Martes 20 de Octubre de 2020

  • 35º
  • Soleado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

ANÁLISIS

16 de agosto de 2015

Después de la tormenta debemos construir la calma

Una caja de herramientas para la construcción de la paz social se debe co-construir. La política como artefacto indispensable en una nueva relacionalidad humana, de los humanos entre si y de estos en la y con la naturaleza. No hay siglo veintiuno sin diecinueve y veinte. Por el Profesor Julio Paredes.

No se puede pensar un pueblo en el siglo XXI con un pensamiento y acción del siglo XIX o del siglo XX. Por la sencilla razón de que todos esos siglos, inclusive, son vestigios de un desarrollo que nunca es lineal como nunca es siempre progresivo. Así como tampoco podrá existir un nuevo siglo sin lo aprendido en el tiempo histórico. A veces se avanza y a veces se retrocede, se desarrolla y se produce un declive y se vuelve al desarrollo. El escenario de globalización imprime cánones y directrices de praxis muy variadas y complejas. Los actores políticos y sociales de las municipalidades y ciudades están obligados y empoderados para actuar de oficio en conformidad con las nuevas ideas y posibilidades de acción que les brinda la teoría y la práctica filosófica-cientifica política, jurídica, económica, financiera. Muchas veces y en la generalidad de los casos, los municipios del interior -del interior- no cuentan con los recursos económicos, materiales y humanos para tan excelsa realización. Pero de la misma forma que los primeros homínidos no contaban con las herramientas necesarias al descender de los árboles y comenzar a desandar los caminos de la vida en una postura herguida, las herramientas fueron construidas mediante la capacidad de conceptualización y abstracción, las experiencias de prueba y error y, porque no, de la casualidad. Lo indispensable para la transformación de la realidad es la misma transformación del pensamiento que también es acción. Es necesario parar la pelota un segundo y pensar en cómo hacer para pasársela al compañero con mejor perspectiva para encarar hacia el gol. Y la política a veces con sus avatares no suele dar esos tiempos, porque los rivales aprovechan para hacer su propio juego en la intención de ganar el partido y coronarse campeón. A veces sin saber qué hacer con el eventual título. Ahí es cuando los que aparentemente no juegan deben jugar el partido. Ahí es cuando la tribuna debe convertirse en protagonista y direccionar, influir, incidir en la realidad.

Resulta que está en juego la plena realización de la dignidad humana. Hay coincidencia en que a través del bien común se logra ese objetivo. Apelamos a la construcción de un nuevo tipo de ralacionalidad-humana que conduzca las ideas y metodologías hacia aquellas miras. Todo dentro de la democracia y nada fuera de la democracia, parafraseando a un ex Presidente de la Nación Argentina, todos lo conocen.

Que el árbol no tape el bosque, el árbol es este proceso electoral tan inundado de “cosas” que muchas veces no permite ver con claridad las propuestas de los candidatos. Pero siempre la política en tensión con la economía, queriendo la primera primar sobre la segunda según la idolología, claro, de los candidatos, ya el lector se dará cuenta de que candidato/s hacen “descansar” a la segunda en la primera.

Imbuidos de la creencia en que mas política es necesaria para cambiar la realidad así como mas “formación” es necesaria para mejorar la política. Entonces militar en política y militar en la formación para realizar una mejor militancia política es el gran bosque que tanto la tribuna como los que están en la alfombra deben considerar, al fin y al cabo estamos todos en el juego, aunque tengamos nuestro corazoncito en algunos colores, el arco iris es precioso por su diversidad y amalgama. La sal de vida local es la cultura civica-politica así como la sal de la vida de una gran nación es una gran autonomía local. Las grandes y buenas instituciones no nacen de un repollo, para que nazca el repollo hace falta trabajo, recursos, voluntad y, sobre todo, hay que tener apetito (dirigirse a algo, pretender). Es necesaria una gran caja de herramientas para construir un gran artefacto y para poseer esa caja de herramientas es necesario crear las herramientas. Se trata de un proceso que debe ser enriquecedor para las sociedades que se animen a hacerlo, un proceso que seguramente acarreara conflictos y disputas a los que hay que enfrentarlos, no son el miedo paralizante o la comodidad los recursos para encarar ese proceso. Mas bien, uno busca la comodidad porque no está cómodo y, uno no debe estar cómodo si ya logro su comodidad individual, seguramente, fuera de los límites de su propiedad, la realidad estará incomoda y, habrán muchos que buscaran esa comodidad, e inclusive, por malas formas.  Ahí es cuando los valores de Justicia, Solidaridad, Cooperación, etc., son necesarios para lograr la tan ansiada paz social. Preconamos por que salga el sol lo antes posible y que el arco iris sea un símbolo que anuncia tiempos mejores. 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »