Lunes 25 de Mayo de 2020

  • 23.9º
  • Soleado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

POLÍTICA

9 de agosto de 2015

ECO va a tener que rediseñar su pata peronista

Sí algún análisis se empieza a realizar en la usina del poder local (única provincia radical del país) es que el arrasador triunfo de Scioli (a pasos de un triunfo en primera vuelta) es que no sólo posiciona a Camau como probable y posible gobernable en 2107, sino que en algo más que 60 días (es decir la primera vuelta) cuando se elijan también concejales en las ciudades más populosas (Corrientes y Goya en la cabecera), el gobernador Ricardo Colombi, tendrá que sacar un conejo de la galera, para taponar otra avalancha de votos identificadas con el peronismo. Deberá interpretar que sus lucubraciones de pseudo peronismo (que le sirvieron en 2013) no le alcanzarán en esta próxima elección y sí alguna intención posee de seguir o de tutelar a quién continúe en el poder, deberá echar mano de hombres y nombres del peronismo en sus listas a concejal para evitar la sangría electoral de la nuevamente puede ser presa en pocas semanas más.

Camau, está más cerca de la gobernación, eso es un hecho inobjetable. Ricardo, por el momento, no puede ser reelecto, también lo es. Los resultados de estas Paso nacionales, auguran un panorama al menos preocupante para el oficialismo local. Claro que no es para que los opositores provinciales descorchen champán o festejen por anticipado, pero sí es un poderoso llamado de atención, para el gran elector provincial, el gobernador, quién más allá de sus asesores (tanto los políticos como los marketineros) deberá reconfigurar sobre todo su pata peronista, la que viene armando en formar diferente en cada elección. Recordemos que Ricardo es probablemente el radical que más conozca y más influyó en los movimientos del justicialismo local. Su primera gobernación la obtuvo con una alianza con los llamados intendentes jóvenes (el de Caseros que fue su vice, el de Curuzú) para luego resideñar la alianza con el pejotismo y cerrar en 2009 con la renovación(también cediéndole, en este caso al jefe renovador la vicegobernación). En la última a gobernador optó por balcanizar al peronismo y hacerlo correr en diferentes vertientes (cada una con sus expresiones políticas, un ministro, dos senadores, sindicalistas filo peronistas) regalando también el segundo cargo. Como el 2017 lo tiene encima, sin posibilidad de reelección y con la fortaleza de un Camau con la tutela de un posible presidente que además le suma votos, el gobernador debe reconfigurar su pata peronista, ahora, en los próximos 60 días. Su único ministro peronista, tanto por personalidad, como por trabajo militante, ha quedado subsumido bajo el mando del segundo hombre con más poder dentro de ECO, el presidente de la Cámara Perucho Cassani, quién no sólo logro esta virtud, de ser después de Colombi, el hombre de más peso político, sino que además se apodero del tercero en discordia, el peronista de Tigre. Recordemos que el Goyano, es de ELI (su partido propio) de extracción liberal, con prestaciones de individualidades peronistas y de otros partidos, pero que por definición de su naturaleza política, no podría representar, además de lo que ya representa, a un peronismo que le saque votos a Scioli o a Camau. Esta tarea le hubiera correspondido a su actual vicegobernador, pero el hombre de proyecto corrientes, con centenares de contratos a disposición no pudo cruzar el umbral de los 20.000 votos en las provinciales de julio, y como si fuese poco en estas Paso, su apoyo informal a Scioli, ha quedado débilmente sostenido en una relación de amistad con unos de los hermanos del presidenciable, el ex dernavaista Pepe. El electorado que tendrá que salir a disputar ECO o el Ricardismo, en las elecciones de octubre, no podrá tener una representatividad en el desarrollismo o gremialismo del vice, o en el inexpresionismo del partido del ministro, una derrota como la actual en la primera vuelta de octubre, sería un duro golpe, para las aspiraciones de ECO, de continuar en el poder, en 2017.

SÍ el peronismo no es gobierno desde el `73, es porque lo han divido, en todas y cada una de las elecciones gubernamentales, Ricardo mejor que nadie, lo sabe, porque lo ha hecho como nadie, lo que sí, no debe hesitar, no puede dudar, sí es que no quiere servirle en bandeja la gobernación en Camau, deberá hacerle entender a sus socios que en octubre tendrá que hacer ingresar a otro grupo que le brinde representatividad peronista dentro de ECO, de lo contrario será demasiado tarde, y después de octubre, y tras un posible triunfo por escándalo del Peronismo a nivel nacional, provincial y en los municipios más populosos, ningún peronista querrá estar en ECO, garantizándole así la posibilidad histórica, nuevamente, que tendrá Camau para llegar al poder en 2017.

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »