14 años de Comunas del litoral.
La imagen de la justicia chaqueña.

  ANÁLISIS  2 de marzo de 2019
Un Estado presente para las Chaqueñas y engañador para las Correntinas.
Mientras el Gobernador del Chaco Domingo Peppo, resolvió ponerse al frente de la demanda y de la interpelación que hace a la política y la cultura, la cuestión de género, disponiendo el envío de la declaración de emergencia en violencia de género (aumento de presupuesto para capacitaciones, para controles, para campañas y para afrontar a corto, mediano y largo plazo la perspectiva de la mujer en la democracia actual, para que esta lo sea real y palmariamente) cruzando el puente, el primer mandatario correntino Gustavo Valdés, a minutos de narrar que las mujeres “están sub-representadas en la política”, estampó, con su puño y letra, borrando con el codo la promesa tácita de que algo serviría el proyecto enviado a la legislatura de paridad de género, dado que convocó a las elecciones provinciales para el próximo dos de junio, sin posibilidad de que la mujer correntina, pueda tener para el parlamento provincial, una representación pareja, que tal como la lógica del golpeador, prometió hasta el último minuto en que con su acto de firma del decreto de convocatoria a la elección, terminó haciendo añicos sus propias promesas como las esperanzas que pudo haber despertado en las mujeres y en quiénes acompañan sus reclamos de contar con una sociedad más justa, inclusiva e igualitaria.

“Es una cuestión de coherencia. Incluir es buscar la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, por eso mandamos la ley de Paridad de Género a la legislatura. Las mujeres son más de la mitad de la población, sin embargo, están sub-representadas en la política, en el mundo del trabajo, ganan menos por igual tarea, acceden menos a los lugares de conducción… Crecer como sociedad implica incluir a las mujeres, pero incluirlas de verdad. Incluir es erradicar la violencia de género, porque no hay nada más cobarde en un hombre que violentar a las mujeres. La sociedad está cambiando en el mundo. El abuso y la violencia ya no van a quedar impunes y ese cambio llegó también a la Argentina y Corrientes no puede estar ajena. Tenemos que cambiar la mentalidad y tenemos que hacerlo juntos”. (Gustavo Valdés. 1°de Marzo de 2019). El propio hombre, en su posición de poder, con el bastón de mando, como elemento fálico, se alzó con la birome o lapicera en mano y estampó la firma del decreto 322 que deja en bolsillo hueco, las palabras expresadas en el pleno de la asamblea legislativa, dado que lo transforman en un mero espectador de la realidad, como si fuese un comentador de privilegio de las acciones de gobierno, o en el peor de los casos, como un siniestro embaucador, que tal como los golpeadores, prometen a sus víctimas, en el caso de la problemática de género, las mujeres, que las reconocerán en la integralidad de sus derechos, pero al minuto pasado las vuelven a someter a maltrato y violencia.

Esta es la bofetada, en todos y cada una de los rostros, que le propina el Gobernador al colectivo mujer, cachetada estruendosa y vergonzante, que azota, también por extensividad a los niños y a los hombres de bien. Habiendo prometido que trazaría una política pública para la paridad de género en la representación y constitución del poder legislativo, convoca a que se vuelva a elegir este, a las apuradas, sin ton ni son, pretendiendo sacar una ventajita política, abusando de su posición de poder y demostrando que anida en él el lamentable concepto de “ganar por tenerla más larga” , axioma por lo general que desnuda en términos psicoanalíticos, a quiénes son meros títeres,  de un poder prestado, o eternos tutelados por un poder real que lo tienen por encima o detrás.

Cruzando el puente, el gobernador Domingo Peppo, en pleno uso de sus facultades, insttuionales y políticas, demostrando acabadamente su rol democrático en la hora que demanda la historia,   proponía la declaración de emergencia en violencia de género, que le permitirá a la mujer Chaqueña en particular y a los Chaqueños en general, lo siguiente.

1) Aumento presupuestario destinado a fortalecer los servicios estatales sociales, educativos, sanitarios y judiciales existentes, que atienden la problemática de la violencia hacia las mujeres y crear otros nuevos, garantizando que las demandas de las mujeres puedan ser resueltas de manera oportuna, eficiente y eficaz

2) Campañas de difusiones masivas, destinadas a que las mujeres puedan conocer cuáles son sus derechos, los programas y políticas existentes, los servicios estatales a su disposición, los procedimientos a seguir en caso de ser víctimas de violencia de género y las acciones judiciales y administrativas que puede entablar.

3) Apoyar e incrementar las compañas institucionales de sensibilización que contribuyen a fomentar la concientización ciudadana para la construcción de una sociedad sin violencia. Las escuelas deben ser un eje de intervención primario de estas campañas, garantizando un sistema educativo donde se establezcan relaciones de género basadas en el respeto, la igualdad y la no violencia. Desde pequeños, nuestros niños deben ser conscientes que la violencia es inaceptable.

