Jueves 4 de Marzo de 2021

  • 31.1º
  • Nublado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

ANÁLISIS

12 de octubre de 2015

De la fiesta de la democracia a las exequias de la verdad ciudadana.

Siempre habrá una elección donde se pongan en juegos aspectos que no están ni en la consideración pública, ni en su conocimiento (casi todos los candidatos a concejales de la ciudad capital de Corrientes, confiesan que sus electores no saben que votan a concejales o que función tienen estos) la mayoría de los actos eleccionarios, poseen esta metaforización de lo real, esta trasvaloración o subversión del orden conceptual de lo democrático, para decirlo en buen romance, aquella frase en los ochenta, que sintetizaba un comicio, como “La fiesta de la democracia”, paso a ser las exequias de la verdad ciudadana.

El tiempo está ahí, nunca transcurre, es un eterno presente. Simplemente los humanos nos deslizamos por él, generando ciclos que dan a entender un movimiento. La analogía podría ser la imagen de cuando uno va arriba de un auto, colectivo, tren o caballo. Pareciera que nuestro entorno se mueve, el camino, las casas, los árboles y todo lo que podamos observar en un medio en movimiento. Sin embargo, es una mera cuestión de velocidad. El tiempo es el mismo para aquel que permanece quieto, impasible en un mismo lugar, que para el que se conduce con mayor rapidez hacia un destino determinado. Uno puede entender que los personajes de la política, estén desesperados por llegar a algo (sea el poder, una banca, a un amigo con poder, etc) e incluso, se puede aceptar que se trate en definitiva de una disputa por el poder mismo, sin que se discutan proyectos, planes, programas, etc. Podrían esperar a llegar a diciembre.

 

 

La filosofía política brinda dos significados acabados del concepto libertad.

 

La libertad negativa (un sujeto actúa sin sufrir restricciones de otros sujetos o sin estar obligado, en buen romance actuar en  relación de lo que las leyes permiten o prohíben hacer) y la libertad positiva (el sujeto es libre de orientar su voluntad hacia un objetivo determinado o tomar sus decisiones sin hallarse determinado por la voluntad de otros, es decir una autonomía que se extiende más allá de lo existente, llegando a lo que falta).

 

La diferencia semántica consistiría en: estar libre (no estar coartado de libertades pero elegir vivir encerrado en cuatro paredes) y ser libre (las mismas condiciones pero optar por llevar a cabo distintas actividades).

 

 

Tratamiento:

“Buscamos la certeza, la llave que devele el misterio, la ambición que nos empuja, se ocupa de disipar el poder necesario que es indispensable. Debemos reencauzar el proyecto, si el delator se encarga que los demás gocen de su acierto, reconociendo su virtual logro, que lo catapulten a su deseo”.

 

“Hay veces que uno tiene que callar, o mejor dicho, no decirlo todo. No necesariamente por una actitud deshonesta o inmoral, simplemente por una cuestión de tiempos, de formas”.

 

 

Resultados: Propuestas inverosímiles para el Verano de 2016, con nuevo gobierno incluido, sí algunos de los que se muestran como preocupados por aquello que le afecta a la gente, o se dicen preocupados y por ello son candidatos, sería bueno que lo sigan haciendo, una vez que terminen las mismas o que asuma el nuevo gobierno, independientemente de sea cual fuere.

1) Los empleos públicos se concederán a todas las personas bajo el sistema del mérito...”. Se debería blanquear la situación y establecer que en los empleos públicos, la prioridad la poseen los familiares, hasta cuarto grado, de los diversos funcionarios.

 

2) Estableciendo, sólo la reelección, de diputados, senadores y concejales, por un período, tal como lo posee el Intendente, lo poseería el gobernador y hasta el Presidente de la Nación. Los que se atornillan a las bancas, esgrimirán que no se puede “castigar” a un buen concejal, a un buen diputado, que el pueblo lo sigue votando. Todo lo contrario, siguiendo ese razonamiento, si el edil o el legislador son tan probos y queridos, tendría que ir por otros cargos, que le serían más fácilmente accesibles si no existieran políticos “vitalicios”, generando el tan ansiado ingreso de las nuevas generaciones a la política.

 

3)     Implementación de un Sanedrín o Concejo Vitalicio. Tal como existe en la vecina república de Chile, donde los ex presidentes y hombres notables (ex miembros de la corte suprema, por lo general) se adjudican un escaño vitalicio en el senado. En nuestra provincia nos evitaríamos muchos problemas políticos, sí se crea una institución similar, que no tenga las mismas atribuciones que la legislatura, y que funcione a título honorífico, compuesto por ex gobernadores de la provincia que vuelquen sus experiencias, conocimientos y capacidades en tal ámbito, en vez de que entorpezcan las gestiones que ya no poseen en mano.    

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s el primero en escribir uno!