ACTUALIDAD

22 de julio de 2018

“Es ambivalente y difusa la posición de Valdés con respecto al aborto”.

Así lo expresó el diputado de la nación (mandato cumplido) Walter González Cabañas, quien presidiera en tiempos del divorcio vincular, la comisión de legislación general, granjeándose, mediante la tenaz oposición a lo que finalmente sería ley, la consideración y la referencia de los más altos capitostes del catolicismo, siendo recibido en audiencia particular por el entonces Papa Juan Pablo II. “En el orden político internacional, el día de la votación por el aborto, que auspició y que propala el Presidente Macri, nuestro país terminará de enlistarse en la vereda de quienes defendemos la vida ante que el precio o el costo de las mismas o en donde el mercado y el capital le ponen el precio, mediante la supuesta libertad a las vidas, prescindiendo de muchas de ellas mediante la práctica médica del propiciar la muerte o generando mayor pobreza y desesperanza. No alcanza con que nuestro gobernador, alineado al gobierno nacional, se manifieste, mediáticamente, duranbarbisticamente, por las dos vidas o por los valores católicos que son la base de nuestra sociedad. Valdés debiera comprender que necesita ponerse al frente, ante el propio Presidente, para que junto a los legisladores nacionales, nuestro país no cierre filas con el eje del capital, como otrora se denominaba al eje del mal, en donde el precio prevalece sobre cualquier otro valor”. González Cabañas adelantó que trabaja en una audiencia con el Papa Francisco, en la que se integrarían otros dirigentes y referentes de la región.

“A nivel político, los que de alguna manera, hemos mostrado un respeto y una consideración positiva hacia el proceso que gobierna Corrientes, lo hicimos, referenciándonos en una definición que usaba el ex gobernador Colombi, cuando afirmaba que el Correntino no vivía solamente del asfalto, que no todo en su vida, pasaba por tener la calle asfaltada o repavimentada, haciendo alusión a que estaba en juego, un proyecto de organización, de comunidad, que en este caso se acendraba en los valores, en la unidad y en el eje de lo familiar. Esto es lo que a nivel internacional, se pone en juego ahora, y que muchos piensan que el Papa Francisco, juega políticamente la opción local, atendiendo lo que sucede en Argentina, cuando en verdad es al revés. El vaticano, como todo estado, y sobre todo con una ascendencia no sólo religiosa, sino también moral y cultural, sobre naciones enteras, disputa un orden internacional, en donde son dos los grandes espacios políticos, grupos o veredas en donde se terminarán de parar todo y cada uno de los países. Uno de esos rincones, por ponerlo en términos de disputa, lo ocupan las potencias gobernadas por líderes neoliberales o capitalistas que sin mediar ninguna otra consideración que no sea cuanto produce el capital, tendrán o generarán más pobres, autorizaran la práctica del aborto, de la eutanasia, del consumo indiscriminado de sustancias, en nombre y usando una supuesta libertad, convertida en libertinaje, no harán más que ajustes Maltusianos, para que les cierre el número, y enfrente, está la perspectiva de los Católicos conducidos por Francisco, que no por disputadas parroquiales, recibe a políticos y líderes sociales, sino porque está en juego un modelo de ser humano desde lo político, desde lo democrático incluso. Esta es el gran desafío, nosotros creemos desde Argentina, que todo tiene que ver con nuestras codificaciones de lo político, cuando en verdad somos parte, de un tablero más grande, del concierto internacional. Por eso es clave la votación en el senado nacional del aborto. No lo digo yo, lo expresó la propia Doctora Carrió en el pleno del recinto, cuando se le dio media sanción, ella misma expresó que la próxima rompería cambiemos. El eje conceptual, nodal del poder, se sostiene bajo esta posición, que de ambivalente y poco clara, en caso de que se ley el aborto, se transformará en contundente y taxativa desde Macri para abajo. Es decir, seremos enemigos de los valores católicos, seremos parte de las naciones que sostienen líderes a los que solamente le importan las metas fiscales, los números fríos e inhumanos de la economía, antes que como resolver las criminalidades de la pobreza y la exclusión. No por casualidad Macri, prometió en campaña pobreza cero, lo hizo no por demagogia o marketing, sino por un guiño al Vaticano. En caso de que se apruebe la ley del aborto, ya no tendremos retorno y eso se constituirá en toda una definición en sí misma. Esto es lo que debe tener en claro Valdés. Acá no se trata de los votos que pierda o gane, para los cuáles él como todo Eco, pueden ser y lo son, muy buenos, es decir no pasa por que se diga a favor de las dos vidas o que difunda una perorata por los medios de gobierno, como hábil declarante que es. Debe dejar muy en claro, para la grey católica, como para el propio Presidente, que nosotros (es decir la mayoría del pueblo correntino, por historia, por tradición, por cultura, por votos) queremos estar en la fila de las naciones que creemos que son más importantes las personas, el sujeto, el humano que el número, que las metas económicas. Encabezar este proceso o ponerse al frente, lo sabrá hacer Valdés, lo debe hacer. Así como en su momento, cuando se comenzó a discutir el desmembramiento de la familia, como unidad política, con la ley del divorcio vincular, fui recibido por el Papa Juan Pablo II, poniéndole el cuerpo a toda una definición en sí misma, y pagando el costo hasta personal, por haber opuesto a lo que luego sería ley, el gobernador debiera comprender que la política no sólo se desanda en la adquisición, en el alquiler o en la juntada de votos. La política, por ello es apasionante para los que se dedican a ella, presente estas encrucijadas, que no son fáciles de resolver, fíjese sino lo que le ocurre a un sector de la izquierda o del llamado progresismo, que son los más declarada y abiertamente anti-macristas, cayeron en la trampa de Macri, que supuesta libertad mediante, los hace jugar a favor de su equipo, en el partido más importante del concierto internacional, por más que se digan que lo combaten en Argentina, son parte, la escudería de choque, más bullanguera y vital que tiene cambiemos, o mejor dicho toda una expresión de la política que prefiere la supuesta libertad para que alguien en ese engañoso manejo de la misma, tenga derecho a comerse tres pollos y que otro no se coma ninguno, mirando a su prójimo empacharse con esos tres”. El Dr. Walter González Cabañas, trabaja en la concreción de una audiencia, con su santidad Francisco, pretendiendo integrar una comitiva de referentes y dirigentes, a la espera como afirmó de una concreción tajante y taxativa del gobernador de todos los correntinos sobre un aspecto crucial de la vida política de la Nación, de la Provincia y de los municipios.

 

 

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »