BUSCADOR:

¿Podrá ECO pervivir luego de la posible y más que probable ida de Cambiemos del poder nacional?

Definida como condición necesaria pero no suficiente, lo electoral, la votación, la elección, ha sido sacralizada y totemizada por quiénes, por confusión o conveniencia, transformaron esta epocalidad, esta circunstancia, esta foto dentro de una larga película, en un Agosto fabuloso, en un negocio tan grandioso para ellos, como funesto para muchos otros. Usando las experiencias totalitarias de otrora (las dictaduras sostenidas en regímenes violentos), y sin reparar en que desde la supuesta recuperación democrática o tal primavera institucional, haber reducido lo democrático a la jornada electoral, no hizo más que cosifiquemos la elección o el acto de elegir, le pongamos un número, abstracto, totalitario y cerrado a la libertad política y quedemos encerrados en este laberinto del cual solo saldremos por arriba (es decir nunca volviendo los pasos atrás, pretendiendo acudir a métodos o formas que expresen violencia o irascibilidad, mecanismo funestamente utilizado en los tiempos dictatoriales), con la urna, con el número, con la cantidad, pero agregándole, calidad, sustancia, prestancia, relevancia, una construcción o pavimentación de un sendero que sea más que una ruta, que apostrofe un proyecto de industrialización que no priorice lo humano, la conceptualización del pensar, del mundo como derrotero del lenguaje por el que somos atravesados, mucho más que por las cosas que tengamos o dejemos de tener.

24A “La fiesta del monstruo” un homenaje a Borges totalmente casual.

“¡Qué entusiasmo partidario te perdiste, Nelly! En cada foco de población muerto de hambre se nos quería colar una verdadera avalancha que la tenía emberretinada el más puro idealismo…pero como yo no dejo siempre de recalcar en las horas que el luchador viene enervado y se aglomeran los más negros pronósticos, despunta el delantero fenómeno que marca goal; para la patria, para el Monstruo; para nuestra merza en franca descomposición…En la Plaza de Mayo nos arengó la gran descarga eléctrica …nos puso en forma para lo que vino después: la palabra del Monstruo. Estas orejas la escucharon, gordeta, mismo como todo el país, porque el discurso se transmite en cadena”. (La fiesta del monstruo, Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares escriben el cuento "La Fiesta del Monstruo", en 1947, y lo incluyen en Los Nuevos Cuentos de Bustos Domecq).

La voz del peronismo.

Entrevista a Francisco Tomás González Cabañas, programa "Vamos Compañeros".

Una lectura electoral.

A cargo de Francisco Tomás González Cabañas, en el programa de Miguel Mandato, junto al Magister en administración, contador Hugo Velozo.

Cuando creemos que los españoles son gallegos (una respuesta a Francisco Rosell).

Sucedería lo mismo, sí creemos que todos los Franciscos pertenecemos a una misma orden, sea religiosa, política, o lingüística. Pero la estupidez, es universal, es decir contiene y embarga, hasta lo más granado del mundo, o quiénes se creen estar en la cima de él, y pensar, y más luego escribir, las insensateces más desatinadas, con la seguridad que se imprimirán por obra y gracia de estar allí en tal atalaya, por vaya uno a saber que mérito de la gracia humana.

Valdés y una cita para nada casual.

Apelando a su pertenencia, por parte de madre, peronista, el Gobernador de Corrientes, en el acto de conmemoración a San Martín, citó al general Perón, dejando por sentado que ya empieza a trabajar, a tiempo de descuento, para tener que convivir con una administración nacional del otro signo político, al que fustigó y que deberá de a poco, incorporar en sus discursos, como en sus acciones y porque no en un futuro político, tal como lo fue en el 2005, de la mano, no casualmente del entonces jefe de Gabinete de la Nación, Alberto Fernández, y del tampoco casual, “Frente de todos” correntino.

A mis vecinos de las cuatro avenidas.

Sí no fuese por un puñado de marginales que debieran vivir por fuera del ejido céntrico, histórico o “caté”, nos destacaríamos como Córdoba o la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde estudiamos, donde estudian o estudiarán nuestros hijos, guetos, libres de esa enfermedad, de la que nos advierten esos libros, replicados por los medios que nos convencieron que lo que nos sucede dentro de nuestras fronteras, es lo que debe ser tomado por único y por cierto.

En las manos de un dios que ha muerto.

Lo peor que nos está sucediendo a los argentinos, no se explica mediante variables de mercado, inestabilidades financieras, ni siquiera por el hambre al que venimos condenando a millones de compatriotas. Lo peor que nos está sucediendo a los argentinos, es la dinámica de la democracia. La última misa, el rito sagrado del acto electoral, al que hemos asistido y las reacciones que brindamos luego del mismo, son el testimonio cabal de qué no toleramos el devenir de lo democrático. Nuestra principal tragedia, es que no creemos en el sistema institucional en el que decimos que estamos insertos. Este es el verdadero riesgo país que se acelera a ritmo ingente. Esta es la verdadera devaluación y depreciación de nuestros valores que exceden el precio de nuestra moneda. Esta es la pobreza grandilocuente, de la que no escapamos ni siquiera los que tenemos un plato de comida, los que no lo tienen, o a los que le sobra, independientemente de cómo hayan obtenido tales recursos para estar en tal posición de privilegio.

Albertarios.

La nación se debate en estrépitos harto conocidos. La salida que nos propone la institucionalidad democrática, voto mediante, nos impele a la responsabilidad de siempre, pero en este caso, mayor, dado el contexto creciente de pobreza y miserabilidad en el que el se encuentra sumido gran parte del pueblo argentino.

Al mejor estilo de su tío “El burro”.

Sorprendió el desliz democrático e institucional que suscribió el gobernador correntino en pleno acto electoral. El agravante, es que sus dichos, fueron replicados por el vicegobernador, minutos luego, y en la misma situación, tras emitir el sufragio. Ambos, sin empacho y sin un asesoramiento acorde a la investidura que representan, se despacharon en contra del sistema electoral de las PASO. Como sí fuese poco, tal dislate de lo político como institucionalmente incorrecto, se correspondió con un análisis chato, y digno de comentarios de peluquería. Horas luego de la tropelía verbal, de la que ningún medio, ni dirigente reparó, los Argentinos nos fuimos a dormir, a sabiendas que las PASO actuales, nos evitarán una segunda vuelta y que todo se definirá en la primera ronda. Dando por cerrado, el argumento falaz de que las primarias abiertas simultáneas y obligatorias, de las que supieron servirse tanto el vice como el gobernador en anteriores oportunidades, sólo constituyen un gasto superfluo e innecesario, como sí la democracia, debiese reparar en gastos…

Corrientes

15°C

Llovizna intensa

Facebook

¿Que opinión posee de la gestión del Presidente Mauricio Macri?

Excelente

5,45%

Muy Buena

1,82%

Buena

12,73%

Regular

6,36%

Mala

14,55%

Muy Mala

59,09%