Jueves 16 de Septiembre de 2021

Hoy es Jueves 16 de Septiembre de 2021 y son las 22:00 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 20º
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

19 de febrero de 2020

Embajadores democráticos.

De acuerdo a la ley 20.957, en su artículo 5, el Presidente de la Nación, tiene la facultad de designar embajadores que posean condiciones relevantes. La comisión unicameral de acuerdos, del legislativo, debe emitir dictamen. Sin más requerimientos, la designación de los embajadores, llamados “políticos” siempre estuvo vinculado a los criterios discrecionales de cada uno de los titulares del ejecutivo nacional de ocasión.

El Dr. Alberto Fernández, sin embargo, parece estar sentando un precedente, o generando una doctrina, dentro de la política pública en relaciones exteriores.

Proponer a ex gobernadores, ex legisladores, ex vicepresidente, para que representen al país en el extranjero, es sin duda, escribir la historia de lo que podría denominarse “la democratización en las embajadas”.

 

Sí la letra de la ley indica la condición “relevante” ¿qué mayor relevancia que la de haber sido votado por la ciudadanía para administrar un ejecutivo, o representar al pueblo en el legislativo?.

 

¿Qué mayor representatividad puede tener o concitar ante el extranjero, además de la designación del Presidente, alguien quién representó a la ciudadanía en donde vivió o se desarrolla?

 

Por supuesto que dentro de la definición de lo político, a diferencia del servicio exterior de la Nación, los embajadores propuestos por los Presidentes, tendrán observaciones, de la llamada o considerada “politiquería”, de esas impugnaciones que hacen más a la parte que debiéramos superar de nuestra política de cabotaje, que desconoce principios jurídicos tan básicos y elementales como los del principio de inocencia que indica que todos lo somos, hasta que se demuestre lo contrario. 

 

Sería un dislate que una supuesta falta administrativa, alguna habladuría en una red social, o los comentarios siempre bajos y plagado de falacias, puedan o pretendan impugnar no ya el nombre o apellido de algún ex gobernador o ex legislador propuesto, sino la presente política pública, el presente precedente, o doctrina, que con este accionar, traza el Presidente de la Nación Argentina, Alberto Fernández de democratizar las embajadas o de consagrar embajadores democráticos. 

 

Podría constituirse incluso en un paradigma mismo dentro de la política internacional o de la política teórica o académica, debemos cuidar las acciones de esta magnitud que llevan a cabo nuestros gobernantes, que representan los intereses de nuestra patria, la política en el sentido faccioso o partidario, debe ser siempre un interés menor y los aspectos personales entre propuestos y objetados, jamás debieran interceder ante el ámbito político-institucional. 

 

El pueblo en el gobierno, se demuestra y ejerce por intermedio de este tipo de acciones políticas, que sientan precedente como doctrina. 

 

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!