Sábado 31 de Julio de 2021

Hoy es Sábado 31 de Julio de 2021 y son las 17:55 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 20º
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

ACTUALIDAD

25 de diciembre de 2018

Al poder ya llegamos tío Jesula, sólo falta que se den cuenta.

El optimismo lo situó siempre en una sintonía distinta al resto. Era un arma de doble filo, claro, como todas. Cuando le querían achacar algo, recordaban que fue el último de los que se dio por vencido cuando lo de Malvinas. Al parecer hasta la llegada, vencida, de nuestras tropas, Jesula, arengaba con un triunfo que resultó tan deseable como imposible. Sin embargo, su humor, su cadencia al andar, su displicencia de toda formalidad, demostraba a quién lo viera, que tal vez jugarse por fuera de la lógica, tan ordena y prolijita, no solo que no estaban tan mal, sino que tenía que ver con lo más profundo y sagrado del ser humano.

Así encontró Jesula, su unidad básica, única en su especie, en donde llegaba a niveles de abstracción tan elevados, que sólo un poeta como Oscar Portela, y un puñado más, podían militar. El tío se transformaba en duende, escapando de las rigideces de esa academia que nunca le interesó, pintaba paredes con su nombre, usaba pelucas y algunos que otros elementos más, cuando la dictadura hizo de las suyas, matando a alguno de sus amigos y muchos más conocidos, deteniendo a su hermano mayor y teniendo a sus padres mayores, apuntados por un fusil, por ese mundo mejor en el que creyó Jesula, siempre bajo la figura paternal de Perón.

Recuerdo su falcón, muchos parecidos de los que huyó, sus extravagancias y sobre todo su capacidad para estar más allá, de lo que decían de él y de sus aventuras políticas y filosóficas, esos tantos que se empeñan en ver a la vida como si fuese una aburrida película monocorde en ritmo y color.

Armó y desarmó, en política, como en su vida, como con ese libro con el que amenazaba a la filosofía occidental, Jesula jugaba fuerte y ponía el cuerpo, a nadie se nos escapaba eso, ni a sus hijos, ni a sus hermanos, ni mucho menos a sus amigos, a sus compañeros de militancia como de aventuras.

Un buen día, la realidad, cruelmente se le interpuso, de la forma más tajante, mediante una enfermedad de esas que matan a cualquiera, a la mayoría, que te postran no sólo física sino espiritual y moralmente.

Jesula, sin embargo, una década después, nos terminó demostrando, que la realidad tiene una vuelta, tiene una hendija, tiene una abertura, tal vez secreta, tal vez oculta, no es tan dura ni concreta, como para que la esperanza se reduzca ante la primera imposibilidad o dificultad.

Anduvo muchos años así, caminando, a riesgo de caerse en el próximo paso, sin que a fin de cuentas le saliera más palabra alguna. Finalmente, y como no podía ser de otra manera, horas después del mismo día que le tocara nacer, setenta años después, se volvió a reunir con la abuela Lola y con la posibilidad de que pueda conocer y entender, integralmente, al abuelo Tomás.

A los familiares con los que me ha tocado compartir al tío Jesula, a los compañeros militantes y a los que sueñan, imaginan y sienten a una Corrientes, libre de sus ataduras e imposibilidades, yo les digo, que ya hemos llegado al poder, resta cada vez menos, para que los que no lo sepan, que se den cuenta y con ello nos pongamos, cada uno desde nuestro lugar, hacer lo que nos toca y lo que deseamos para vivir en la tierra sin mal, con justicia social, con inclusión y donde reine en el pueblo el amor y la igualdad.

Por Francisco Tomás González Cabañas. 

 

 

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!