Jueves 5 de Agosto de 2021

Hoy es Jueves 5 de Agosto de 2021 y son las 22:00 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 20º
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

INTERNACIONALES

28 de octubre de 2017

La necesidad de tener un pequeño Puigdemont ilustrado.

El intervenido gobernante Catalán logró algo que no hizo público y que tal vez tampoco, aún, apoyen la mayoría de los catalanes. Sentó un precedente, que servirá para que en algunas décadas, los mismos que hoy dicen y publican que no logró lo que supuestamente se proponía o que fracaso al intentarlo, hablarán del momento actual que habrá servido para aquel entonces. El orden occidental, pareciera irse hacia el escenario que describe el filósofo (Dugin) de Putin, quién bajo términos más o menos precisos, expresa que la división política futura (inmediata) no será bajo la lógica de los fronteras territoriales y estaduales, sino por vinculaciones, difusas como intrincadas de nacionalidades que con fundamentos atávicos se difuminarán para volver a reunirse. Para ponerlo en términos prácticos que desde nuestro muladar, tengamos en relación a las provincias vecinas, entre cuatro y cinco veces más edad o antigüedad, que contemos con la pre-existencia de una lengua (que forma parte de nuestro idioma oficial mediante ley), una religión, cultura, filosofía y cosmovisión (que podría reunirse en el apotegma de la “tierra sin mal”) no significa que tengamos que salir a pedir por una suerte de reivindicación ancestral (al estilo Mapuche) como tampoco a reunir un grupo de excéntricos que peleen por la tierra (como el ejercito del pueblo paraguayo) pero sí le podría significar al gobernador de estas tierras, las mismas que contienen a Ituzaingó como esa capital de la Nación Guaraní, que tenga elementos más certeros como dúctiles para reclamar recursos coparticipables, obras y contante y sonante ante la Nación.

Sí la política se reduce a repartir palas, a repartir lo que fuere, terminaremos o volveremos a terminar a los palazos y las palabras, siempre estarán de más, dado que serían consideradas accesorias (como en ciertas épocas los libros eran material combustible, el decir con desdén y desafecto que la política está llena de opinólogos como si fuese algo mal, es el huevo de la serpiente de una actitud o una perspectiva digna del nacionalsocialismo de antaño) incluso estás mismas.

El nudo del conflicto Catalán, como todo lo nodal en la política, es la palabra o el logos, es decir el concepto. Los catalanes, declararon su independencia, desde el momento que hablan el catalán como forma de comunicar sus actos públicos y traducen tal efecto a las calles que la vuelcan en una suerte de vindicación identitaria. Luego surgió la bandera, la estelada, como símbolo de aquello.

Con estos dos elementos, el gobernante intervenido, sentó las bases de lo que será una Cataluña formal y reconocidamente (esto es lo que aún no se logra ni se logrará, pero que necesitaba de aquello para que se dé en un futuro próximo) como nación que junto a otras marcharán hacia un nuevo orden mundial, desde lo que se está trabajando por parte de una Rusia que comprendió que luego de la guerra fría la humanidad no es conquistada con cosas ni con realidades, sino con deseos, con expectativas y por sobre todo con palabras.

En nuestro caso puntual, tenemos muchos elementos, que otros sitios del mundo deberían forzar, para al menos, auspiciar que cuatro interesados con algunos libros encima de historia, puedan constituir una suerte de junta permanente o de junta promotora para volver a confluir en la gran Nación Guaraní.

No se asuste, nunca debe asustarse de quíenes ponemos nuestros pensamientos en palabras. Usted debe asustarse de los que se asustan del pensar, de los que cuando son invitados a expresar palabras, quieren agarrar palas o agarrárselas a los palazos, que sería lo mismo.

La propuesta no va en el sentido de crear nuestra “República Aparte” que como sabrá, además es parte constitutiva de nuestro inconsciente colectivo. El poder verbalizar y trabajar a partir de esto, en una plataforma que reúna los porqué de una identificación de una Nación Guaraní, le podría servir a nuestros gobernantes para reclamar más fondos coparticipables, más recursos, más obras, más participación en contante y sonante de esa Nación Argentina de la que elegimos seguir formando parte, pero no porque no nos quede otra, dado que tenemos, para ello el trabajo que se propone, otra posibilidad.

En términos  reales, esto no significa nada (es decir para un estado provincial el auspiciar estos estudios el reunir esta información, es económicamente insignificante, pagar 4 sueldos y dos viáticos) pero en verdad lo es todo. Gobernar, a decir de Lacan es generar deseo, gobernar no es el elegir sí en el Ministerio de Desarrollo Social se repartirán leches en sachet o larga vida, sí el ministerio de educación fumigará dos veces al mes o sólo una, sí el ministerio de planificación se unifica con el ministerio de la secretaría general. Estos aspectos que parecerían las definiciones de alto gobierno, son en verdad pequeñas minutas que bien podrían quedar para ordenanzas de tercera línea o de adoradores de pala.

Gobernar es generar deseo (por ejemplo para que los pobres dejen de ser tales, sería más sencillo en términos reales, que en vez de desear consumir al nivel que la clase media alta consume bienes materiales, consuman bienes espirituales o axiológicos) y tal vez los gobernantes a asumir, tengan como destino profético el llevarnos por este sendero.

Al menos el de la provincia nació en la capital de la nación Guaraní, habrá que ver si nos marca el sendero para que caminemos alguna vez por el sendero de la tierra sin mal.

  

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!