Jueves 29 de Octubre de 2020

  • 17.2º
  • Soleado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

POLÍTICA

15 de junio de 2015

Residenciales oficiales de la costanera, casillas del pueblo en la costanera

En estos tiempos electorales, se habla y mucho por las características “legislativas” (algunos la quieren acotar a la cuestión temporal, llamándolas desacertadamente “de medio término”), de reformar determinadas leyes (cabría destacar que tanto la defensoría del pueblo, como la pastoral social, han tenido la sensatez de convocar o instar a debate a los candidatos, como se propuso desde siempre en esta tribuna) lo cierto es que a nadie se le ha ocurrido plantearse o al menos indagar en la necesidad que tendría la provincia de seguir solventando y sosteniendo, la cantidad inusitada de residencias oficiales (sobre la Avenida Costanera, la más costosa y coqueta) para ministros y vicegobernador. Investigación acerca de las otras provincias del país, en donde el estado provincial sólo sostiene las residencias del gobernador y no de sus adláteres como en la nuestra. Como si fuese la necesaria muestra, cabal, de las prerrogativas con las que cuentan quienes acceden al poder, a contrario sensu, de las necesidades no satisfechas de muchísimos (ya sabemos que no contamos con datos confiables en ningún nivel gubernamental) correntinos, se ha instalado, como ilustra la gráfica, una casilla en pleno paseo recoleto, en pleno barrio de la sobreabundancia de la política, bien valdría esta elección para que se le resuelva el problema a esta familia, como para que oficialismo y oposición coincidan en “dar de baja” las casitas oficiales de la costanera, como muestra, como gesto, como señal…

Los que dicen conocer de la política y del destino, afirman que las casualidades no existen, que son manifestaciones de un orden lógico que sucede por una razón determinada y que sólo nuestra ignorancia o desconocimiento, la ven o la vivencian como fortuitas cuando en verdad son causalidades. Quizá sea la hora, que desde tantos años de esta incongruencia que nos plantea la clase política, pueda resolverse en la paradoja señalada, donde por la necesidad, llamada por la corporación política “crisis habitacional”, una familia se apostó con casilla incluida en el barrio de los gobernantes, bien podría decirse en el barrio del pueblo, pero el pueblo tiene otro significante para quienes gobiernan (Esperamos que quiénes usan tal epíteto, para dar a conocer sus obras, puedan concluirlas antes de generar tanta expectativa como viene sucediendo con Santa Catalina), en el selecto vecindario que sostenemos el millón de correntinos, para los hombres del poder correntino, a quiénes se les paga además servicios tan superfluos y visibles como los de jardinería.

Acaso quiénes de los mortales que algunas se pasearon por nuestra Costanera, no se han preguntado, porque razón, el millón de correntinos debemos pagarle el cuarto, o mejor dicho la mansión con vista y ubicación privilegiada, al empleado directo del gobernador y por ende nuestro, llamado o designado ministro.

Nosotros no solo nos preguntamos, también, investigamos a nivel país, sí en otros lugares son un puñado o innumerables las residencias oficiales, como en la nuestra y encontramos que nunca son más de dos, lamentablemente los principales actores de la política, creen que impactan en la gente sí le cambian el nombre de tal ministerio, lo suben de rango, o si le pagan políticamente al oftalmólogo de la prima de, como siempre, contribuyendo al bien común, con información, desde nuestro lugar.

 Es de conocimiento público, más no así institucional que ciertos inmuebles, apostados en la costanera de nuestra Ciudad Capital son residencias oficiales, no sólo para el gobernador, como es natural en todas las provincias de nuestro país, como veremos e incluso como ocurre para el Presidente de la Nación con la Residencia de Olivos, sino que también para ministros o funcionarios. Esta “rareza” por definirlo de alguna manera, no encuentra similitud en ninguna otra provincia de nuestro país, incluso en la vecina Provincia del Chaco el gobernador se desprendió de la residencia oficial para donar el ingreso generado por la misma a un entidad social.

Lo que precisamos, es saber cuántas son las propiedades destinadas a residencias oficiales, quiénes son las que las ocupan actualmente y cuál es el criterio de distribución de las mismas y por supuesto el gasto que generan cada una de ellas para el erario público, tanto en su mantenimiento mensual como en el caso de que se le hayan realizado reformas o restructuraciones.

Veamos que sucede en varias de nuestras provincias hermanas y veremos que en ninguna las residencias son tantas como en nuestra pauperizada provincia.

La provincia de Neuquén tiene dos residencias oficiales: una en Comodoro Rivadavia y otra en bariloche Tal vez la más conocida sea El Messidor, ubicada en Villa La Angostura. Es un pequeño castillo de estilo francés, rodeado de jardines, construido a metros del lago Nahuel Huapí, en un predio de 36 hectáreas. Fue construida por por el arquitecto Alejandro Bustillo en 1942 a pedido de la Sra. Sara Madero de Demaría Salas. Su nombre hace referencia al décimo mes del año en el antiguo calendario francés que había instaurado la Revolución Francesa y significa mes del oro en alusión a las espigas que irradian una tonalidad dorada en esa época del año. Fue comprado por la Provincia de Neuquén en 1964 para residencia oficial del gobernador provincial y ha recibido la visita de personalidades extranjeras y del país. En 1964 la provincia de Neuquén hace una oferta por la residencia, que estaba en venta, por diecisiete millones de pesos moneda nacional- que se consideraba por debajo del valor de mercado - y la Legislatura la aprobó por la Ley 388 para ser residencia oficial del Gobierno de Neuquén –condición que además impuso la propietaria- motivo por el cual para poder alojarse allí es necesario tener la invitación por parte del gobernador.

