Lunes 26 de Octubre de 2020

  • 23.4º
  • Tormenta eléctrica
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

POLÍTICA

25 de marzo de 2015

El imaginario coalicionista

Las mentiras tienen patas cortas dice el dicho popular, no hace nada que los radicales de Sanz aprobaron el ansiado acuerdo (o casi) con el PRO de Mauricio Macri y ya saltaron las térmicas, los coalicionistas, amigables y duchos a la hora de arreglar por debajo ya se desconocen. Es corta la bocha diría Ivo Cutzarida. Por Carlos A. Coria García

Mauricio en reportaje en vivo por Radio Buitre (Mitre) en el programa “Lanata sin filtro”, dejo más que claro que no se le ocurre una coalición (un gobierno compartido) con la U.C.R. de Sanz ni por error, eso estaba más que claro, Mauricio proviene del individualismo, su ego no le permite compartir ganancias, es un Faraón sin pirámide, según el presidenciable Mauricio, la idea es ir a las PASO “contra” el ignoto Sanz, quien resulte ganador será candidato a presidente en las generales, más el perdedor tendrá la obligación moral de trabajar en la campaña del vencedor más sin pedir nada a cambio.

El hombre de las festicholas onerosísimas recaudadoras para la campaña, sostuvo tajantemente: “el que gana va a conducir el gobierno nacional y pedirá o no colaboración. Esos  son los términos en lo cual lo hemos planteado” (dixit). ¿Qué nos dice Mauri con esto? Claramente que no piensa en un gobierno de coalición en donde comparten decisiones y acciones, está diciendo que él arma el equipo, él decide, él hace y deshace, él manda y nadie más. Es falso de falsedad absoluta que la U.C.R. (Sanz) va formar parte del gobierno aterrizando con “su gente” en Secretarias, Ministerios, etc. Y más aún, es falso que Sanz y su banda vayan a decidir sobre alguna política de Estado, van a quedar con -la ñata contra el vidrio, en un azul de frío recitaba Discépolo-, y en un dos por cuatro se van a transformar en oposición simplemente por despecho.

Ernesto (que no es el che) no mueve el amperímetro de las encuestas, es un jarrón de flores detrás de un placard en la vertiginosa carrera electoral, es un negador compulsivo y tranzador profesional. Don Ernesto va poner de rodillas al partido, trabajando para un candidato de las antípodas históricas de la doctrina radical, el vaciamiento de los cimientos está en proceso, la mística intuye su muerte de la mano de uno de los suyos.

Esto no es todo, Ernesto sigue la corriente del ex número uno de Boca Jrs., y contesta con chiquilladas como: “para Macri tengo un carguito en la obra pública ya que es ingeniero”. En esa paupérrima y escalofriante idiotez andan los muchachos, a este tipo de cosas se tendrá que enfrentar un país entero el próximo año.

Sanz y su tropa no tienen la más pálida idea de qué hacer con el país, según dijo en el programa que conduce Alejandro Fantino: “el gobierno con Mari va ser de coalición”, desentendido e ignorando todo a su alrededor, se entregó (y entrego) a un aliado que no lo ve como tal sino, como una herramienta de trabajo, lo va usar para repartir boletas en el interior, lo va usar y tirar como producto descartable, es que Sanz solo quiere ser figureti en un programa ajeno.

Fukuyama sentencio “el fin de las ideologías”, no creo que fuera tanto así, las ideologías, los valores siguen intactos, lo que se corroe con el correr del tiempo son las instituciones que suponíamos amalgamaban esas ideologías, son los hombres y mujeres que con el afán de llegar lo más alto posible violan sistemáticamente a las ideologías primarias que dieron origen a la institución, se transformaron en clubes de élite, de progreso económico para la cúpula.

Desde la Ciudad de las diagonales, La Plata, otro candidato presidencial aprovecho la ráfaga y salió a cruzar la “coalición” de los amarillos con los de la boina blanca, trayendo al presente la inútil y dañina “alianza” del 99 entre “chacho” Álvarez y de la Rúa, el gobernador asegura que son lo mismo de aquella época ¿terminará igual en caso de ganar? Daniel Scioli no es el Mesías del modelo “nac & pop”,   nada por el estilo y si no queda claro, le damos la palabra a Hebe de Bonafini: “Scioli hizo mierda la provincia”.

La misma línea siguió el ex y actual Jefe de Gabinete Aníbal Fernández (el que cuando aprieta el zapato gusta de viajar en el baúl de un auto) la juntada  U.C.R. (Sanz)/PRO parece estar para la chacota.

Mauricio ya se siente Presidente y anuncio con bombos y platillos que el 11 de diciembre levanta el “cepo” cambiario, ni lento ni perezoso el economista del PRO, Carlos Melconian salió a cruzarlo y desmentirlo, ya no se ponen de acuerdo siquiera intra-muros, quien sabe que les espera a los de a pie si ganan las elecciones.

Las redes sociales suelen ser caldos de cultivo e infectan la red con algunas noticias en particular, en estos días se compartió de a miles las fotos del ex fiscal Alberto Nisman rodeado de bonitas mujeres cual si fuera un sheik, ¿era Nisman un fiestero? Y si así lo fuera también hay otros, como cuando Luciano Garbellano filmo a Norberto Oyarbide con un “taxi boy” (hombre al que se le paga por sexo) en el afamado “Spartacus”. Gustos son gustos dijo una vieja y le puso dulce de leche al guiso. Pero algunos bebedores compulsivos de la ubre estatal se escandalizaron por el supuesto “peaje” que le cobraba Nisman al sueldo de su “amigo” Diego Lagomarsino, siendo práctica común y habitual en la politiquería argentina, Yeshua interpelaba a que tire la primera piedra, quien esté libre de pecados, pues nadie se atrevió; ni a soplar el polvo.

En todo este mboyeré se me vino a la memoria la respuesta que dio hace ya mucho tiempo Fidel Castro, a un periodista argentino, la charla fue algo así: -Comandante ¿Qué piensa de la situación difícil que vive Argentina?-Fíjate hijo, la solución para Argentina son 10 mil ladrillos. Silencio de campo santo. Son 10 mil ladrillos lo que lleva construir un frontón de fusilamiento.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »