Lunes 26 de Octubre de 2020

  • 22.4º
  • Nublado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

POLÍTICA

4 de abril de 2015

De encuestas a Stalin y del rivotril a la violación.

Se avecina sin más preámbulo la semana de las encuestas, los números marcan terreno en la arena política cual si fueran el oráculo de Delfos. Los profesionales del arte de recabar información, posturas y decisiones que tomaría cada argentino cobra relevancia en tiempos electorales, los estudios que aproximan un hipotético resultado son amados u odiados según beneficie o su antónimo a cada candidato. Al que parece no interesarle los datos es al Ministro de Economía Axel Kicillof conocido en la vida intestina del gobierno como “el soviético”, quien sostiene que el gobierno no mide los datos de pobreza por considerarlos estigmatizantes. Por Carlos A. Coria García.

Lo bueno que tienen los tiempos electorales es la creatividad, la propaganda, el marketing con la que nos sorprenden el cúmulo de candidatos, partidos, frentes, rejuntada y otras yerbas, se me viene a la memoria el glorioso eslogan -pero sin dejar de ser hueco y una tomada de pelo- “Picó, picó en punta” en los tiempos en que el patrón de estancia era el rey Arturo donde los caballeros de su mesa redonda pronto se pasarían a las filas del enemigo (o del que paga mejor).

Algunos números dan indicios de una goleada monumental en la competencia en las PASO de Mauricio Macri sobre Ernesto Sanz, de cada diez personas, siete votarían a Macri y tres a Ernesto Sanz, una masacre al estilo Kill Bill, era previsible ya que el radical hoy mas amarillento que rojo no tiene mucho que mostrar, siquiera un plan de gobierno. Al fin y al cabo la profecía se cumplirá, Sanz pondrá a una parte de la U.C.R. a disposición del engendro macrista en las generales.

De todas formas el “milico” Oscar Aguad (el que hizo desaparecer como por arte de magia 60 millones de dólares en Corrientes) perdió su pata PRO en Córdoba ya que Mauricio Macri presentaría candidato propio, ni fu ni fa, acuerdan pero no, todavía no se dobló que ya se rompió. Mientras Gerardo Morales hace un curso intensivo de alpinismo para “colgarse” de donde pueda en las elecciones en Jujuy. Sergio Massa resulta ser el más perjudicado en los movimientos que hacen los contendientes, se le fueron varios peones (o señores del conurbano) y en términos bursátiles está “bear”, el Frente Renovador se desintegra poco a poco.

Mientras tanto la presidenta no descansa y su mejor política es “el hacer” más que “el hablar” y presento varias medidas para motorizar el consumo con la tarjeta SUBE, la garrafa social y en electrodomésticos como lavarropas, heladeras, etc., siempre vienen bien para la familia lastima, que se precisa energía eléctrica para que funcionen y cuando la hay es de calidad tan mala, que estropean los artefactos, me refiero a la comarca (Corrientes) claro.

El polifacético Ministro Aníbal Fernández, fue víctima de un mal trago en sus conferencias de prensas callejeras en la semana, a propósito de lo que dijo la presidenta en su cadena nacional con respecto a que la madre de un ministro toma medicación por las reiteradas malas noticias que ve en la televisión (refiriéndose a los grupos hegemónicos “la corpo” y Cía.) y así de repente se apareció Marcelo Novillo, padre de Adrián (quien fuera asesinado por una patota a la salida de un boliche en Quilmes) increpo al Jauretche new age; “usted que puede, dígale a la Presidente que yo también tomo Rivotril porque espero todos los días a mi hijito y nunca llega".

Eugenio “Nito” Artaza, por estos días está en boca de muchos, casi de todos, es que es un radical díscolo por llamarlo de alguna manera, lo fustigan porque jugaría por fuera del partido en la próximas elecciones en Corrientes, lo llamativo es que quienes hablan sobre el tema supieron jugar por fuera también, “fundando” un partido de lo más berreta y hoy caduco y antes que cante el gallo, se pusieron a las órdenes del señor feudal, chupamedias profesionales, cebadores de mate, que les traerá seguramente algún provecho que se derramara de la ubre estatal, como siempre.

"La violación es menos grave que el aborto", sostiene el cardenal Giovanni Battista Re, prefecto de la Congregación para los Obispos en el Vaticano, automáticamente me remite a esa particular calificación que supo hacer el ex Ministro de la Corte Argentina Raúl Eugenio Zaffaroni cuando siguió en un polémico fallo a su colega Carlos Alberto Elbert, en el hecho la victima del abuso fue una niña de 8 años y acordaron: “el único hecho imputable se consumó a oscuras, lo que reduce aún más el contenido traumático de la desfavorable vivencia para la menor”, refiriéndose al caso Tiraboschi, Julio E. recaídos en la Cámara Nacional Criminal y Correccional, sala 6ª, 26/04/1989. (Ernesto Tiraboschi era un portero que se hacía practicar el sexo oral en un bañito del edificio, cerca de donde se tiraba la basura, la nena tenía 8 años en el momento de la denuncia, pero 7 cuando el hecho empezó.)

Sandra Arroyo Salgado (ex esposa de Alberto Niman) por algún medio ha dicho en las últimas horas que la Diputada Nacional Diana Conti “le manda mensajes de textos a mi hija de 15 años”. La diputada Conti tiene una extensa vida dentro de la politiquería argentina, entre otras cosas, fue miembro del gobierno de la “ALIANZA” de 99, pero entre sus pergaminos se la recuerda por confesar que es “stalinista” y por su frase célebre “Cristina eterna”, Conti sueña con un escenario de eternidad en el poder de cualquier runfla a la que ella adhiera, su visión acotada del “stalinismo” que profesa se lo manda, pero reprime otro mandato, como trabajar arduamente para destruir y hacer desaparecer el parlamento y al Estado en su totalidad e instaurar el gobierno del proletariado, pero resulta que ella es una congresista “stanilista”, es otra bebedora del pezón estatal y eso la pone en situación de espada de Damocles (hago desaparecer al Estado según manda mi ideología o miro hacia otro lado y sigo cobrando la dieta). La distinción entre un estado democrático liberal, y un estado organizado como el alemán nazi, o la Rusia stalinista, no es sólo un problema de derecho positivo, sino un problema de ética, que nos permite distinguir entre ambos.

En la comarca (Corrientes) la cuestión gira en torno al almanaque, es tierra germinada por el derecho del más fuerte, una sola voluntad decide cuando los ciudadanos pueden ejercer el derecho al voto, derecho que se materializa con la firma de un papelucho.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »