Martes 10 de Diciembre de 2019

  • 22.8º
  • Despejado

Archivo de Noticias

BUSCADOR:

Edición 2019 de las distinciones “Comunas del Litoral”.


El viernes 29 de noviembre, tanto en Resistencia (salón Asturias, hotel Covadonga) a las 10 de la mañana, como en Corrientes (Jockey Club) a las 20 horas, se llevarán a cabo las sendas ceremonias, que distinguen la labor de los políticos y funcionarios, promoviendo, alentando y consolidando el vínculo entre representantes y representados, que en el vecindario latinoamericano crepitan al son de las vacilaciones de crisis recurrentes. “Fue determinante en esta edición 2019, para establecer las premiaciones, los dictámenes e informes que solicitamos a instituciones con las que trabajamos concomitantemente como la Academia internacional de ciencia, tecnología, educación y humanidades, cuya presidencia recae en el profesor valenciano José Hoyo, la agencia ciudadana con sede en Colombia, por intermedio de la subdirectora Merceditas Beltrán Flétscher, y la participación de académicos de universidades españolas y argentinas” expresaron los organizadores.

Schitgel y Segura Chavez dos intelectuales que marcan tendencia en el mundo hispano.

¿Cómo conociste al Dr. Stchigel?
La verdad es que por cuestiones de distancia no lo conozco en persona, tengo un par de años agregando y siendo agregado en Facebook por personas con interés intelectual. Si mal no recuerdo yo le envié solicitud y de inmediato el Dr. con bastante inteligencia respondía a mis post en Facebook y yo a los de él. Me comentaba que tenía algunos libros, lo cual me pareció muy interesante ya que por muchos años he sido comulgante del pensamiento psicoanalítico –no ortodoxo- entonces me interesaba su trayectoria y pensamiento. Yo ya pensaba invitarlo a redactar en mi web teoriaenpocosminutos.wordpress.com. Ya que me parecía un sujeto muy particular, un Doctor en Filosofía con sencillez e inteligencia no se ve casi en ningún lado, es decir, Daniel me parece un sujeto con los pies en la tierra y que le da más valor al conocimiento que los títulos académicos, algo que pocos comparten.

Poder y democracia el juego de seducción de la política actual.

Al poder no se lo puede dimensionar, o definir, como un objeto específico o determinado. Tampoco diseccionarlo como una energía o tensión que guarde reposo por un tiempo tan extenso como para ser terminantemente sopesado. El poder, en términos concretos y específicos de la actualidad, está y no está en la democracia, ni siquiera por un fallo de esta como sistema, sino por definición lógica de lo que es el poder, sin embargo en este juego, quién cree detentar ese manejo del poder, la clase política (no como clase, sino como grupo de quienes lo administran), aún sabiendo que por más que tenga las validaciones legítimas de lo democrático, debe seguir haciéndole creer a las masas que representa, que tiene ese poder, que detrás de la democracia, está el poder, por más que sepa que no es así y que jamás lo será.

Jaime Gálvez en Esquina.

Referentes de los partidos De la Victoria y Confluencia Correntina celebraron su día y reafirmaron el valor de la militancia en Esquina.

La “República de Corrientes”, antiperonista, conservadora y radical.

Para la liturgia del peronismo (que bien podría definirse como la filosofía política de gran parte del pueblo Argentino), el 17 de noviembre es una de las fechas centrales en el calendario de la maquinaria de poder, simbólica y nacional en que se ha transformado la doctrina del general y su compañera Eva, que tiene en Corrientes la plaza en donde la excepción confirma la regla. La tierra sin mal, la del chamamé y el carnaval, no sólo que no podría ser catalogada como una provincia en donde se vote al peronismo (de hecho, esto no sucede desde 1973), sino que bien podría constituirse en la “República de Corrientes, antiperonista, conservadora y radical”. Tanto en virtud de sus detractores declarados, como de los que dicen, ser o sentirse parte del ideario que imprimió e imprime, el peronismo en la Argentina, salvo en Corrientes, al menos en los últimos cincuenta años.

El poder judicial como sostén legítimo-legal de las democracias actuales.

La última ratio de nuestras democracias occidentales, no están a resguardo en el poder judicial, en todo caso, el poder judicial es la principal razón por las que aún, países con niveles escandalosos de pobreza y marginalidad, se mantienen en una legalidad-legitimidad-democrática, este principio, de injusticia, neta y abyecta, es la criminalidad más grande, que en nombre de la democracia, tres poderes del estado, con la principal responsabilidad del judicial, le perpetran a diario y en lo cotidiano al ciudadano, con la perversidad de hacerle creer que debe direccionar sus protestas al legislativo y ejecutivo, porque son los que supuestamente elige con su voto, cuando en verdad es al revés; al primer lugar que debe peticionar un ciudadano al que su sistema de gobierno lo subyuga a niveles pauperizados de civilidad e inequidad, es al poder judicial y de acuerdo a lo que este dictamine, actuar en consecuencia.

Ni Patricia ni Rubén, la banca sería para Esteche Vivona.

Tal como todo lo que ocurre en el peronismo correntino, las prendas las sueltan los radicales u oficialistas encaramados en el poder provincial hace décadas. No fue suficiente que el grupo de intendentes del “Norte grande” se sacaran la foto con Gustavo Canteros, a pedir de la operación implementada por Ricardo Colombi tras la derrota de Macri, sino que el propio senador, a cargo del poder político (mientras el gobernador pasea por Europa) lanzo lo más lógico que podría hacer el llamado “peronismo correntino”. El tema es que, no se trata de que se hace o se deja de hacer, sino en que momento y bajo que determinación. Nuevamente Colombi, alecciona a la clase política, y por ello, a la ciudadanía toda, a quiénes nos tiene, debajo de su alpargata.

La rebelión institucional se dio en Bolivia.

Mientras Chile arde, en Bolivia se expresó (renuncia de Evo Morales mediante) el síntoma acabado de un sistema, que en su misma plenitud, brinda treguas momentáneas y oportunas, como la otorgada en Brasil, para que la “claqué” política, supuestamente más cercana a los intereses populares (hasta dentro de los propios narradores existen controversias nominales para reconocerse como populistas, progresistas, de izquierda o anti-sistema) renegocie sus condiciones, liberaciones de líderes mediante, o sosteniendo la normalidad o salubridad del republicanismo-democrático, elecciones mediante, como lo sucedido en Argentina y tal como se apresta a suceder en España.

Geopolítica en la Universidad de la Cuenca.

Se realizó una conferencia-debate sobre geopolítica y relaciones internacionales con amplia asistencia en la Universidad de la Cuenca Del Plata en la ciudad de Corrientes este jueves 7 de noviembre, parte del ciclo de charlas "América Latina en la disputa global: la nueva geopolítica de un mundo en cambio" brindadas por el director de www.dossiergeopolitico.com Carlos Pereyra Mele.

Del principio de inocencia y de independencia del poder judicial. (Por Viviana Verón de González Cabañas. Abogada).

Tanto la Declaración de los Derechos Humanos como la Convención Americana son claras y explícitas en cuanto a sostener el principio de presunción de inocencia. Acendrado en máximas del derecho como “in dubio pro reo” y “onus probandi” la consagración de esta formulación metodológica (dado que no deja de ser tan solo esto mismo) del derecho a la defensa, surge como reacción a un estadio anterior en el campo del derecho penal, en lo que se dio en llamar el proceso inquisitivo. Transcurridos siglos de aquel entonces, y tras los desequilibrios que producía el uso y abuso del mecanismo modificado, de un tiempo a esta parte (luego de las aberraciones que Occidente perpetró sobre sí mismo en la segunda guerra mundial) consideramos, en el campo del funcionariado político (exclusiva y excluyentemente al que accede haciendo uso de la soberanía delegada o del sistema representativo, mediante lo electoral) que se reinstaure lo que se dio en llamar “juicios de residencia” que consistía en precisamente lo contrario de lo que se sostiene en cuanto a la presunción de inocencia.