Martes 21 de Septiembre de 2021

Hoy es Martes 21 de Septiembre de 2021 y son las 05:09 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 20º
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

ANÁLISIS

20 de junio de 2019

Se dio vuelta la taba.

Lo jugaban en la Grecia antigua, como en nuestras pampas. El juego, como un “ser en el mundo”, es una manifestación meridiana del existir de lo humano en la mundanidad. Mediante reglas, preestablecidas y socialmente aceptadas, lo lúdico, escapa, poéticamente, pero con más diversión y vértigo, a la cientificidad y al automatismo sesgado y totalitario, que de tanto en tanto se convierte en una tentación irrefrenable para los seres humanos. El juego, conlleva dentro de sí, cierta incertidumbre tolerable, que hace, que ciertos aspectos o pliegues del fenómeno de la humanidad y sus compases, se nos escapen a la mirada corta y larga.

La timba, en la que se nos termina transformando la vida, mal o bien que nos pese, nos da señalamientos claros, nos marca, hacia donde conspira, en qué sentido los insondables vientos nos serán más propicios para que marchemos o hagamos marchar nuestra humanidad a ese norte más claro.

A días de que la Argentinidad y cada uno de nosotros integrantes de la misma, con cada parte que la constituye, pongamos en juego, en el juego político, en el juego electoral, en el juego democrático, los destinos de nuestra patria, tenemos una conformación del escenario, del panorama, de la composición, del juego eleccionario, que creemos nos señala a las claras, hacia donde nos indica la suerte que debemos realizar la jugada individual, que en la suma, será la jugada colectiva. 

Tanto los mercados, independientemente de la relación o la percepción que tengamos de los mismos, siempre condicionantes, como los círculos, más allá de sus colores y de sus segmentaciones, como la traducción política de un deconstruir, de un relanzar, de un recomponer de las integraciones de los distintos frentes políticos que se proponen en el juego electoral, nos brindan a la claras, una lectura, que nos invita a pensar, que el cambio empieza a ser más evidente, como contundente, a razón de haber transitado una maceración dura como necesaria, y de estar recomponiéndose a tiempo, en su amplitud como generosidad, que más temprano que tarde continuará, traduciéndose en los resultados, a los que siempre le terminamos dando mayor entidad e importancia de la que tienen, sin dar cuenta que son parte de un transcurrir más largo y subterráneo.

Tal vez no sean estas palabras, guiadas por un “logos” o un “ethos” de acuerdo a la semántica Aristotélica, en su retórica, sino más bien conducida por un “pathos” que tenga que ver también con el fenómeno humano. Tal como en el juego, en cualquiera de ellos, cuando en un determinado momento,  la suerte cambia, se da vuelta la taba, de acuerdo a la mayoría de los sabios y los que así no han sido considerados, conviene acompañar, continuar, juntos por el cambio.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!