Domingo 20 de Septiembre de 2020

  • 17.2º
  • Soleado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

ANÁLISIS

23 de agosto de 2015

¡¡Política, Sin el otro??

Una propuesta-demanda de legislación. Una especie de ir al encuentro del otro para realizar una alteridad (arena política) más justa. Una construcción política en la que en palabras de la filosofa política Chantal Mouffe lo agonístico, de la puga por el poder, tenga su justa y plena realización la que, creemos, beneficiara la política y lo político. Por el Profesor Julio Paredes.

El enfoque del desarrollo humano que viene promoviendo el PNUD (programa de las naciones unidas para el desarrollo) coloca el acento en las capacidades de las personas, más que en el mercado o el Estado, como ejes del Desarrollo.

En igual sentido, el informe La democracia en América Latina plantea la necesidad de promover una democracia de ciudadanos y coloca el énfasis en el fortalecimiento de las capacidades para reorientar los enfoques del desarrollo y la democracia. Articular ciudadanía y desarrollo humano en el contexto de las nuevas condiciones sociales ya producidas por la globalización.

Creemos que en similar sentido se expresa el filosofo correntino Francisco Gonzalez Cabañas, cuando propone mediante su proyecto y su candidatura al ejercicio de la figura de la defensoría del pueblo atender a la posibilidad de hacer pedagogía para, llevar la vigencia del plano normologico a la vigencia en el plano sociológico -en términos del constitucionalista German  Bidart Campos- el ejercicio de  los derechos y garantías constitucionales.

La plena realización de la dignidad humana mediante la búsqueda del bien común es el ideal. Siguiendo el enfoque de gobernanza del Profesor Luis F. Aguilar Villanueva (2010), concluyendo que el Estado (con su gobierno y su administración pública) es necesario pero insuficiente. Es decir, resumiendo, la gobernanza es el nuevo perfil en el modo de gobernar en que gobierno y sociedad coproducen un buen número de políticas públicas. LA ANCHA ALAMEDA contra el neoliberalismo y el neoestatismo. El Profesor Villanueva resalta que se trata de un concepto de síntesis y sinergia. Ni mano invisible del mercado ni solo por los vínculos morales o afectivos de la solidaridad, confianza y cooperación de las organizaciones de la sociedad civil. En un contexto de globalización.

Teniendo en cuenta que la antigua jerarquización entre municipios de primera, segunda, tercera y cuarta categoría desapareció de nuestra Constitución provincial luego de la reforma del año 2007, al menos de la formalidad de la letra, solo nos queda cuestionar y repensar los modos de hacer retroceder y eliminar la categorización hacia el interior de los municipios que, implícitamente, pero muchas veces conscientemente, se discrimina entre ciudadanos de primera… y cuarta categoría. Lo que Schmitter (citado en Cuaderno para la democracia 1 PNUD) denomina “ciudadanía secundaria” o “segundo nivel de la política”. Este propone reforzar la democracia por medio de la institucionalización del segundo nivel de la ciudadanía, otorgándoles reconocimiento político y financiamiento público a los actores que operan en ese novel, dado que en las sociedades modernas los grupos de interés cuentan con un rol político cada vez más preponderante.  Recordemos que los partidos políticos son los encargados en el sistema político de combinar los intereses de los sectores sociales mientras que los grupos de interés articulan esos intereses que penetran en el sistema en forma de demandas.

En tanto, Arditi (citado en Cuadernos para la democracia 1 PNUD) retomando algunas tesis de Schmitter, elabora una polémica propuesta para empoderar a la ciudadanía, cuyos objetivos son reforzar a la democracia y la capacidad de intervención política de colectivos humanos organizados que no centran su campo de acción en el plano electoral. Propone: 1- financiamiento a los grupos organizados de la sociedad – que cumplan con ciertos requisitos- a cambio de regulación.

Pretendiendo:

 a- asignar un status semipúblico a los grupos de interés,

b- financiarlos a través de contribuciones obligatorias,

 c- dejar que sean los ciudadanos quienes asignen los recursos a las diversas organizaciones.

Por nuestra parte, pensamos que esto es viable a los efectos de realizar la distribución de conocimientos para la participación política y haciendo efectiva la remoción de lo que Pichón Riveire -retomando a Bachelard, lo que este denomina obstáculos epistemológicos-  el psicólogo social argentino llama obstáculos epistemofilicos, es decir, esa dificultad interna que opera en el sujeto en el proceso de apropiación instrumental de la realidad, impidiéndole interactuar con el objeto de conocimiento.

Llamamos persuasión de la espontaneidad participativa, induciendo la toma subjetivante de capacidades y habilidades cognitivas para la acción y reflexión política, a los efectos de lograr la ciudadanía social y política. Persuadir la subjetivación en y para la construcción y toma del espacio público, para realizar la co-construccion de políticas públicas y o la co-gestion de la cosa pública. Empoderar a los excluidos y aquellos en situación de vulnerabilidad para que expandan sus posibilidades de acción colectiva en el plano político y social. Distribuyendo y capitalizando -en activos políticos- compensatoriamente (con permiso del filosofo Francisco Gonzalez Cabañas), en un proceso político popular público.

Figueroa (citado en cuadernos para la democracia 1 PNUD) sostiene que es necesario introducir innovaciones institucionales en el campo de la ciudadanía. Invertir en ciudadanía es un paso previo para invertir en capital humano. Considerando a la desigualdad como un factor clave que posibilita el subdesarrollo de sectores postergados.

Martin Hopenhain (citado en cuadernos para la democracia 1 PNUD) afirma que los derechos económicos sociales y culturales buscan democratizar la ciudadanía y que existe un amplio consenso con relación a la interdependencia entre el respeto a las libertades civiles, el ejercicio de los derechos políticos y el acceso de las personas a los bienes, servicios y pretensiones que fomenten el bienestar. La ciudadanía social puede promover mayor ejercicio  de derechos civiles y políticos y de la ciudadanía, mayor será la presencia de los grupos excluidos en decisiones que incidan en las políticas distributivas.

Nosotros creemos que esta estrategia a implementar consiste en subvertir el esquema actual de formación subjetiva para la cohesión social. Cuestión ocultada, velada, nunca tratada. Desescolarizar o, al menos, quitarle el monopolio a las instituciones escolares sobre las estrategias de la distribución y adquisición de capacidades, habilidades y herramientas cognoscitivas para la participación con alcance universal. Incluso reforzando las estrategias escolares generando lo que el Profesor Paulo Freire llamaba CIRCULOS DE CULTURA.

Implementarla en todos los municipios y poblados rurales. Construyendo un espacio público que rompa las brechas entre ruralidad y ciudad en una civilidad de las actitudes; aptitudes;  conductas; de los hombres y mujeres del campo y la ciudad -y a esta en su periferia-, en esta última, para que dejen de ser periféricos. Sin eliminar las diferencias o pretender una igualación artificial. Recordemos que muchos peones rurales son analfabetos, otros tantos no terminan la escuela primaria y mucho menos llegan a secundaria.

Teniendo en cuenta que en nuestros parajes funcionan edificios escolares surge una pregunta, al  menos para el caso perugorriano; ¿Por qué en estos parajes sus pobladores no pueden gestionar los procesos comiciales -en días de elección de sus representantes-, teniendo en cuenta que tienen que ser trasladados de sus lugares de residencia para sufragar?

Pensamos que un instrumento legal al que deberán adherir todos los municipios es una herramienta necesaria pero no suficiente para transformar una realidad social-cultural históricamente construida. Pero constriñe e institucionaliza tal cuestión. Convencidos de que tal esfuerzo servirá para finiquitar las discusiones estériles, reivindicando la dignidad humana a través del establecimiento de puntos de partida justos de autonomías subjetivas que realicen proyectos colectivos.

Demandamos al sistema político provincial y, a través de este, a los sistemas políticos locales y sus ambientes, en los cuales están incluidos los lectores de este texto, a apoyar esta iniciativa de legislación y practica.

 

Aguilar Villanueva, Luis F., 2010, Gobernanza: el nuevo proceso de gobernar, Fundación friedrich Naumann para la libertad, Ciudad de Mexico.  http://diplomadocedes.flacso.edu.mx/repositorio/documentos/Aguilar-Gobernanza-Nvo_proceso_de_gobernar.pdf 

Graglia, J. Emilio, 2012, En la búsqueda del bien común: manual de políticas públicas. Bs. As. Konrad Adenaur Stiftung. http://www.kas.de/wf/doc/kas_31075-1522-1-30.pdf?120522223206

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, 2007, Cuadernos de gobernabilidad democrática   1: Ciudadania y Desarrollo Humano, siglo XXI editores s.a., Argentina. http://www.bivica.org/upload/ciudadania-desarrollo-humano.pdf.

imagen de otredad https://www.google.com.ar/search?q=imagenes+de+otredad&espv=2&biw=1024&bih=499&tbm=isch&imgil=apiIaXO5nvIOuM%253A%253B1uSzH6bFljBUDM%253Bhttp%25253A%25252F%25252Fdefinicion.de%25252Fotredad%25252F&source=iu&pf=m&fir=apiIaXO5nvIOuM%253A%252C1uSzH6bFljBUDM%252C_&usg=__BsIMaIrp8yx7sTgcoF9pm_aTQho%3D&ved=0CDUQyjdqFQoTCIXi37OMu8cCFUmMkAodU_YE-w&ei=E5XXVcWMG8mYwgTT7JPYDw#imgrc=c0nPseHB4Gi8UM%3A&usg=__BsIMaIrp8yx7sTgcoF9pm_aTQho%3D.

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »