Lunes 25 de Mayo de 2020

  • 22.8º
  • Soleado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

ANÁLISIS

4 de marzo de 2015

En las manos de Alfredo Aún

La vocación amplia y convocante que expresa, en todo momento ECO, padece, como contrapartida lógica, que aquellos que puedan ocupar un lugar sea en el gobierno o en las listas electorales, tengan o esgriman un pasado inmediato al menos no tan decoroso. Los eternos e indescifrables problemas de los correntinos con la luz (el calor, el consumo, los colgados, trasnea, bastianini, el anillo, o lo que fuere como excusas) podrían al menos habernos dejado para la imagen o la sensación pública de que no estemos bajo la responsabilidad de quién ocupara una cartera ministerial en el olvidable gobierno, radical, de Arturo. Pero esto ocurre, por invitación expresa de la oposición, que no casualmente vuelve a cerrar una lista de legisladores (con la desprolijidad de suspensiones y prórrogas de plazos), de supuesta unidad y que profundiza la cerrazón, la quinta cada vez más pequeña y acotada, para que el radicalismo gobernante, hasta pueda convocar a Bruzzo, aquel elector que le birló, ¿valija mediante? la gobernación al también ex Arturista, legislador que va por su reelección.

La voracidad de cargos, en donde las disputas se dan entre parientes, y en donde un movimiento nacional debe dejar contentado a las diferentes bandas de peronistas, que se escinden en primos, madres putativas o naturales, esposos y amantes, le deja toda la cancha libre al radicalismo gobernante, para que incluso pueda “rescatar” a históricos de la lista 3, como bien podría ser el caso de “Camisón Roldán”, pero esto sí bien es una hipótesis, cada vez menos alejada, no debe dejar de ver, que el proceso ya se inició con la asunción en la DPEC, de Alfredo Aún.

Don Alfredo no sólo fue, Ministro del olvidable, hasta para Ricardo, gobierno de Arturo, sino que además fue procesado por la justicia por el caso judicial conocido como “Calimboy”. La impericia política de los opositores, le deja todo el bando de la ancha al radicalismo, para que los correntinos tengamos que estar en manos de un funcionario, en un lugar clave, con semejante Currículum por no decir prontuario.

Crónica períodistica Martes 06/09/2011 (corrientes on line.com)

La jueza de Instrucción Nº5, Laura Varela, dictó el Auto de Procesamiento y la Prisión Preventiva para dos ex ministros del Ejecutivo provincial y un ex presidente del Banco de Corrientes S.A.; imputados por estafa contra el Estado provincial en la causa conocida como “Calimboy S.A”.

El Fallo de la magistrada -que ahora espera la apelación de los procesados y luego proseguirá con el Juicio Oral en la Cámara Criminal - es contra el ex Ministro de Hacienda Sergio Tressens, el ex Ministro de Producción Alfredo Aun, y el ex presidente de la entidad bancaria estatal Alejandro Retegui; que ocuparon esos cargos durante el anterior gestión del Gobernador Arturo Colombi (UCR).

Aunque estos dos últimos ex funcionario (Aun y Retegui) actualmente siguen vinculados al Ejecutivo provincial. Ambos ocupan cargos de Consejeros y Asesores económicos del Ministerio de Hacienda y el de Producción en la actual administración del Gobernador Ricardo Colombi (UCR).

El Auto de Procesamiento y la Prisión Preventiva dictado por la jueza de Instrucción Nº5, Laura Varela, alcanza también a los empresarios José Alberto y Alejandro Grané que son propietarios e integrantes del comité directivo de la empresa arrocera entrerriana “Calimboy S.A.”.

La estafa se consumó el 30 de mayo de 2006 cuando el Banco de Corrientes S.A. le acreditó un millón de pesos a la firma en concepto de préstamo a través del fondo fiduciario provincial FIDECOR, para invertir en la construcción de una planta de arroz precocido en la localidad de Itá Ibaté (Corrientes). Luego, con la investigación judicial, se comprobó que el crédito formalmente recién se aprobó el 02 de junio del 2006; tres días después de que el dinero fue acreditado. 

Pero además de las múltiples irregularidades en el proceso de otorgamiento del préstamo que detectó la Justicia, en estos años “Calimboy S.A.” jamás devolvió un solo peso del millón prestado ni tampoco puso en funcionamiento la planta de arroz precocido. 

Actualmente la firma arrocera de capitales entrerrianos volvió a declararse insolvente, le adeuda varios meses de sueldo a sus empleados, y sus propietarios ahora intentan vender la empresa.

Mientras que el Banco de Corrientes S.A. jamás recuperó el millón de pesos. La garantía original del préstamo fueron cinco camiones tasados en $300 mil cada uno, que luego se comprobó que fueron sobrevaluados por el martillero público Sebastián Vallejos.

Sólo uno de los cinco vehículos pudo ser secuestrado y fue rematado por el cual el Banco de Corrientes S.A, cuando la firma dejó de pagar, del que solo obtuvo $125 mil. Inmediatamente la entidad hizo la previsión de “incobrables” por el 100% de la operación, a pesar de que en ese momento todavía no había vencido el plazo del crédito y el saldo de $875 mil todavía no estaba caído; es decir que en ese momento no existía perjuicio patrimonial para el Fideicomiso.

El 17 de enero de 2008 el Banco de Corrientes S.A fue notificado además de la apertura del concurso preventivo de Calimboy S.A. iniciado en el Juzgado Civil y Comercial Nº1 de la Ciudad de Concepción del Uruguay, Entre Ríos. El 16 de abril de 2008 el la entidad financiera le secuestró dos camiones más a la empresa arrocera. Pero el 30 de junio de 2008 el Juez Concursal de Concepción del Uruguay obligó al Banco de Corrientes S.A. a poner esos dos vehículos secuestrados a disposición del concurso preventivo, y de ese modo se quedó sin garantía prendaria.

El origen y más funcionarios sospechados

La causa judicial se inició con una denuncia penal el 27 de agosto de 2008 bajo el expediente judicial Nº22.262/08, que a lo largo de estos tres años pasó por el despacho de varios fiscales. Finalmente fue la fiscal de Instrucción Nº5 Graciela Fernández Contarde la que terminó el proceso de investigación, y la jueza Laura Varela firmó el procesamiento de los empresarios y los ex y actuales funcionarios del Gobierno radical de Corrientes.

A lo largo de la investigación judicial se comprobó un sin número de anomalías. Por ejemplo, el préstamo de $1.000.000 no fue aprobado por el Comité de Crédito, ya que consideró una operación “riesgosa” por la insolvencia manifiesta que manifestaba en ese momento “Calimboy S.A.”.

Sin embargo el Comité de Inversiones integrado por los ex ministros Alfredo Aún y Sergio Tressens, y del presidente del Banco de Corrientes S.A. Alejandro Retegui autorizaron con su firma la acreditación del préstamo.

Pero además existen otros ex y actuales funcionarios del Ejecutivo provincial que pasaron por los estrados judiciales por esta causa. Es el caso del actual Ministro de Hacienda y Finanzas de la Provincia, José Enrique Vaz Torres; que figuran en el expediente Nº22.262/08 como “Testigo Sospechoso”.

Fue uno de los responsables de haber armado e integrado de manera irregular el Comité de Inversiones del Fideicomiso (FIDECOR) cundo Vaz Torres ocupaba el mismo cargo de Ministro de Hacienda que hoy vuelve a ostentar, y refrendó el decreto Nº308/2006 junto al ex Ministro de Producción Alfredo Aún y el ex Gobernador Arturo Colombi.

Expediente pisado?

A mediados de 2009 Retegui, Aún, Tressens y Vaz Torres, por una rarísima equivocación colectiva del juzgado de instrucción Nº5, fueron citados a declarar, pero en carácter de simples testigos. Después el juzgado ante el reclamo del ministerio público, debió rectificarse y citar de nuevo a todos. El 19 de abril de 2010 fueron a indagatoria los últimos ex funcionarios imputados Sergio Tressens y Alfredo Aún.

El 09 de marzo de 2011 -hace más de tres meses- los Fiscales Graciela Fernández Contarde y Alejandro Chain, pidieron a la jueza Laura Varela el PROCESAMIENTO de los imputados en la causa Calimboy.

 

     

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »