando ocurre la muerte de tal mujer en un contexto de violencia por ser mujer, por ello, más allá de que la gente tome conciencia y que tengamos esta brillante contextualización normativa, la comunidad tiene que involucrarse mucho más, esta problemática no puede quedar reducida al ámbito familiar o privado, es una problemática social, que debemos enfrentar entre todos. Yo podría narrar casos terribles, que no se puede creer el nivel de desgarramiento que produce la dinámica del odio, pero esto nos tiene que hacer pensar en que hacemos con los violentos, en una forma integral y responsable para generar un cambio en los valores de una persona que enferma de odio ataca a la mujer por su condición de tal.

 

¿Son más los casos por la visibilizacion de la problemática o porque estamos en un increscendo de violencia hacia la mujer?

Mi posición es que esta más visibilizada la cuestión, un ejemplo contundente fue la consigna de “Ni una menos” y las marchas multitudinarias a partir de la misma, de un tiempo a esta parte y producto de muchas mujeres y hombres también, lamentablemente no en la misma cantidad, se llaman las cosas por su nombre, se estableció la figura penal del feminicidio, antes lo conceptual era el no te metas, y al nombrar las cosas como corresponden se sincera la estadística, es decir es el camino correcto, pues al tener un diagnóstico más certero, más posibilidades tendremos de encontrar la senda que nos haga vivir en una comunidad más equitativa y menos violenta, para ello, nosotros desde el Consejo, trabajamos fuertemente para que a la mujer no se la considera un objeto, revalorizar el rol de la mujer, para que se quiera y se respete, claro que se debe seguir trabajando  minuto a minuto durante años, estamos ante una problemática cultural, donde a la mujer se la obliga a ciertas cosas por mandatos ancestrales, como al hombre también por esos mismos mandatos, muchas veces a maltratar o considerar a la mujer como objeto y ante esto nos enfrentamos.

 

Como tienen previsto trabajar el Mes de marzo, que sabemos que es muy significativo…

Antes que nada, me gustaría dejar en claro que estoy orgullosa de ocupar este cargo, por estar al frente de un equipo interdisciplinario fantástico, quitando horas de sueño y de vida familiar, claro que lo hacemos con la mayor satisfacción, como bien decías en marzo,  tratamos de agasajar, a las mujeres que le agregan sal y pimienta, a las que se destacan un poco más en distintas áreas,  estos nos lleva a recorrer los barrios, con sorteos, entretenimientos, tanto por el 8 de marzo como día internacional de la mujer, que en algunos municipios se extiende por toda la semana y en otros por todo el mes, como yo digo, llegará el día que se festeje todo  los días del año, porque en verdad el día de la mujer es todos los días, la mujer es sinónimo de vida. 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »