Miércoles 20 de Enero de 2021

  • 27.8º
  • Parcialmente nublado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

ANÁLISIS

17 de septiembre de 2015

Eco fue la única testigo del suicidio de Narciso

Así lo cuenta el mito Griego, que lo reproduciremos, y cómo si fuese el colmo de las casualidades que no son vistas como causalidades, miles de años después, el mismo nombre es utilizado por un espacio político, en una sudorosa comarca latinoamericana, que al parecer va camino a repetir su historia, volver a ser la única testigo del suicidio, en este caso estrictamente político, de nuestro Narciso actual (el más bello otrora, el más poderoso en la actualidad, que en verdad representan lo mismo, la sinonimia entre belleza/poder) quién al dejar pasar el tiempo sin hacer operativa su relección, volverá a la laguna, engatusado por su propia imagen, dejando a Eco, nuevamente como testigo histórica/o de la belleza de Narciso, en la actualidad del poder de 12 años más 4, sin que nadie siquiera lo pueda suceder y por ende mucho menos alcanzar en su sitial de gloria.

Narra la mitología griega la fábula de Narciso, un hombre tan bello con tantas prometidas que nunca se terminaría de conocer a sí mismo. Una de sus seguidoras la ninfa Eco, emitía las mismas palabras que las proferidas por Narciso desperdigas al viento. Hasta que un buen día, se vio reflejado en una laguna y se enamoró de su propia imagen, terminando con su propia vida, con Eco como única testigo, del brote de su sangre surgió una flor, que otorgaría efectos narcotizantes a quién la consumiera.

Sí usted sigue creyendo en las casualidades, le seguiremos espantando algunas más, pese a que sí prefiere seguir viendo que todo es casual, no habrá bosque que le parezca poblado de pinos.

Probablemente leyó, alguna declaración en el justicialismo, en donde desde un lugar se apunta contra otro sector y la piedra de la discordia parece ser el partido naranja. No se trata de historia, de coherencia, de valores, o de explicaciones tácticas o estratégicas, se trata de cómo viene sonando en diferentes sectores una fórmula, un binomio: Camau-Nora. Como el peronismo está claramente escindido por al menos dos líderes diferenciados, no confrontarán directamente, sino por interpósito partido, en este caso, el naranja. De allí que sin explicación alguna, los dos popes del peronismo se peleen por la novia nuevista, para escándalo de muchos segundas líneas que no pueden encajar en la jugada o verla en su completa dimensión.

Ante este escenario, nuestro Narciso político, tiene cada día más asumido el ungimiento de Gustavo, el Diputado Jovial, el que no parece radical anti-peronista, el más parecido a él, de acuerdo a como se vienen moviendo las fichas, no habría margen para que el segundo lugar, lo ocupe el hombre más poderoso, luego de Narciso, claro está, Perucho, quién en el último año, saco hándicap tan elevado que no le ofrecerán menos que la vicegobernación, acompañar a Gustavo.

Sin embargo, tal como le ocurrió al Narciso verdadero, al de la mitología Griega, el actual, al sólo ver su yo más íntimo (el deber ser que habita, producto de la rigidez con la que fue criado en su pueblo natal) y querer cumplir su promesa pública e institucional (seguramente también familiar, realizada ante su esposa e hijos) pueda terminar, dejando a ECO, tan sólo como una testigo de la historia. Es decir como referencia de que alguna vez existió ese ser tan bello, ese político tan poderoso, y esa ninfa que otrora se constituyó en la seguidora más fiel de Narciso, se termine evaporando como maquinaria política, ante la no presentación, ante el “suicidio político” de decirle no a una reforma con reelección, como si no pasarán “otras desprolijidades” a nivel nacional, en otras provincias, como sí fallos electorales no convaliden elecciones, como sí en caso de evitar tal acto contra su destino político, y supuestamente birlar su palabra empeñada (como si fuera la primera vez…) miles y miles de ciudadanos se expresaran en espacios públicos para decirle que no a la reelección, esas cosas sólo pasan en los sueños, y el que dice que se cumplen, todavía tiene que ganar una elección para que le creamos.

  

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s el primero en escribir uno!