ACTUALIDAD  5 de diciembre de 2016

El payaso Ronald de McDonald's es vegano.

Quiero sacar a luz todos los secretos de vuestro fondo; y cuando estéis expuestos, escarbados, al sol, también vuestra mentira estará separada de vuestra verdad. Así habló Zaratustra. Friedrich Nietzsche.

 

 

Las cosas no tienen por qué ser malas siempre y eso la revolución de la alegría lo tiene más que claro, el quincho principal del complejo de Chapadmalal se convirtió en la cueva espiritual de una pseudo logia de iluminados de una administración que administra metiendo los dedos en el enchufe para probar si electrocuta o no, prueba y error, pongo saco, saco, pongo. Rogelio Frigerio al que el mundillo mediático del puerto de Buenos Aires lo llaman el ministro mas “político”, dice que esta costumbre de los “retiros” ya era usada cuando Macri administraba la Ciudad de Buenos Aires y consiste en evaluar el tiempo de gestión mientras encierran a los “colaboradores” en habitaciones como boy scouts.

Si McDonald's fuera vegano ¿me creerían? Seguramente no, parece contradictorio, engordando al planeta entero pero cuando toca su propio cuerpo lo cuida con veganismo, cosa igual es la del Ministro de Trasporte, un Ricardo Jaime pero cool, en la conferencia de prensa en el “retiro espiritual”, Guillermo Dietrich tenía puesta una remera con la historia de la evolución de la bicicleta, es que el cool ministro anda todo el día en bici, incluso va a trabajar en bici, mientras su familia amaso fortuna con la venta de autos, engañando en publicidades que la felicidad solo se alcanza con el 0 km y el tipo como el McDonald's vegano promociona la bicicleta. Así nos va, con el mejor equipo de los últimos 50 años probando, probando y probando, mientras la miseria argenta aumenta, ellos siguen probando, extrema es la improvisación del mejor equipo de los últimos 50 años, que Lilita Carrio sobre el Ministro de Justicia Germán Garavano dijo lo siguiente: es muy simpático pero tiene que estudiar.

De la vieja usanza, se dice que Protágoras de Abdera fue el primer teórico de la política, fue integrante fundamental del círculo intimo de Pericles, quien pasó días enteros en compañía de Protágoras discutiendo la duda de si, según el razonamiento más correcto, deben ser considerados culpables de la muerte de un atleta la jabalina o más bien el que la lanzó o los jueces de los juegos. Pericles superó la superstición que nace de la ignorancia de las causas que rigen los sucesos naturales reflexionando horas y horas con filósofos en las plazas, bajo los árboles, en cualquier sitio, la filosofía hizo de Pericles el líder político modelo por siglos. La pregunta es ¿Qué discute Mauricio Macri con sus ministros y con el marketinero Duran Barba? Si van a seguir la línea populista de buenos modales, si van por el camino del neoliberalismo o si no van a ningún lado, paso el primer semestre, el segundo semestre, el año completo y nada de nada, la mentira necesaria de la campaña sigue ahí como prueba irrefutable de la necesidad absoluta de mentir en “política”, algo así como una competencia electoral de mentiras.

El macrismo se encuentra en la cúspide de las puras habladurías, no pueden encausar los problemas que aseguraron que lo harían en el segundo semestre y centran la atención en la recuperación del dialogo, ahora dialogando se le dice a los pobres que serán más pobres y muchos pobres mas, los buenos modales son una buena herramienta.

En la Comarca todo sigue igual, Camau Espínola se perfila como candidato a gobernador el próximo año aunque una parte del PJ, la conservadora que supo hacer crecer el ex gobernador Tato Romero Feris haciéndolos personajes que resiste a Espínola mas por un acto de supervivencia en la succión de la ubre estatal que por otra cosa, muchos adláteres del intendente de “lo nuestro es hacer” no tendrían lugar en una posible administración de Espínola y sin conchabo la “política” no tiene gracia ni sentido.

 

 

Por Carlos A. Coria Garcia.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »