Viernes 14 de Agosto de 2020

  • 11.6º
  • Despejado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

ACTUALIDAD

28 de julio de 2020

“Conversatorio” con el filósofo Miquel Seguró.

Doctor en filosofía, autor de libros como “Sendas de finitud”, “Harto de corrupción” y “La vida también se piensa” (con epílogo de Slavoj Žižek) es catedrático e investigador. Mantendrá este miércoles 29 de julio, a las 12 horas de Argentina (17 horas de España), vía plataforma Zoom y replicado en el vivo del Facebook de la agencia comunas litoral, la experiencia del conversatorio con Francisco Tomás González Cabañas, de la escuela correntina de pensamiento.

“Cierto es que el desarrollo del lenguaje debe contar con el perspectivismo (J. Ortega y Gasset) y la dinamicidad de los campos en los que se despliega (L. Wittgenstein), pero eso no implica dar paso al uso y abuso de la hipérbole interesada. Y más en lo que atañe a lo público, que no es, ciertamente, ningún juego de palabras. A todos nos debe incumbir su buen funcionamiento, y más en tiempos en que lo más elemental corre el riesgo de ser relegado a opcional, cuando no saltar directamente por los aires. Dar la palabra, concederla, escucharla y debatirla hasta rebatirla, si cabe, no es algo prescindible para la democracia. Es el profundo nervio que posibilita la interrelación, engrasa la convivencia y permite hacer sostenible la vida colectiva” (Seguró, M. “Democracia y palabra”. Noviembre 2018. Elperiodico.com)   

 

De esta magnitud son las consideraciones del filósofo catalán que no rehúye de la dinámica comunicacional muchas veces esquiva para la filosofía. Miquel Seguró, es no solo una voz autorizada sino muy escuchada y difundida no sólo en la península Ibérica sino en todo el viejo continente. 

 

Este miércoles 29 de julio, a las 12 del mediodía de Argentina, a las 17 en el otro lado del Atlántico, se dará un nuevo episodio de los conversatorios.

 

En la irrupción de las nuevas formas del quehacer social y comunicacional que impone la restricción sanitaria (cómo único remedio o vacuna hasta ahora), la denominación de “conversatorio” como neologismo, va más allá de una denominación.  Impelidos por la misma, construimos la iniciativa de ir más allá de la entrevista clásica, el modelo del diálogo mediante conjeturas, como propuesta coordinada por el ensayista Francisco Tomás González Cabañas, de la escuela correntina de pensamiento, inicia su segunda grilla de invitados para tertulias que hacen hincapié en la política, el poder y la democracia. 

 

La experiencia del conversatorio, al estilo que propone Francisco Tomás González Cabañas, se basa en dos conjeturas, disparadores del pensamiento, de un abordaje para proponerle esa mirada al otro, que comparte una sesión de zoom (con otros que pretendan compartir por esa vía) replicados en una sesión en vivo, por la red social “facebook” de la agencia comunas del litoral, y que terminará mediante la conjetura o propuesta que finalmente realiza el invitado.

 

 

Han asistido en un primer turno a esta experiencia que propone priorizar el diálogo por sobre la respuesta, la comunicación espontánea por sobre la edición o los instrumentos cuidados pero limitantes, los doctores en filosofía Daniel Stchigel, Alberto Buela, Juan Domingo Sánchez Stop, la filósofa española Ana Lacalle Fernández, el politólogo Pablo Anzaldi, psicólogo mexicano Alejandro Segura Chávez y el politólogo Nicolás Cereijo. El conversatorio contó también con la destacada participación de hombres de la institucionalidad de Argentina, como la del embajador en Paraguay, el ingeniero Oscar Domingo Peppo y el presidente de la cámara de Diputados de la Provincia de Corrientes, Dr. Pedro Cassani, audición que registró en pocas horas, una reproducción que superó ampliamente el millar de visitas.  

 

 

   

¿Qué es la escuela Correntina de Pensamiento?

 

De acuerdo a sus integrantes lo definen como un rizoma horizontal que absorbe en su condición de tal, una cantidad inconmensurable de nutrientes intelectuales que escapan de dictados verticales. Es un lugar, indeterminado en un momento dado, en donde abrevan, se acendran prioridades políticas y sociales, que tienden a redefinir, reconfigurar algunas cuestiones instituidas que no vienen funcionando muy bien. La escuela correntina, nace en un lugar llamado Corrientes, que no casualmente, permite en su acepción ser una perspectiva de cómo entender la vida. Algo así cómo lo del principio Ubuntu, “yo soy porque nosotros somos” o el zapatista de tener un mundo en donde quepan todos los mundos, en definitiva es una corriente de pensamiento que niega la preponderancia de una por sobre otras y afirma la necesidad de que existan todas las corrientes posibles y que convivan, consensualmente. Lo único, raro, extraño, azaroso o inexplicable esta corriente, nace, caprichosamente, en una ciudad llamada Corrientes, que propone una “inseminación” de vocablos de lenguajes pre-colombinos introyectando la posibilidad de un mayor entendimeinto entre los pueblos y sus integrantes. 

 

Los conversatorios son ejercicios claves y esenciales a estos efectos, entendiendo el valor que pese a las restricciones sanitarias, mediante estos encuentros las palabras y los pensamientos, pueden cruzar océanos. 

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »