Jueves 22 de Octubre de 2020

  • 28.3º
  • Algunas nubes
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

ANÁLISIS

25 de enero de 2016

De la Sociedad al Juicio…

“Algo huele mal en Dinamarca” inmortalizó tal frase Shakespeare, mediante su obra más significativa, Hamlet. En la vana tarea que nos hemos propuesto de pensar la comunicación y de dotarla de elementos culturales que cada vez le sirven menos al individuo moderno, creemos que tal frase de advertencia que hubo de ser puesta en boca del centinela Marcelo hacia el Príncipe de Dinamarca, podría tener su correlato en Corrientes, mediante la extraña(más que nada en relación al tiempo) afirmación por parte del gobernador Correntino, a un medio nacional (a los que tan poco habitué es), en relación a la decisión de ir a la justicia para reclamar al gobierno nacional (al actual de cuál se considera parte casi fundante) por la retención del 15% a las provincias.

Al menos es raro, poco habitual y seguramente más significativo, a nivel político, de lo que podamos analizar. Se sabe del poco gusto del gobernador, de salir a realizar declaraciones en medios nacionales, y de alguna manera, las veces que lo hizo, fue en función de una táctica y una estrategia vinculado a un objetivo de estado o de alto interés político para su alianza de gobierno.

Sorprendió, sobre todo por el tiempo en donde, de acuerdo a sus propios oficiales que operan sobre la prensa, se estarían definiendo los cargos que Nación debe designar en provincia o con asiento en, y la mayoría de ellos tendría que tener el visto bueno del gobernador, según lo que aclaran los comunicados del oficialismo provincial que se copian y pegan en matutinos y webs oficiales.

Sorprendió porque el tema en cuestión, no es un aspecto menor en la administración del estado en relación a la oposición pejotista y a la historia reciente con fallos de la corte a favor de provincias que le reclamaron judicialmente al gobierno nacional anterior, y la acción de judicializar la política es de alguna manera una ruptura, una disrupción, que a menos de 50 días de desarrollo del gobierno Macrista, en medio de visitas de ministros y funcionarios nacionales, el gobernador de una provincia que en su enero meteorológicamente recalcitrante y entre chamamé y carnaval se despache con un decisión así, es por lo menos, a todas luces, llamativo.

No podemos caer en la subestimación que han realizado varios de los opositores a Colombi, a los que éste les viene ganando sistemáticamente todas y cada una de las elecciones provinciales, y considerar que el gobernador esta peleando solamente por una treintena de cargos que el ingeniero caprichosamente no le quiere otorgar, o por cuestiones que hacen a la política de cuitas o politiquería.

El gobernador, es un hombre de pasos firmes, de pasos aplomados, jamás trocará velocidad, audacia, por resistencia o certeza, es decir, sí tales declaraciones y la continuidad en la acción, es decir la judicialización del tema coparticipable nos sorprendió, eso no significa que el gobernador no haya estado evaluando esta posibilidad política desde hace tiempo. Probablemente tampoco haya sido el mundo deseable o más cómodo al haberse iniciado el gobierno de Cambiemos, del cuál en alguna medida el gobernador es o ha sido parte, de todas maneras, esto no significa que esta variante, no haya sido debidamente analizada y pensada como para lanzarla al éter comunicacional como una suerte de advertencia política.

Algo se rompió y eso, para el propio gobierno provincial, independientemente de cuanto o de cómo y porque, tuvo que ser puesto en evidencia, tomando desde esta perspectiva cierto cariz de victimización, y la chance podría estar en manos de la oposición provincial de girar hacia la derecha y cooptar el espacio Macrista, que pueda dejar en blanco el gobierno provincial, sí es que esta advertencia, separa los caminos de uno y de otro.

De todas maneras esto último no dejan de ser especulaciones, al menos muy apresuradas, lo cierto es que quiénes pensábamos que al fin Corrientes, iba a estar unificado en criterios con el gobierno nacional (de hecho el ministerio del interior nacional inició una ronda de reforma electoral con el objetivo de unificar el calendario electoral) vemos tambalear nuevamente este deseo o aspiración institucional.

Las razones, que obviamente no serán dadas a conocer por las partes, las iremos conociendo, es decir infiriendo en las acciones de unos y de otros, hace minutos socios y ahora judicializados en lo más nodal de lo institucional como el reparto de la coparticipación nacional.

  

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »