Jueves 29 de Octubre de 2020

  • 17.2º
  • Nublado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

ANÁLISIS

13 de septiembre de 2015

La guerra oculta, la guerra por la dignidad.

No cuentes lo que hay detrás de aquel espejo, no tendrás poder ni abogados, ni testigos. Enciende los candiles que los brujos piensan en volver a nublarnos el camino. Estamos en la tierra de todos, en la vida. Sobre el pasado y sobre el futuro, ruinas sobre ruinas, querida Alicia. Canción de Alicia en el país, Serú Girán. Por Carlos A. Coria García.

A lo largo de la historia han pasado antes los ojos de la humanidad muchísimos episodios escabrosos de índole bélico, podemos nombrar algunos que marcaron un momento en la historia de los últimos 50 años, entre ellos se puede mencionar la firma los Acuerdos de Oslo que junto al apretón de manos de Yasser Arafat e Isaac Rabin, arbitrado por Bill Clinton daba un respiro de paz entre el conflicto bélico de Palestina e Israel que solo dejaba muerte y desolación a su paso, la foto en los jardines de la Casa Blanca, el 13 de septiembre de 1993 recorrió el mundo.

El 4 de noviembre del año 1995 minutos antes de subir a su auto oficial Isaac Rabin fue asesinado por Yigal Amir quien le disparó por la espalda, hecho que trasformaría el conflicto entre Palestina e Israel en el mismísimo infierno extremándose al máximo.

Si de paz se trata o al menos una tentativa de llegar a una suerte de tranquilidad social se podría seguir los consejos del Príncipe Verde nombre operativo del doble agente (1997-2007)  del Shin Bet que es el Servicio de Seguridad General de Israel, quien sostiene que “Israel tiene que ir a la guerra contra Hamas en Gaza, y rápido.” Ese es el punto de vista de Mosab Hasan Yousef, quien es el hijo del jefe de Hamas en Judea y Samaria, el jeque Hasan Yousef. “La política de alto al fuego entre Israel y Hamas es fundamentalmente errónea,” dice él. “Simplemente le da tiempo a Hamas para rearmarse, cuando podría y debería ser extirpado con urgencia.” Algo así como hacer la guerra para lograr paz.

Liberia desde los años 1989 a 1996 fue víctima de una guerra civil, Samuel Kanyon Doe había llegado al poder a través de un golpe de Estado y provoco que diversos grupos armados internos se levantaron contra él, Samuel Kanyon Doe  era miembro del pequeño grupo étnico de los Krahn por ese motivo los rebeldes emprendieron un genocidio sobre todos los miembros de la tribu Krahn con el objetivo de hacerlos desaparecer de la faz de la tierra y así debilitar a Doe, la guerra tuvo terribles consecuencias humanas, sociales y económicas.

En estos términos un actor principalísimo en todo este teatro de operaciones es la ONU (Organización de Naciones Unidas) que representa la supuesta unión global y cosmopolita de todas  las naciones y que muchos estudiosos del tema sostienen que la idea primera de la ONU era que se convierta en un Gobierno Mundial que de orden global. Sin embargo, en la práctica se trata de una institución muy mejorable, en particular su Consejo de Seguridad, cuya estructura hace incapaz de llevar a los tribunales a los gobernantes que violan los derechos fundamentales, declarados universalmente en 1948 como “ideal común” (según expone el mismo Preámbulo de la Declaración), y sin efectos vinculantes. A una casi interminable lista de despropósitos de esta organización internacional habría que añadir el hecho de que en su Asamblea General estén representados países que no cumplen el requisito de ser Estado de Derecho, así como los numerosos casos de corruptelas que han ocurrido en el seno de su laberíntico entramado de organismos mafiosos que operan internacionalmente con la excusa de la paz mundial.

Immanuel Kant allá por el año 1795 publica una obra política llamada Zum ewigen Frieden. Ein philosophischer Entwurf, en español Para la paz perpetua donde esboza toda una idea para llegar a la paz mundial, Kant niega que la razón humana pueda trascender y alcanzar la paz perpetua que es “irrealizable como realidad en sí”, si no es desde el plano de la moral. “…Todos sin ser todos deciden”, es una contradicción general de la voluntad, la democracia no es más que una forma de despotismo en el que todos deciden en todo y sobre todo caso, aún contra la voluntad de los que no dan su consentimiento. 

El quiebre del concepto tradicional clásico y cristiano del hombre y de la sociedad fundamentó el éxodo de aquel estado de naturaleza imaginario y defectuoso con destino a las tierras prometidas de la Libertad bajo la tutela de los Patriarcas de la modernidad. En sentido opuesto de la visión de Aristóteles, el hombre dejó de ser social y político por naturaleza como lo sostiene en Zoon politikón el Libro I de La Política. Lo siguiente fue la fundación teórica de un nuevo mundo civil con aspiración cosmopolita por vía de conflicto entre la naturaleza y la razón, resuelto a favor del dominio de la primera por la segunda.

El estado belicoso o de conflictos armados dentro de algún territorio no posee exclusividad en el doloroso resultado, la bala de una AK-47 (Avtomat Kaláshnikova modelo 1947) al menos mata al instante destrozando todos los tejidos que atraviesa pero la hambruna y el abandono inhumano que sufren miles de seres humanos matan con lentitud y agonía, la vida se va retirando del cuerpo lentamente y todos los ojos pueden ser testigos, ejemplo claro el del niño Qom de 7 años Néstor Femenía, Barbarita de Tucumán en el año 2003 que lloraba en vivo y en directo en un programa de TV de hambre, Ailin Aymara en Corrientes viviendo a 20 cuadras de Casa de Gobierno con 10 años no tiene DNI, es analfabeta igual que toda su familia y desnutrida crónica y el ultimo (conocido)  chico Qom muerto en Chaco que se llamaba Oscar Sánchez, tenía 14 años y sólo pesaba 11 kilos,  así se multiplican de a miles en todo el territorio argentino. Para ver las consecuencias de acciones violentas no es necesario mirar a Medio Oriente, con solo girar la cabeza de vez en cuando podemos ver la otra forma bélica que es tan desgarradora y grave como la otra. Es la guerra por la dignidad que no es otra cosa que el ejercicio efectivo de los derechos.

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »