De la Democracia Deliberativa a la Democracia Desiderativa.
“El padre de familia es el gran criminal del siglo” y lo democrático su juez encubridor.

  ACTUALIDAD  6 de enero de 2017
Cruje la precaria idea de democracia puebleril que supimos concebir.
Lo afirmamos dentro de un análisis teórico, pero intentaremos demostrarlo en los hechos del día a día de la política vernácula. Las vacaciones del todopoderoso Gobernador, ha servido, al mejor estilo siglos atrás cuando el Rey viajaba de campaña y en su comarca se desataban las más desopilantes intrigas palaciegas, para que le operen (habiéndose dejado operar también) al siguiente en línea de sucesión que ya venía clamando que no lo olviden (prometiendo como lo hizo para llegar donde está, “inmolarse” políticamente) para asegurarse tal vez una banca en la repartija que se vendrá (elecciones legislativas provinciales). Lo destacable es como este tipo de sucesos nimios, evidencian la superficialidad en la que vivimos nuestra realidad democrática, que en vez de ser fortalecida por la clase dirigente (que es la que más se beneficia de ella) la percude, horada y socava, inexplicablemente.

 Como los sucesos ocurren en un tiempo muy diferente al tiempo en que se comunican y esta hipertrofia en tal vinculación, genera la idea solaz, de que los que están en el manejo del poder, pasan a resolver sus problemas más acuciantes o intrascendentes, sin resolver el problema de los más necesitan y que en teoría representan lo más granado de , tal como se entiende, en definición de preescolar a la democracia, como el mejor de los sistemas políticos conocidos, o del gobierno del pueblo, llevaremos hasta cierto límite teórico a este lugar común en donde habitamos cobijados de institucionalidad democrática.

No somos antisistema, ni destituyentes, simplemente creemos como herederos de miles de años de humanidad, que lo que tenemos no es lo mejor que nos podemos dar, y pese a los innumerables problemas acuciantes, importantes y urgentes que nos define la agenda mediática, alguna vez debemos poner el acento en este vórtice desde donde se constituye la organización social que se da en llamar el gobierno del pueblo.

Recurriremos a catedráticos, para encontrarnos en un diálogo constructivo, acerca de lo que pretendemos señalar: La idea ficcional del pueblo en primera instancia:

“Es una ficción considerar un conjunto de individuos la unidad de una multiplicidad de actos individuales-unidad que constituye el orden jurídico- calificándola como pueblo y avivar así la ilusión de que estos individuos constituyen el pueblo con todo su ser, mientras que ellos tan sólo pertenecen por medio de algunos de sus actos que el orden estatal protege y ordena” (Hans Kelsen).  

Para señalar a las claras lo que se expresó, no por más giras que haga el gobernador y su gabinete por el interior (o incluso si esta de vacaciones como podrían tener derecho a gozar, habría que ver sí moralmente es lo pertinente), jamás podrá estar presente cuando la señora Valentina, dé a luz, en el paraje Scorza Cué, por más que construyan un hospital a lado de su rancho, pues en forma inmediata esa acción a priori positiva, significará que Jorgito en Tapebicuá carezca de insulina en su Centro de Salud más cercano.

 

En una segunda instancia, estos temas que instalamos de sopetón no forman parte, ni formarán de la agenda política-mediática, por los que nos narra a continuación Pierre Bourdieu en Intelectuales, política y poder.  

“La gran tecnocracia encuentra una complicidad inmediata en la nueva tecnocracia de la comunicación, conjunto de profesionales del arte de comunicar que monopolizan el acceso a los instrumentos de comunicación y que, al no tener sino muy pocas cosas que comunicar, instauran el vacío de la rutina mediática en el corazón del aparato de comunicación. Los intelectuales orgánicos de la tecnocracia monopolizan el debate público en detrimento de los profesionales de la política (parlamentarios, sindicalistas, etc.) ; en detrimento de los intelectuales que están sometidos, hasta en su propio universo, a especies de golpes específicos- lo que se llaman “golpes mediáticos”-, como las encuestas periodísticas apuntan a producir clasificaciones manipuladas, o las innumerables listas de adhesiones que los periódicos publican en ocasión de los aniversarios, etc., o incluso las verdaderas campañas de prensa que apuntan  a acreditar o desacreditar autores, obras o escuelas.

Se ha podido demostrar que, cada vez más, una manifestación política exitosa es una manifestación que ha tenido éxito en hacerse visible, manifiesta,  en los periódicos y sobre todo en la televisión, por lo tanto, en imponer a los medios de comunicación (que puedan contribuir a su éxito) la idea de que ha sido un éxito (de allí el hecho de que las formas más sofisticadas de manifestación están orientadas, frecuentemente con la ayuda de asesores en comunicación, hacia los medios de comunicación, que deben dar cuenta de ella). Del mismo modo, una parte cada vez más importante de la producción cultural, cuando no es el producto de gente que trabaja en los medios de comunicación y cuya firma es solicitada porque están seguros de tener el apoyo de los medios de comunicación, viene definida en su fecha de publicación, su título, su formato, su volumen, su contenido y su estilo, con el objeto de colmar las expectativas de los periodistas que le harán existir hablando de ella.

No es a partir de hoy que existe una literatura comercial y que las necesidades del comercio se imponen en el seno del campo cultura. Pero la influencia de los detentadores del poder  sobre los instrumentos de circulación- y por ello, al menos por una parte, de consagración- no ha sido, sin duda, jamás tan extensa y profunda; ni la frontera jamás tan confusa entre la otra de vanguardia y el best- seller. Esta confusión de las fronteras a la cual los productores mediáticos están espontáneamente inclinados (como atestigua el hecho de que las listas periodísticas de premiados mezclan siempre a los productores más autónomos y a los heterónomos, Claude Levi-Strauss y Bernard- Henry Levi) constituye, sin duda, la peor amenaza para la economía de la producción cultural. El productor heterónomo, al que los italianos llaman magníficamente tuttologo, sobre todo cuando va por el terreno de la política pero sin la autoridad y la autonomía que da la competencia, especifica, es, sin duda, el caballo de Troya a través del cual la heteronomía penetra en el campo de producción cultural. La condena que puede expresarse contra los, doxòsofos, como decía platón, está implicada en la idea de que las fuerzas especificas del intelectual, incluso en política, descansa sobre la autonomía que confiere la capacidad de responder a las exigencias internas del campo. El zdanovismo, que florece siempre entre los autores fracasados, no es sino un testimonio entre otros de que la heteronomía adviene siempre en un campo a través de los productores menos capaces de triunfar”.

Por más que el circuito comunicacional, aceitado por la pauta oficial (los que se jactan de no tenerla, son patrimonio de quiénes han manejado el erario público durante años, que es prácticamente lo mismo) tenga como misión, instalar que conviene a los efectos democráticos, poner en crisis el concepto mismo de democracia, pues no refiere más que a una palabra vaciada de contenido y con significantes in extensos, que no referencian en nada, lo mismo preguntarán a donde buscar las órdenes de publicidad, como los votantes de los barrios más populosos, preguntan dónde retiran la mercadería cuando son visitados por sus políticos, democráticos, claro está, sin lugar a dudas, al menos semánticas. Y no está ni bien ni mal que así sea, pero al menos habría que reconocerlo o expresarlo.

Tal como sucede, en esta operación de verano que se auto-realizo (o al menos fue cómplice por omisión, dado que horas antes venía manejando la editorial de su amigo que hasta estaciona sus autos en sus cocheras) desde las usinas del gobierno, o las extensiones del gobernador, podrán ponerlo en caja, más allá de quién lo haga (el diputado que será su sucesor, como lo hizo con la ex intendente de Riachuelo) o el Senador (que atiende siempre al Pj supuestamente opositor) bien podrían sugerirle al declarante, y continuador en la línea de sucesión que relea o lea, sí es que no lo hizo, el libro que se mandó a escribir y que esgrime como patrimonio propio.

Así lo guionaban poniéndolo conceptos en su labia:

“Consideramos que el político o quiénes dedicamos nuestras energías para pretender representatividad para administrar asuntos de estado, tenemos la obligación moral de pensar en términos que nos transciendan como sujetos protagónicos, es decir lo que se da en llamar largo plazo o estar a la vanguardia de los acontecimientos…Debemos tener muy en claro que no ha sido fácil para nuestros antecesores el construir nuestra actual Corrientes o nuestra Correntinidad y en caso de haber surgido un sinfín de injusticias o de situaciones desiguales, para sectores o forjadores de nuestra historia, las reparaciones a la mismas, la haremos siempre y cuando tengamos como meta, como horizonte, un camino donde podamos aprender de nuestros desaciertos y equívocos. Dejando de lado el odio o la venganza, pero con el recuerdo fresco de los senderos truncos que hemos transitado anteriormente en el recorrido de nuestra historia, es de la forma o de la manera que podremos emprender un recorrido donde bajo la guía de la paz y de la armonía, reencausemos nuestro norte en donde hemos fallado”. (Tenemos un Proyecto para Corrientes, 2012).



COMPARTIR:
Relacionadas: ACTUALIDAD
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








Corrientes

16.1°C

Despejado

 

ENCUESTA

 
¿Que opinión posee de la gestión del Presidente Mauricio Macri?

Excelente

6,00%

Muy Buena

2,00%

Buena

16,00%

Regular

6,00%

Mala

12,00%

Muy Mala

58,00%

       
 

LO MAS LEIDO DEL AÑO

 
El negocio de la pobreza
¿Quién es quién en el concierto de la pobreza de Argentina?
Todo hecho es político.
Mano a mano con Mariano Loiácono, el trompetista de jazz que Argentina aplaude de pie.
Las mujeres al frente. La rebelión de Cherán
 

LO MAS LEIDO DEL MES

 
Espert quiere DESPERTAR al NEA de la pobreza
El presidenciable Espert alista su llegada al NEA.
Sí pudiésemos, ¿elegiríamos ponerle fin al estado?
El peronismo liberal.
Necesitamos debate político y menos fotos, actos, caminatas, afiches y posteos ratificatorios o tautológicos.
 


Comunas Litoral - El medio mas Progresista del Litoral. - © 2018 - Todos los derechos reservados


RadiosNet