Jueves 26 de Noviembre de 2020

  • 21.1º
  • Nublado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

ANÁLISIS

17 de octubre de 2017

El peronismo líquido.

Día de la lealtad peronista. Fecha nodal de la simbología del partido que nació desde el poder, y al que le resta una doctrina como un adoctrinamiento democrático. Algunos van camino a la prisión, pero no por cuestiones políticas, como las de su creador, sino por traicionar al menos la marcha, esa que se entona y envalentona contra el capital, es decir contra el agio y la acumulación. En ciertos distritos, como desde donde esto se escribe, el peronismo pasó a ser una parte de la cultura política, es decir renunció a sus pretensiones de poder (producto de una dirigencia entregadora, como obtusa y timorata) para constituirse en un salvoconducto que legitima los procesos políticos. Un peronista siempre debe estar en un lugar, en esa adaptabilidad de la modernidad líquida, en donde hasta se podría decir que tras el último gobierno peronista en Corrientes de 1973, con Gustavo Valdés, mediante su madre, alguien con parte de su yo constitutivo accede al sillón de Ferré (¿se podría haber dicho lo mismo del otro candidato que se declaraba peronista, recociendo que siquiera nunca había dedicádose a la política?) quedará en su responsabilidad histórica el implementar lo mejor de sí, que seguramente algo de peronista debe tener, como por ejemplo el priorizar la inclusividad de aquellos que están en la pobreza y la marginalidad, de aplicar la justicia social, y lograr en forma contumaz esto mismo del peronismo líquido, para sacarlo del estado de “liquidado” en que lo han situado quiénes se dicen partidarios ¡del General y de su liturgia pero hicieron lo imposible para liquidarlo.

“¿Qué significa ser flexible? Significa que no estés comprometido con nada para siempre, sino listo para cambiar la sintonía, la mente, en cualquier momento en el que sea requerido. Esto crea una situación líquida. Como un líquido en un vaso, en el que el más ligero empujón cambia la forma del agua. Y esto está por todas partes”. (Bauman, Z. La modernidad líquida).

El peronismo líquido en Corrientes, se depositó en la alianza gobernante, la cual pese a no llevar en forma expresa un peronista confeso, llevó sin embargo un peronista, indiscernible en su condición humana, desde el útero evitista que lo concibió al electo, bajo esta razón de ser que incluso lo excede y que lo destinará a resolver el desafío más grande, como estructural  que tiene Corrientes como parte del norte argentino; la pobreza estructural.

Sólo desde el peronismo, es decir de una concepción no doctrinaria, sino filosófica, que lo acerca en la actualidad a los postulados del Papa Francisco (de dar la pelea por incluir a los pobres para sacarlos de tal condición como eje del accionar político) se puede tener una perspectiva de este peronismo líquido que se reserva para sí y para sus cultores lo mejor que tiene para ofrecer, es decir su acendramiento u horizontalidad en el combate a la pobreza.

Ningún otro aspecto de la política puede estar al nivel de este postulado, que llevaran los peronistas líquidos, la herramienta partidaria (sí bien debe ser un aspecto el de fortalecer los partidos políticos en su condición de instituciones de la democracia, se deben fortalecer dotándolos de mayor democracia interna, participación, transparencia e inclusión) ni las cuestiones geopolíticas,  es decir de “ismos” o movimientos que se crean o consideren superadores. El peronismo líquido correntino, es simplemente eso, una expresión de la cultura política que hará hincapié en reducir la pobreza y en elevar los índices de calidad democrática. El gobernador electo, en su condición de peronista líquido, tendrá la facultad de hacer uso de este recurso, de hacer caudalosa este sendero del poder o estancarlo, para que la liquidez del peronismo siga en manos, no sólo de espurios personajes travestidos de peronistas, sino enmascarados de democráticos que no hacen más que garantizar que la pobreza, ni la marginalidad se reduzcan, dado que es el pingue negocio, antiperonista y antidemocrático en el que consagran sus nefastas ganancias.

   

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »