ACTUALIDAD  7 de septiembre de 2016

El lechazo en la punta.

No paso demasiado tiempo desde que los productores de Río Negro y Neuquén en protesta y de una forma solidaria, organizaron lo que llamaron el “frutazo”, donde regalaron 10.000 kilos de manzanas y peras en plena Plaza de Mayo, la movida, no tuvo otra meta más que hacer visible la crisis del sector frutícola. Miles de personas aprovecharon la atípica modalidad de protesta y se acercaron para hacerse de frutas de imposible adquisición en supermercados y comercios del rubro por el altísimo costo, dicen los que saben y se repite como el himno nacional, que Argentina es un país rico pero sus habitantes pululan en el infra-consumo de las riquezas que da la tierra. Algo funciona mal ¿o no?

 

 

Los especialistas del rubro frutícola del país advirtieron la penosa realidad del sector hace tiempo, sostienen que en los últimos años los costos internos vienen subiendo mucho más que los ingresos. Los costos promedios subieron en el orden del 50 % en dólares vs. 20 % los precios. Si hasta este año la situación no fue aún más grave, fue porque los mercados internacionales acompañaron con importantes aumentos de precios.

Por ejemplo en la temporada 2013/2014 se agravó mucho la situación, porque los costos siguieron subiendo y los mercados internacionales mostraron un comportamiento inverso, entre otros causas por una sobreoferta de fruta en el Hemisferio Norte, superando records históricos, obligó a liquidar stocks a precios mucho más bajos. Además, el propio Hemisferio Norte re direccionó fruta a Brasil, afectando el comportamiento de los precios en ese mercado o La crisis macroeconómica en Europa también influyó en una demanda inferior en un 17 %. Los 3 mercados que representan el 72 % de nuestras exportaciones, devaluaron sus monedas (el euro cayó un 8%, el rublo un 140 % y el real un 16%). La devaluación de las monedas de nuestros competidores Chile (15%), Sudáfrica (20%), les permitió competir con precios más bajos o Con costos crecientes y precios a la baja, la temporada cierra con pérdidas, en distinta medida dependiendo del mercado al que se exportó.

Sobre la temporada 2014/2015, los especialistas advirtieron que los altos stocks se agravaron por mayor producción del Hemisferio Norte (+10%). La tendencia en stocks es que se mantendrán muy altos durante la próxima temporada. La crisis económica y la aceleración de la devaluación en Rusia (en dos semanas se devaluó el 75 %) pone en duda que se puedan exportar las 120.000 toneladas (20% de las exportaciones totales) que van a ese destino y no podrían redirigirse a otro mercado. La eventual caída del mercado de Rusia, tiene además, un enorme impacto financiero superior a los 60 millones dedólares , dado que parte de las exportaciones a ese destino han sido la fuente de financiamiento del movimiento de la temporada en los últimos 10 años. El crecimiento de los costos internos, con menores ingresos proyectan un escenario muy preocupante de pérdidas significativas para la actividad que rondarían los 190 millones de dólares.

En este contexto, el hoy presidente argentino Mauricio Macri, mintió en campaña, -como siempre se hace-, a pesar de chapear con el mejor equipo de los últimos 50 años (a esta altura puesto en severa duda). Dos son los grandes momentos del primer semestre de administración, a saber: salida del “cepo” y reparación histórica a jubilados. El resto es pura violación a la Constitución Nacional (caso tarifazo), por ende a las instituciones y por doble ende, todo lo contrario a sus discursos de "recuperación de la Istituciones" marketineros de campaña. Decía Macri, limosneando votos el año pasado: la soja va a bajar cinco puntos por año, porque apostare a duplicar la producción de alimentos en el país. Tenemos que pasar de ser el granero del mundo a convertirnos en el supermercado del mundo.

Sobre las economías regionales, que fuera la punta de lanza cuando salía a mentir al interior aseguraba: Argentina tiene 17 economías regionales totalmente subdesarrolladas. Desarrollándolas en su plenitud generan millones de puestos de trabajo, los cuales generarían un aumento de la producción del país monumental.

Lo que le espera a la administración de los mejores, los superhéroes de los últimos 50 años, es una protesta de los tamberos de idéntica modalidad del sector frutícola, se reunirán en Plaza de Mayo, donde regalaran leche a los nativos del país rico, que dicen que es, pero con habitantes viviendo en condiciones infrahumanas.

Por Carlos A. Coria Garcia.

            

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »