Viernes 23 de Abril de 2021

  • 20º
  • Despejado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

11 de marzo de 2021

La mejor forma de ocultar algo es ponerlo a la vista.

Así nos lo advirtió Poe en su cuento “La carta robada”, de la misma manera que el algoritmo aleatorio o random, otorga los turnos a los calificados para ser vacunados, previa inscripción a una web, que no sé sabe a ciencia cierta sí pudo estar pre cargada o con la discrecionalidad de quién por detrás la maneje para realizar registros por debajo de la mesa. Lo mismo que los cargos en el poder judicial, que se exhiben como lugares accesibles por concurso, sin que sepamos sí el mismo que confecciona las pruebas y exámenes no se las brinda previamente a los que resultaran, con esta ayuda inestimable, finalmente elegidos.

Impávidos ante la nueva y propia sede del banco local, y dado que iniciamos con citas a literatos, como no citarlo a Bertolt Brecht con esa frase que se le adjudica de “delito es robar un banco, pero más delito es crearlo”.

Refucila el nuevo y moderno edificio que se construyó en tiempo récord y desde lo que era hasta no hace mucho un basural a cielo abierto, sin embargo, los mismos encargados de tan magnánima y faraónica obra, demoran más de un año y medio para poner un puñado de mosaicos en la plaza principal del centro de la ciudad. 

Hasta las operaciones políticas continúan la trazabilidad de la misma estrategia para todas y todos. 

Vemos sin asombro en el matutino del adicto a las intervenciones clamar por otra más, encontrando siempre a la víctima de turno, a quién le hace hablar, declarar, twitear, el sinverguenza ideal que una vez escapó de una orden judicial dentro de un baúl no tiene nada más que perder, luego de haber perdido como nunca antes nadie la provincia de Buenos Aires y anda hace rato a tientas, pidiendo trabajo calificado por donde, cuál zorro en el gallinero, le dejen entrar. 

Harán evidente el apoyo a la paridad de género, tras haberlo ocultado durante años. Consagrarán la primera vicegobernadora mujer, merced a haber obturado la posibilidad de la paridad en las listas electorales, la única presencia femenina en el gabinete y la nula en el máximo tribunal provincial. 

Será mujer y si continúa la misma lógica de ocultar, haciéndolo evidente, llegará de Esquina y no será ni liberal ni popular. 

La oposición, sin recursos, sobre todos los conceptuales, de política entender, seguirá como hace medio siglo, de atrás e imitando, bajándose el precio de ser siempre la segunda marca, que en tal condición el correntino no comprará jamás (en verdad el votar es comprar una ilusión o esperanza para el que no tiene, y es pagar con lealtad para el estatal). Pondrá candidata mujer, que se guarda su verdadera batalla para liderar la facción o a lo sumo ungirán al amigo del hijo de la mandamás, pero lo importante para ellos, como desde hace décadas pasa por lo cargos con los que quedarán para pasarla bien sin gobernar. 

La mujer con poder que le puede disputar o tensar las decisiones al que atiende en calle Buenos Aires, ya demostró hace rato de lo que es capaz. Desbarató el narco que se escondía en la basílica, dio el primer paso para Formosa liberar. Con futuro presidenciable, en caso de que no sea per se, será determinante dentro de dos años para quién gobierne Corrientes de aquí hasta el 2025.

Está a la vista por tanto está oculto. La forma más contundente y efectiva del poder es cuando menos dan cuenta de su actuación, cuando más a escondidas o sin que nos demos cuenta, actúa sobre todos y cada uno de nosotros.       

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s el primero en escribir uno!