4) Capacitaciones teóricas y prácticas permanentes obligatorias para el personal policial, judicial, fuerzas de seguridad, salud, educación y desarrollo social, sobre temática violencia de género, respetando los principios consagrados en nuestra Carta Magna y Tratados Internacionales.

5) Mejoramiento y capacitación para profesionales de centros sanitarios, para lograr la identificación precoz de la violencia de género, y ayudarlas a hacer la denuncia.

6) Aplicación urgente de dispositivos electrónicos (tobilleras electrónicas) para agresores sexuales que incumplen medidas judiciales. Estos dispositivos de geo-localización permitirán monitorear en tiempo real que las órdenes judiciales que establecen perímetros de protección sean cumplidas. Esto posibilita que las victimas puedan retomar sus tareas cotidianas bajo la protección del Estado.

7) Ayuda económica mensual para mujeres víctimas de violencia por un término de seis (6) meses.

8) Arbitrar los medios necesarios para lograr un cupo de viviendas en los planes de construcción del Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y Vivienda (IPDUV) u otro organismo estatal para las mujeres víctimas de violencia de género, dando prioridad a aquellas que tienen hijos a su cargo.

9) Incrementar la empleabilidad de mujeres en situación de vulnerabilidad o de riesgo; fomentar programas para incorporar el emprendimiento femenino o el autoempleo destinados a fortalecer su autonomía económica, debido a que en muchos casos existe dependencia económico entre agresor – agredida y eso hace que ni siquiera se atrevan a denunciar.

10) Elaborar una estadística provincial de casos de violencia de género y femicidios, a fin de diseñar, implementar y evaluar las políticas públicas adecuadas para prevenir, sancionar y eliminar la violencia contra la mujer. Al contar con esta información podremos visualizar la ruta crítica de la violencia y evaluar la respuesta otorgada por los recursos públicos.

11) Construir en todo el territorio provincial refugios para albergar a las víctimas de violencia de género, durante un tiempo limitado, siempre que la permanencia en su domicilio signifique un riesgo o no pueda garantizarse su integridad psico-física  o sexual.

12) Creación en las distintas localidades de la Provincia de Casas de Encuentro, coordinando acciones con las organizaciones civiles, avocadas a la prevención y promoción de derechos.

13) Otorgar tanto a la víctima como al victimario y su grupo familiar el adecuado tratamiento psicoterapéutico, con el objetivo de ayudarlos a romper los pactos de silencio. La violencia contra la mujer no es excusable, no es tolerable en la sociedad actual.

14) Fortalecer en el ámbito rural los servicios de prevención y asistencia a las víctimas de violencia de género, garantizando su accesibilidad.

15) Creación de un Observatorio Provincial de Violencia contra las Mujeres, que en un trabajo articulado con las distintas Universidades, tendrá por objeto desarrollar un sistema de información permanente que brinde insumos para el diseño, implementación y monitoreo de políticas públicas tendientes a la prevención y erradicación de la violencia contra las mujeres.

Las comparaciones son odiosas, siempre, para los que terminan en una posición desventajosa, pero pueden ser constructivas, para tener un modelo a seguir, una referencia cercana para acompañar, para reflejar, y también para tener en cuenta que en otros lugares no todo es precisamente y más que nunca, color de rosa, por más que sea un estereotipo que habrá que empezar a abandonar, a los únicos efectos que la inclusión y la igualdad no sean promesas vanas, ni tampoco se deban garantizar por disposiciones normativas. Pero nobleza obliga, de acuerdo al lugar en que una mujer se encuentre del Paraná, tendrá más o menos que luchar, o se le hará más o menos cuesta arriba la lucha que seguramente será la misma y en un mismo y noble sentido.

 

 



COMPARTIR:
Relacionadas: ANÁLISIS
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








Corrientes

12.2°C

Soleado

 

ENCUESTA

 
¿Que opinión posee de la gestión del Presidente Mauricio Macri?

Excelente

5,50%

Muy Buena

1,83%

Buena

12,84%

Regular

6,42%

Mala

14,68%

Muy Mala

58,72%

       
 

LO MAS LEIDO DEL AÑO

 
El negocio de la pobreza
¿Quién es quién en el concierto de la pobreza de Argentina?
Mano a mano con Mariano Loiácono, el trompetista de jazz que Argentina aplaude de pie.
Todo hecho es político.
Gustavo Melella y Omar Perotti los ganadores del súperdomingo electoral
 

LO MAS LEIDO DEL MES

 
Presentarán el "Índice Hiperión"
Se rompe ECO y se alista clima para gestar una nueva intervención federal.
¿Cuál es el rol o la función de la primera dama correntina?
Sorteo famélico.
Tecnología 5 g y el internet de las cosas.
 


Comunas Litoral - El medio mas Progresista del Litoral. - © 2018 - Todos los derechos reservados


RadiosNet