Sábado 22 de Junio de 2024

Hoy es Sábado 22 de Junio de 2024 y son las 18:29 - Pesistas correntinos se preparan para el Argentino de Powerlifting. / Boca y River sufren antes del parate por la Copa América / Desaparecido Loan y la gestión del Ministro de Seguridad Buenaventura Duarte. / Estamos regresando al paradigma del "Hácete amigo del juez". / Boca Juniors avanza a semifinales y Olímpico arrasa: el camino a la gloria en la Liga Nacional de Básquet Argentina / Argentina se prepara para defender el título / Violencia y ¿Protesta social? / Jorge Terrile participó del Encuentro Federal del Deporte. / Denuncian ante el Consejo de la Magistratura al fiscal Robineau y la jueza González Cabañas. / Adherir desde Corrientes al Memorándum de Entendimiento con EE UU por la Hidrovía. / Entrega al STJ (en la persona del Ministro Dr. Guillermo Semhan) del manual conceptual de comunicación del poder judicial. / Atletas correntinos integrarán la Selección Nacional de Levantamiento Olímpico de Pesas / Proyecto de ley para fijar un protocolo de viajes al exterior de los representantes del estado provincial. / Dos fallos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que desnudan las fallas de la justicia correntina. / "El Regreso de los Campeones" Episodio 3. / Misiones mediante: «Violencia presente y creciente en democracias ausentadas» / Asociación ilícita. / Ciclismo: Con apoyo oficial, Lázaro Escalante se coronó campeón nacional de ciclismo en Catamarca / El gobierno de los jueces o el poder judicial como sostén legítimo-legal de las democracias actuales. / ?Juegos Correntinos 2024?: gimnasia de trampolín tuvo su provincial clasificatorio /

  • 20º

POLITICA

5 de febrero de 2016

Palabras finales

He decidido disolver el vínculo con el medio periodístico que publicaba mis artículos, asimismo he resuelto disolver mi vínculo con la escritura de la realidad político-social de la provincia en que me toco nacer, finalmente creo que también disolveré mi vínculo con la realidad tal como me viene dada. No quiero decir adiós, antes de pedir disculpas a quiénes en algún momento se hayan sentido ofendidos o destratados por la iracundia de mi pluma, dar a conocer ciertos motivos de esta decisión, que son una y muchas a la vez y despedirme con el mejor deseo que puedo tener para todos y cada uno de ustedes; no piensen, ni desobedezcan, acaten, enmudezcan que ese, y no otro, es el camino hacia la felicidad. Como se darán cuenta, no sé si estoy decidiendo o han decidido por mí, esto es lo que quiero comunicar, para que vos definas que me está pasando, que creo es una muestra de lo que nos está pasando a muchos…

No creo que me conozcas, soy un comunicador con pretensiones intelectuales, inclinadas fuertemente a lo político. Comencé sirviendo café en una oficina parlamentaria a nivel nacional, me pagaban en negro y trabajaba más de ocho horas, no estaba mal, el país se había incendiado y el Presidente a cargo, tras suceder a cinco que duraron un suspiro, había expresado que el que deposito doláres, recibiría dólares. Tras dos años me formalizaron, la alegría de estar bancarizado, eclipso mi entendimiento, había firmado un contrato leonino, quiénes peinaban canas, me muchacheaban en la espalda, diciéndome que así era la cosa, que sólo era un contrato temporal, sin ninguna posibilidad de nada más que eso. Mi irreverencia ya era incontrolable, hice caso omiso, creí que producto de mi trabajo, la cuestión cambiaría. Redacte más de cien proyectos de ley, de los cuáles diez, se transformaron en norma para mi país. A menos de 20 meses, me quede sin contrato, alguien me ofreció, otro convenio, en el mismo sitio gubernamental, más leonino aún, una locación de servicios, es decir entregar una factura, previa inscripción en el monotributo, como mi mujer quedó embarazada, hice que lo firmara ella, porque existía un convenio con una obra social. Iba a ser padre y no estaba como para lanzarme a gritar a los cuatro vientos, la injusticia que me carcomía. Como si fuese poco, recordaba que había ingresado a esos labores mal pagos, no sólo demostrando capacidad, sino también sirviendo los cafes y previamente, habiendo pegado carteles, repartido volantes y demás aspectos de cotillón siempre útiles para la democracia y la representatividad Argentina.

Continuó mi derrotero como asesor de la y de los políticos. Trabaje con todos los que te puedas imaginar, de todos los colores y sentidos éticos. Nunca obtuve más de lo que comente, contratos temporales, casi sin derechos de ninguna índole, más que un cobro, nunca de algo más del 10% del salario mínimo, pese a que mis proyectos se seguían convirtiendo en ley y hasta escribía libros para que mis jefes se lucieran poniendo sus nombres.

Finalmente encontré en comunas (el medio de comunicación), la posibilidad de vivir de lo que escribía, cansado de tanto ninguneo, de escribir para otros, mandaba mis textos al exterior y me invitan a conferencias y disertaciones, valoraban lo que ponía al servicio del papel.

Nunca me dijeron que o hasta donde escribir. Muchos no entendían el porque de cierta rebeldía de mis palabras, el famoso, ¿de que lugar escribe para decir lo que dice?. Espero que ahora lo entiendan, no sólo teóricamente sabía de lo que decía, pague con monedas de cuero lo que afirmaba. Tenía el derecho de, bajo formato de artículo, señalar los males de nuestra democracia moderna, de la cuál era sin duda una víctima.

Tras años de subsistir, con la satisfacción quizá de hacer lo que me gustaba, sin que me dieran nada y dándome un lugar, hoy creo que están decidiendo mi alejamiento.

No creo, ni quiero, que hagan marchas, protestas o me den me gusta a lo que me está pasando, eso se los dejo, a los tipos que están en los lugares que están o que estuvieron, por padrinazgo o discrecionalidad, no por laburo o abnegación, ni siquiera sé lo que me está pasando, y esto es lo que quiero compartir para que lo definas vos.

No tengo más que agradecimiento para con Comunas y su creador, sé perfectamente que ellos, son tan víctimas como yo, de no tener una ley que regule la pauta publicitaria (algunos quieren que se ajuste por ingresos de privados en una provincia donde el 80% de la actividad es público-dependiente y otros dicen que no está establecido este derecho en tratados internacionales, deberían empezar a leer, sí es que saben) de todos los esfuerzos y las acrobacias que hacen para ser dignos con la herramienta que ponen al servicio de todos que es la comunicación.

Pero no me puedo hacer cargo, no tengo el porqué, ni tampoco el deseo de hacerlo. Creo, y por eso hago público esta despedida, que es responsabilidad de todos, y cuando digo todos, digo del anterior gobierno, como del actual, tanto nacional, provincial, como municipal, como tuya que estás leyendo y la mía que estoy escribiendo.

Por eso mismo dejo de escribir, rompo el contrato con mi sociedad y me disuelvo.

Creo que ni la política, insisto más allá de sus supuestos signos que lo diferencian, ni el empresariado o la clase dirigente, ni tampoco la gente o los lectores, quieren o les interesa realmente el tener comunicadores, libres y pensantes que puedan vivir de esto dignamente.    

Pónele el nombre que quieras a esto, intento de censura, lloriqueo, lamento, disrupción, la cuestión semántica, por primera y última vez, me dejo de interesar.

Cuando alguna vez vuelvas a ver o leer a alguien que piense más allá de lo establecido o de lo permitido, acordate de estas palabras, con tu acción u omisión, fuiste cómplice de mi silencio que se estampara en la eternidad.

Hernán López (Ex comunas del litoral)

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Nombre
fernando

Comentario
Dejate de joder estamos todos igual aguanta que llegamos....y cuando justo pa aprendi todo es en el momento que me estoy x morir, palabras textuales de mi jefe y conductor don julio romero. Muy febrero nico es todavia.

Responder