Viernes 1 de Julio de 2022

Hoy es Viernes 1 de Julio de 2022 y son las 04:39 - Detuvieron a 2 abusadores que atacaban en el subte / Desde la cárcel, Milagro Sala brindó un discurso para un acto del partido de D'Elía / Los 28 puntos destacados del informe "El estado del Estado" / Emotivos homenajes a Muhammad Alí en las calles de Estados Unidos / Jonás Gutiérrez: "Messi es un genio, siempre lo da todo" / Hay tres sospechosos de violar y estrangular a un chico en Santiago del Estero / El oficialismo celebró la suspensión de Ricardo Echegaray de la Auditoría General / Lionel Messi, prácticamente descartado para el debut ante Chile / Otra jueza dictó un amparo contra el aumento de tarifas / Mauricio Macri "está bien de salud", tuvo reuniones en Olivos y el lunes retomará su agenda / El emotivo recuerdo de Storani sobre su hijo: "Él enseñaba a ser un buen padre"  / Cristina Kirchner publicó un análisis de su hija Florencia sobre la marcha #NiUnaMenos / Cristian Ritondo recibió el alta médica tras cinco días de internación / Roland Garros: el argentino Gustavo Fernández se coronó en tenis adaptado / Corrupción en Brasil: Marcelo Odebrecht entregó USD 3.400.000 a la campaña de Dilma Rousseff / ¿Como sería tu vida si te sintieras apoyado incondicionalmente? / La española Garbiñe Muguruza derrotó a Serena Williams y se consagró en Roland Garros / Perú derrotó a Haití y empezó el torneo con el pie derecho  / El papa Francisco aprobó el proceso para expulsar obispos por casos de pedofilia / Paraguay no pudo con Costa Rica en su debut en la Copa /

  • 20º
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

ANÁLISIS

20 de junio de 2019

Se dio vuelta la taba.

Lo jugaban en la Grecia antigua, como en nuestras pampas. El juego, como un “ser en el mundo”, es una manifestación meridiana del existir de lo humano en la mundanidad. Mediante reglas, preestablecidas y socialmente aceptadas, lo lúdico, escapa, poéticamente, pero con más diversión y vértigo, a la cientificidad y al automatismo sesgado y totalitario, que de tanto en tanto se convierte en una tentación irrefrenable para los seres humanos. El juego, conlleva dentro de sí, cierta incertidumbre tolerable, que hace, que ciertos aspectos o pliegues del fenómeno de la humanidad y sus compases, se nos escapen a la mirada corta y larga.

La timba, en la que se nos termina transformando la vida, mal o bien que nos pese, nos da señalamientos claros, nos marca, hacia donde conspira, en qué sentido los insondables vientos nos serán más propicios para que marchemos o hagamos marchar nuestra humanidad a ese norte más claro.

A días de que la Argentinidad y cada uno de nosotros integrantes de la misma, con cada parte que la constituye, pongamos en juego, en el juego político, en el juego electoral, en el juego democrático, los destinos de nuestra patria, tenemos una conformación del escenario, del panorama, de la composición, del juego eleccionario, que creemos nos señala a las claras, hacia donde nos indica la suerte que debemos realizar la jugada individual, que en la suma, será la jugada colectiva. 

Tanto los mercados, independientemente de la relación o la percepción que tengamos de los mismos, siempre condicionantes, como los círculos, más allá de sus colores y de sus segmentaciones, como la traducción política de un deconstruir, de un relanzar, de un recomponer de las integraciones de los distintos frentes políticos que se proponen en el juego electoral, nos brindan a la claras, una lectura, que nos invita a pensar, que el cambio empieza a ser más evidente, como contundente, a razón de haber transitado una maceración dura como necesaria, y de estar recomponiéndose a tiempo, en su amplitud como generosidad, que más temprano que tarde continuará, traduciéndose en los resultados, a los que siempre le terminamos dando mayor entidad e importancia de la que tienen, sin dar cuenta que son parte de un transcurrir más largo y subterráneo.

Tal vez no sean estas palabras, guiadas por un “logos” o un “ethos” de acuerdo a la semántica Aristotélica, en su retórica, sino más bien conducida por un “pathos” que tenga que ver también con el fenómeno humano. Tal como en el juego, en cualquiera de ellos, cuando en un determinado momento,  la suerte cambia, se da vuelta la taba, de acuerdo a la mayoría de los sabios y los que así no han sido considerados, conviene acompañar, continuar, juntos por el cambio.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!