Lunes 20 de Septiembre de 2021

Hoy es Lunes 20 de Septiembre de 2021 y son las 14:58 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 20º
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

ACTUALIDAD

27 de octubre de 2017

Habló el dueño de 278.523 votos.

En su condición de Capataz (es decir al que no le alcanza para patrón pero que jamás será peón) de una concepción arcaica, antediluviana y feudal de la política (la que denosta de la opinión, de la razón expresada como logos, tal como la vislumbraron los primeros hombres fundantes de la humanidad) que pretende hacer un culto absolutista y totalitario del “agarrar una pala” a sabiendas que bajo tal precepto terminaríamos (como tantas veces) todos a los palazos en una mera disputa de la obediencia por la obediencia misma, desprendiéndonos de lo que nos constituye como sujetos, aleccionó a la opinión pública, mediante la responsabilidad solidaria de los que le arman o le facilitan los medios para generar opinión publicada (la misma que cuando se lo critica, esgrimen el concepto culposo, como vulgar y anodino de “hacer leña del árbol caído”) permitiéndose además brindar nuevas (en verdad son viejas, rancias, como provenientes de la concepción más elitista y recalcitrante de la “tenencia” siquiera titularidad o uso de tierras) nociones jurisdiccionales ante el Parque Nacional Iberá.

Imposible que tengamos una reforma política que pueda ir un poco más allá de cambiar las boletas de papel higiénico por las de color. Sí el candidato que se presentaba como la renovación, en cuerpo, alma y pensamiento, de la política, arropado o subido al carruaje político-partidario de expresiones progresistas o no conservadoras (al menos en título, habría que ver en historia, sobre todo la reciente) arremete contra quienes criticaron su performance electoral (este no es el punto, pero no esquivando la chiquita, mire que había tantos aspectos para señalar del crítico…) aduciendo la vieja concepción de que quiénes hacen política deben tener votos, como se puede tener ganado, camisas, o dinero en el banco, sin que esto mismo, despierte en la corporación comunicacional el más mínimo resquemor, comentario, indagación, es la prueba misma de cuán a gusto nos sentimos con nuestra sociedad cosificadora y prostitucional.

¿Es una exageración literaria? No, nos hubiese gustado. Nos encantaría estar habitando en el error y dentro de unas horas el poder reconocerlo. Sin embargo, sí en el acto más sagrado, como simbólico de lo democrático, las elecciones (el mismo sujeto, en el mismo lugar, expresó, también muy suelto de cuerpo que la democracia era solo esto, presentarse a una elección y competir, a los que hablan “armen un partido” espeto, recordando, conflictivamente su pasado reciente, dado que algo similar hubo de expresar su ex jefa política, quién lo metió, lo injertó en el PJ correntino sin necesidad que armara nada más que su sonrisa exhibiendo preseas deportivas) uno de los candidatos, días después, usa, la cesión de libertad política que implica el haberlo votado, para defenderse de una crítica, entonces estamos ante la comprobación de la política cosificada, que es mediática como socialmente aceptada, cuando no, promocionada  y avalada.

Difícil que de una sociedad así no se desprendan latrocinios tales como la marginalidad, la exclusión y se sostengan criminalidades como violencia de género, inseguridad general, falta de perspectivas como de valores y de un norte, humano e integrador que establezca una referencia a algo mucho más edificante que el hacer un pozo con un pala, por el simple hecho de hacer.

Raro, que se presente, como algo diferente, distinto, al que también hubo de hacer un culto al hacer, para a contrario sensu, denostar el pensar, el razonar, el disentir para sintetizar, tratando de generar cuña, para desde dentro del ropaje mismo o el carruaje político-partidario, del cual lo colgaron, expresar que es otra cosa, que es nuevo, que pertenece a otra generación y que por hablar en supuestos términos positivos, contagia buena onda u otorga suerte, como si fuese un chamán, de los de antes, o de las de ahora, que por televisión repiten lo mismo, son los privilegiados que tienen la vara mágica, porque un dios injusto (ellos lo presentan al revés, claro está) determinó un mundo de estrellitas (pocos, contados, a los que no se los puede criticar, a los que siempre se les debe acompañar, a los que siempre se les debe dar prensa, porque estéticamente nos caen bien, porque no nos hacen pensar…) y otro de estrellados (por lo general todos aquellos que ponemos las cosas en crisis, estamos negados, enojados, habitamos la oscuridad, la mala onda al no querer agarrar una pala, para que seamos apaleados o empalados…)

En verdad aquella frase de “cada sociedad tiene el gobierno que se merece” debe ser completada con “y la oposición que permite”. Insistimos, no se trata ni de ideologías, ni de partidos o de aspectos individuales. Se trata del sistema político-cultural que decimos elegir en nuestra convivencia; el democrático.

Trate de no morirse, dentro de cuatro años, como lo hizo hace cuatro años atrás, el capataz lo volverá a necesitar, para que lo vote, para que le vuelva a ceder su libertad política y tal vez, le gane (usará seguramente la lógica marketinera de “la tercera es la vencida” porque “nunca baja los brazos”) al que este en su vereda de enfrente.

No pregunte, ni diga nada, usted no tiene votos, en todo caso, injértese en un partido, o arme otro (esta debe ser la razón por la que Corrientes tiene más de 40), de lo contrario agarre una pala, y ojo con salir corriendo, sí el capataz algún día llega a patrón, terminará apaleado o empalado.

 

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!