Domingo 29 de Marzo de 2020

  • 28.9º
  • Nublado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

ANÁLISIS

4 de julio de 2017

Policiales.

Tal parecería ser la sección de la agenda, no sólo periodística, sino social y política que el destino le tiene reservado, en este período a los otrora representantes del Frente Para la Victoria, actual peronismo a secas o peronismo y algo más. Mayormente como victimarios, pero también como víctimas, los opositores provinciales, como Cemborain en Mercedes y Sananez en Santa Lucía, el primero dos veces en un año y en comercios de propiedad familiar y el segundo en la propia municipalidad y amordazando al contador de la institución, implicado judicialmente, padecieron la virulencia delictual, cayendo, casi inocentemente, en el complejo entramado del que son parte el resto de sus colegas, jefes comunales, opositores al gobierno provincial, que han tenido o tienen problemas jurídico-policiales (Capital caso Techo, Paso de la Patria caso fondo no rendido, Perugorría caso viviendas, Empedrado mal rendición de fondos) como si fuese el colmo, los intendentes vinculados a ECO “flojos de papeles” tienen procedencia peronista (Pago de los Deseos y los ex de Santa Rosa). Algunos ven, o quieren ver persecuciones judiciales y fraudes, otros, con mayor tino, apuntan a que esto evidencia la falta de preparación por parte de la dirigencia de una expresión política que no se propone arribar al poder, sino a espacios para saciar apetencias personales y les da lo mismo, para ello, acompañar a cualquier aventurero que se larga a la pista a seguir el destino del viento.

Cómo sí de una cuestión karmática se tratase, desde ciertos lugares, indican que la somnolencia que despierta las PASO (habrá que reconocerle al Gobernador su olfato político cuando se alzó contra las mismas, como cuando se expresó contrario a la elección de los diputados del Parlasur, dos aspectos que más luego el gobierno nacional de Macri, apunto y seguirá apuntando para desterrarlos o como mínimo modificarlos radicalmente) se quebrará ante una denuncia que salpicaría al candidato oficial del PJ a diputado nacional.

Usted dirá que no existe candidato oficial, que los “compañeros” repiten hasta el hartazgo que no es así, no sólo que dos líneas con sus respectivos competidores han sido bajadas, sino que, en el colmo de las santificaciones simbólicas, el correo oficial del Justicialismo es el encargado de enviar los actos de campaña que realiza el candidato preferido. Un sobrino del recordado Juan Romero, que falleció el mismo día que lo hiciera Juan Perón, en distintos años y que son, en estas tierras, conmemorados de distintas maneras y con magnitud disímil. Uno, el empresario, supo generar herederos, el otro los difuminó en la abstracción “Pueblo”, así dejo, al menos esta provincia, en manos de cualquier partido político, que no sea el que fundó, desde que ingresó a la inmortalidad, es decir, hace medio siglo.

Estos cincuenta años de Peronistas que salen en judiciales, en policiales, en espectáculos y en deportes, han conquistado las diversas secciones de los diferentes diarios, habidos y por haber. Los hay especialistas en epígrafes, en editoriales y en tribunas de opinión. Precisamente para la opinión pública que sus representantes políticos, salgan, sea como víctimas o victimarios (por más que exista una diferencia determinante entre unos y otros) pero en cualquier otra sección que no sea política, les habla y mal, de sus políticos. Le busquen la vuelta al éxito, a las medallas, a la notoriedad, a la cantata o al show, lo cierto es que más temprano que tarde, termina cayendo en el saco roto de otro fracaso electoral  para los que se presentan desde el peronismo vaciado y huero de contenido.

O el peronismo se acendra,  se consolida en su definición política, conceptual, filosófica, que es en definitiva la fortaleza de sus acciones que se sostuvieron en principios, transformándose casi en un dogma político, o deja de presentarse como tal, y los candidatos que quieran representar el éxito en sus vidas, o sus vivencias policiales, del mundo del espectáculo o del deporte, lo hagan desde esta autenticidad de representar lo que son y no de impostar algo que a la corta se nota que es mero maquillaje electoral, sección que parece política, pero que terminará en policial y la ciudadanía esto no vota, al menos desde hace casi 50 años-

    

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »