Martes 14 de Agosto de 2018
Logo

15°C

Despejado

Archivo de Noticias

BUSCADOR:

La gran mayoría de los jóvenes son de ECO y aún no lo saben (y todavía no votan).

Partimos de la base que la oposición política (al menos la representada en la legislatura) en Corrientes, no gobierna desde 1973. No expresamos esto a ningún otro efecto que tenga por dar por sentado un dato objetivo, es decir no estamos esgrimiendo una chicana en términos políticos o un sarcasmo editorial. Podemos inferir de esta realidad estadística, que sí algo no sabe la oposición es ser gobierno, acceder a él, democracia mediante, por intermedio de la conquista de votos o la seducción del electorado. En verdad bien podríamos hacer una salvedad expresa. En el año 1992 se ganó una elección a gobernador, se obtuvieron mayor cantidad de votos por parte de esta oposición, que se acendra centralmente en el peronismo, pero como el sistema electoral era indirecto, por subterfugios leguleyos, la voluntad popular, su deseo, no se tradujo en que llegara al gobierno el mismo, por tanto se interrumpió la democracia en tal entonces tal como la entendemos. Siquiera esto, pueden recordar los ahora representantes del significante extenso en que se puede definir al peronismo correntino, al menos el que anida en el legislativo.

¿Debe el hambre esperar al próximo turno electoral?

¿Debe ser alimentado el estómago, famélico del carenciado, con la expectativa que mórbidamente le sobra al fenómeno democrático? ¿Debe volver a reunirse el criterio, ahora disperso, del espacio y el tiempo, para que ambos converjan en una humanidad que no repare en tan abismales, crecientes como inalterables y sempiternas, desigualdades entre pares, en lágrimas que se le enajenan a ciertos cuerpos que se mutilan por la inanición que terminan en las costas sobrantes de los que abotagados por tantos estímulos, pierden su humanidad y su razón de ser, empachados en el enfermizo atracón de lo que le sobra al ser, o lo que podría generar toda una definición metafísica en sí misma, como el ser sobrante?. ¿Debe la democracia, ser mejorada, mediante el voto, por intermedio de lo electoral, tal como se nos brinda, presenta y ofrece, desde una contemplación en donde el derecho a la opción es más prioritaria que el derecho a no morir de hambre, o que esos otros, que no hemos sido por casualidad, lo hagan a vistas de nuestras elecciones secundarias?.

Las cripto tarjetas en el mercado financiero: una realidad global ascendente.

Sin dudas en la nueva Era Tecnológica por la que estamos atravesando en el mundo global, con una mayor o menor grado de injerencia dentro de los Estados-Nación, a ritmo vertiginoso se llevan adelante nuevas formas de comerciar en el mundo financiero a través de las criptomonedas, criptodivisas o criptoactivos, ahora también se suma otra interesante forma de intercambio comercial: las CriptoTarjetas.

Lorenzetti 2019.

“Sobre los tarifazos, sobre la situación inflacionaria, sobre lo que supone el ajuste acordado con el FMI. Hay que darle un tiempo para que esa crisis de legitimidad se ponga en curso y hable por sí sola. Y ahí sí tiene que aparecer el discurso… El misterio es el "clic". El misterio es el momento de la ruptura de la legitimidad. El momento en el que hay un desplazamiento en los sujetos y no se sienten más representados. Y en ese momento es cuando tiene que aparecer la práctica articulatoria de lo político. En efecto, el relato del sufrimiento no es suficiente”. (Alemán, J. Entrevista “Las cosas del poder”. Tiempo Argentino. Julio 2018)

“Es ambivalente y difusa la posición de Valdés con respecto al aborto”.

Así lo expresó el diputado de la nación (mandato cumplido) Walter González Cabañas, quien presidiera en tiempos del divorcio vincular, la comisión de legislación general, granjeándose, mediante la tenaz oposición a lo que finalmente sería ley, la consideración y la referencia de los más altos capitostes del catolicismo, siendo recibido en audiencia particular por el entonces Papa Juan Pablo II. “En el orden político internacional, el día de la votación por el aborto, que auspició y que propala el Presidente Macri, nuestro país terminará de enlistarse en la vereda de quienes defendemos la vida ante que el precio o el costo de las mismas o en donde el mercado y el capital le ponen el precio, mediante la supuesta libertad a las vidas, prescindiendo de muchas de ellas mediante la práctica médica del propiciar la muerte o generando mayor pobreza y desesperanza. No alcanza con que nuestro gobernador, alineado al gobierno nacional, se manifieste, mediáticamente, duranbarbisticamente, por las dos vidas o por los valores católicos que son la base de nuestra sociedad. Valdés debiera comprender que necesita ponerse al frente, ante el propio Presidente, para que junto a los legisladores nacionales, nuestro país no cierre filas con el eje del capital, como otrora se denominaba al eje del mal, en donde el precio prevalece sobre cualquier otro valor”. González Cabañas adelantó que trabaja en una audiencia con el Papa Francisco, en la que se integrarían otros dirigentes y referentes de la región.

La justicia le cuesta un Perú a la democracia.

Para los incautos o para los parroquiales que no puedan apartar la mirada del árbol, del foquismo de lo inmediato, hace pocas horas en la República del Perú, tras movilizaciones populares de magnitud, el congreso aprobó (por unanimidad) la renuncia de seis integrantes del Consejo Nacional de la Magistratura. En Brasil las idas y vueltas, también judiciales de la causa “Lula” determinarán la suerte de tal ejecutivo que se elegirá o por el que se optará en meses. En Argentina, la crisis económica que no desemboca, aún en una crisis política, azuza, desde sectores de la oposición la figura del presidente del Superior Tribunal de Justicia, Ricardo Lorenzetti, como una suerte de salvaguarda institucional. Por no hablar de lo que ocurre en provincias como Corrientes, en donde la CIDH instó a la justicia argentina, mediante resolución formal que revea la situación judicial de un ex gobernante que denuncia persecución política, vía poder judicial. En ningún caso, en ninguna aldea democrática, el poder judicial, recibe en sondeos de opinión o encuestas, un apoyo que llegue, que orille a más de un dígito de aprobación, por parte de la ciudadanía, que por unanimidad ya tomó una posición con respecto a este poder del estado, por más que el sistema de medios no lo quiera difundir, reconocer o destacar.

El partido político de la pobreza.

La teoría política clásica, sacraliza dentro de las experiencias democráticas representativas, la figura del partido político, dado que a partir de los mismos, mediante los mismos, a instancias de los mismos, los gobernantes, ven impedida, su natural ambición de no incardinarse en los limitantes que implica una institucionalidad democrática, de pretender exonerarse de sí mismos y abrazar con ello, prácticas totalitarias y despóticas, a los únicos efectos de saciar instintos, petulantes de poder, que los situarían en los márgenes de la civilidad tal como lo entendemos, o la pretendemos. Los partidos políticos, además de ser las fronteras naturales en donde se desanda el desasosiego de la posibilidad democrática, son los hogares donde siempre retorna el mariscador, el sitio de referencia, en donde, al final del día, el salvaje, domestica sus furias indómitas y las transige en el devenir de la posibilidad como realidad. El partido político, se constituye en la catedral espiritual, en donde se referencian, tanto los crédulos como los incrédulos de toda comunidad que se precie de tal, la granja donde el rebaño, construye su pastor más que por azar, por necesidad.

¿Cuál sería la función del foro de los intendentes del PJ?

Antes de Ricardo Colombi, los jefes comunales no eran más que meros representantes simbólicos de la política local. El mercedeño, paso por su intendencia mediante, al arribar al sillón de Ferré, no sólo que empoderó sino que los ungió a una suerte de monte del olimpo a sus otrora pares y catalizo mediante ellos una marca registrada de su impronta o gesta política. Decir intendentes o municipalismo, es sinónimo de Ricardo Colombi. Algunos de sus socios minoritarios, a pedir del mandamás político, se agruparon en esta suerte de foros, y de allí surgieron valiosos hombres y mujeres, de partidos integrantes de Eco, que supieron usar esta máscara de lo democrático, una de las preferidas de la marca registrada del colombismo. Marca que por otra parte, continúa mediante el gobierno de Gustavo Valdés, quién a pedir de boca, logro que sus regentes peronistas en la campaña electoral (los de la llamada liga del norte, que aglutinó a los jefes comunales de Ramada Paso, Itatí, Loreto, Berón, Olivari) se sumaran o sumaran al resto de los intendentes del PJ. Lentos y perezosos, estos, salieron rápido a los medios (pagos por el gobierno provincial) a dejar en claro que no harían una oposición, sino constructiva, o lo que es lo mismo, edulcorada o afrancesada al gobierno de Valdés.

La nación de los pobres.

¿Quiénes representan a los que viven por debajo de la línea de la pobreza? ¿Acaso el mismo estado, en su representación e institucionalidad, que los somete a la indignidad de no generarles la posibilidad de que puedan salir de tal piélago de la marginalidad sin límites? ¿No constituirán acaso, la marea de pobres, desperdigados por los diversos rincones del mundo, una nación que en la petulancia de su naturalidad, no pueda organizarse social, política ni teóricamente?¿No debería imperar, un categoría política que imponga, o en el mejor de los casos, disponga de la existencia efectiva y real de esta nación, apátrida pero con la firme necesidad de que emerja en forma prístina y contundente, bajo una declaración o manifiesto, la voz de los que necesitan, con premura y urgencia, volver a ser considerados humanos por quiénes nos decimos sus pares?

La actualidad asesina a la muerte.

Nuestra vinculación con la finitud, es probablemente, el elemento sustantivo, por antonomasia, que nos hace tal como somos. Probablemente sin tal vinculación no hubiésemos desarrollado el razonamiento y de nada nos hubiese interesado aquel no lugar que llamamos libertad. Quién se proponga realizar una historiografía desde la perspectiva del vínculo con la muerte, seguramente constituirá un punto bisagra, al menos en la filosofía, en la psicología y la antropología, lo cual no es poco, pero de ninguna manera es nuestra actual intención. Partimos de la base hipotética que habitamos una actualidad en donde se ha resuelto dar una batalla al morir, un combate pírrico, donde el ganar no es, como engañosamente se puede presumir, lo imposible de la eternidad, sino el acumular años, aquilatar y acopiar, tiempo segmentado, independientemente de cómo se ha transcurrido el mismo, llevándonos a una obesidad mórbida existencial.

Corrientes

15°C

Despejado

ENCUESTA

¿Que opinión posee de la gestión del Presidente Mauricio Macri?

Excelente

4,76%

Muy Buena

4,76%

Buena

4,76%

Regular

9,52%

Mala

28,57%

Muy Mala

47,62%