 

La Rioja también tiene una residencia oficial de su gobernador. Es allí en donde se realiza parte de la gestión, pero, centralmente, el sitio destinado a las cuestiones protocolares. Por ejemplo, esta reciente reunión entre los gobernadores Beder Herrera (el anfitrión) y el de San Luis, Claudio Poggi:

En Chaco pasó al revés: Jorge Capitanich, su gobernador, posee una residencia oficial de Gobierno. Pero en un acto de desprendimiento pidió que sea destinada a la atención de los chicos de la calle. Eso fue en 2010

Una actitud similar tuvo este año el gobernador rionegrino Alberto Weretilneck , quien quedó en el cargo luego del asesinato de Carlos Soria. No vivirá en la Residencia de los Gobernadores, según informó el diario Río Negro, sino que continuará en una vivienda alquilada en el barrio Don Bosco.

La residencia oficial comenzó a ser remodelada y el presupuesto del proyecto de readecuación tiene una inversión cercana a los 600 mil pesos. Se reconvertirá en centro de actos públicos o bien un museo. "Una decisión que ya abrió ciertos debates porque su finalidad fue vivienda para la máxima autoridad institucional", dijo el diario rionegrino.

 

Agrega que "la Residencia parece destinada a la discusión porque Soria permaneció en un hotel capitalino por el deterioro que presenta el edificio con alto valor patrimonial e histórico, argumentando la existencia de paredes rotas, filtraciones, humedad y cables sueltos. Ciertos arreglos menores se iniciaron más allá que se retiraron las jaulas de aves, construidas en el patio por la gestión de Miguel Saiz".

 

Un grupo de albañiles e internos del Penitenciario Federal comenzaron la construcción en 1922 bajo  la supervisión de la Dirección Nacional de Arquitectura, que encargó el diseño al estudio porteño Peró y Torres Armengol. Posee cuatro dormitorios, baños, salas de recepción, escritorio, un vestíbulo al frente y otro de mayores dimensiones en la parte posterior, salón comedor, cocina y despensa. Al fondo del terreno se levantan los garajes y dependencias de servicio. El amplio terreno sobre la avenida 25 de Mayo permitió el emplazamiento de un hermoso parque rodeado de ligustrinas y una verja forjada en hierro por los artesanos Carunchio. La Residencia conserva un estilo del renacimiento neocolonial con influencias españolas de corte sevillano. La concepción arquitectónica de aquellos años, con el correr del tiempo, fue adquiriendo contemporaneidad.

En Chubut el gobernador no solo tiene una casa que le da el Estado provincial, sino que en 2010 inauguró un gran jardín en un acto público, con la presencia del por entonces mandatario local Mario Das Neves. Allí fue noticia la inauguración de la estatua de una cigüeña creada por el reconocido Hernán Dompé. Así mostró ese momento el gobierno provincial en una foto y comunicado.

 

Daniel Scioli -gobernador de la provincia de Buenos Aires- tiene su casa en el barrio de Abasto, en la Capital Federal. Pero eso no es problema: el estado bonaerense le asigna una residencia oficial. Es ésta:

Las vecinas San Juan y San Luis también tienen residencias oficiales. De hecho, fue polémico que en la de los Rodríguez Saá viviera durante mucho tiempo Zulema, la hermana de los gobernadores y no el mandatario. La hermana era, además, directora del diario principal de esa provincia.

 

Gioja hasta ha alojado a los presidentes en "su" casa, evitando los inconvenientes que involucra el hecho de tener que alojarse en un hotel ya que, muchas veces, los presidentes no se quedan por eso: por no tener un lugar más privado para sus reuniones.

 

Es más la legislatura correntina atesora un pedido de resolución de la entonces diputada Guillermina Hunter que expresa lo siguiente: se solicita a la Dirección provincial de Energía que arbitre los medios para que los funcionarios que habitan en las residencias oficiales abonen como todos los demás usuarios la tarifa que corresponde al consumo de energía, ya que actualmente adeudan sumas millonarias.

La legisladora explicó “Se trata de una invitación muy formal a los funcionarios públicos que tienen la suerte de ocupar las residencias oficiales, que pertenecen al estado provincial, a pagar la energía eléctrica ya que hay unas cuentas abultadas y nadie se hace cargo de ellas”.

Nada sería más sencillo, sobre todo en términos electorales, que desde los frentes con más chances electorales, se pongan de acuerdo, para mediante una ley, terminar con semejante afrenta a la ecuanimidad y, porque no, a la paz social, esa la que se fomenta tanto como un bien logrado, pero a la que se la debe seguir construyendo con acciones como la que se propone.

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

POLÍTICA
¿El Elegido?

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »