Domingo 20 de Septiembre de 2020

  • 17.8º
  • Soleado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

ANÁLISIS

4 de noviembre de 2015

La idea mercantil, de izquierda a derecha el producto está vencido.

En la disputa en la carrera presidencial ya fuera en la pasada de octubre como la contienda próxima del 22 de noviembre los candidatos y sobre todo sus equipos de campaña se esfuerzan sobre manera para marcar un geoposicionamiento forzado, colocando a los argentinos en un plano imaginario en un punto medio para que elijan entre la izquierda y la derecha, se debaten en enfrentamientos mediáticos cual de los dos candidatos es mas pueblo que otro. Por Carlos A. Coria García.

El kirchnerismo o ex como guste mejor y el sciolismo puro se adjudican las banderas de la soberanía popular, aducen que son el modelo que recupero al país del caos y por oposición lo llevaron al cosmos algo similar al mito de la creación griega.

La versión de la creación que mantiene hace 12 años el oficialismo se sustenta en la defensa brutal de los que menos tienen seguramente de esa faceta proviene lo nacional y popular, lo llamativo es que el brazo combativo del kirchnerismo como por ejemplo La Campora nunca estuvieron del lado de los débiles, del pueblo popular cuando les toco la fea, como por ejemplo en los conflictos laborales de despidos y suspensiones en; Lear, Donnelley, línea 60, Cresta Roja, Shell, Paty, Kraft, Coca Cola, el Casino, Mafissa, Valeo, Jabón Federal, Paraná Metal, AGM, WorldColor, Felfort, Kromberg, Liliana, General Mills, Baggio, Gestamp, Siderar, Volkswagen, Latin Gráfica, Ingenio Ledesma, Tercerizados del Aeropuerto Ezeiza, en las cadenas de supermercados, Pepsico, Hospital Británico, Ramón Chozas, Royal Canin, Bagley, Frigorífico Marplatense, etc.

La versión izquierdosa del kirchnerismo es decorado de fiesta infantil, son los responsables y creadores del Proyecto X destinado a perseguir y espiar a los que casualmente si están del lado de los débiles, son responsables de los 52 muertos en la Estación Once, del homicidio de Mariano Ferreyra en manos de las patotas sindicales kirchneristas, son los que aniquilan a los pueblos originarios con Gildo Insfran, los que matan a Ángel Verón en Chaco, son responsables del saqueo de la Barrick Gold con la mega minería y su consecuente contaminación, son los que entregaron la reserva de Vaca Muerta a Chevron, son los responsables de los 8 obreros muertos en el edificio de calle San Martin en Corrientes, responsables de la muerte del niño QOM Néstor Femenía, el movimiento nacional y popular kirchnerista como fundador de un nuevo mundo es una caricatura del todo en la nada.

El lenguaje es el vehículo creador y es artificial, la izquierda y la derecha es una forma de oscurecer al otro pero solo desde el discurso, es una garantía de miopía social, al kirchnerismo solo le queda la épica del cancionero de actos como significante pues todo el resto ya no tiene vida porque nunca la tuvo.

Desde el antiguo postulado que sostenía que el nombrar es crear abrió paso a las formas que decantan en izquierdas y derechas como formas de construir lo que antes se destruyo, la deconstrucción niega la ontología de las palabras en cuanto “ser” aunque conserva el “estar”. Pierden el estatus de “ser por sí mismas” pero siguen estando ahí, siguen teniendo una funcionalidad.

La izquierda y la derecha solo cobra significado en las góndolas de los supermercados cuando el elector va elegir entre un producto u otro, la política partidaria moderna es una compulsa de productos comerciales desde su génesis hasta su final.

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »