BUSCADOR:

Se alista el IV simposio correntino de filosofía política.

“La filosofía efectúa esto; cura a los ánimos, retira las inquietudes inanes, libera de los deseos, expulsa los temores. Pero esta fuerza suya no puede lo mismo ante todos. Vale mucho cuando ha abrazado una naturaleza idónea. En efecto a los fuertes no sólo la fortuna los ayuda, como se dice en un viejo proverbio, sino mucho más la razón, la cual confirma con algunos preceptos, por así decir, el vigor de la fortaleza”. (Disputas tusculanas. Cicerón. Editorial Universidad Nacional Autónoma de México. 1987)

La continuidad del radicalismo gobernante dependerá de los “nuevos” peronistas que incorpore.

Sí el peronismo no es gobierno desde el `73, es porque lo han divido, en todas y cada una de las elecciones gubernamentales, Ricardo, en su rol de principal actor político provincial mejor que nadie, lo sabe, porque lo ha hecho como pocos (de todas maneras puede haber dentro del radicalismo provincial, algún tapado, con más aplomo personal y político que el actual gobernador, que suceda en oficio y pericia al Senador provincial, pero lo deberá a empezar a demostrar en breve en la arena de una Corrientes que viene), lo que sí, no debe hesitar, no puede dudar, sí es que no quiere servirle en bandeja la gobernación a quién desgine Alberto Fernández, sí es que finalmente se impone a los problemas del país como a la Cámpora, deberá hacerle entender a sus socios (de hecho no por casualidad lo viene vociferando) que más temprano que tarde tendrá que hacer ingresar a otro grupo que le brinde representatividad peronista dentro de ECO, de lo contrario será demasiado tarde, y después de octubre, y tras un posible triunfo por escándalo del Peronismo a nivel nacional, provincial y en los municipios más populosos, ningún peronista querrá estar en ECO, garantizándole así la posibilidad histórica, nuevamente, de romper una maldición que lleva medio siglo, y de la que tendrá arte y parte, Alberto Fernández como nadie.

Crítica al FIFA 20.

Con la salida de la nueva entrega, de Electronics Arts muchos seguidores de esta mitica saga, se preguntan si vale la pena o no.

El chamamé es un canto a la resignación y a la pobreza.

Trátese en la presente investigación donde se analizaron ciento cincuenta y dos (152) letras de chamamé (número que permite extraer una conclusión general), de indagar, acerca de la razón o las razones, de que la música de marras sea avalada, promovida y entronizada, como himno de fe o armonía principal de la “correntinidad” por parte de la llamada clase dirigente, política o gobernante. Huelga destacar, que no estamos realizando ningún tipo de valoración musical, cultural, estética ni de ninguna otra índole o naturaleza que no sea la perspectiva política mencionada.

¿Y para qué intelectuales en una comarca en donde impera el régimen de la correntinidad?

La pregunta es retórica. Es decir no se espera una respuesta, no porque no la tenga, sino que probablemente la misma nos produzca cierto escozor. No deben existir intelectuales en Corrientes dado que en el caso de que sean tales, no podrían asumirse como correntinos. Al menos los que crean en cierto compromiso social, no podrían convivir con los índices sociales de marginalidad y desigualdad que se presentan, africanamente, en la otrora tierra habitada por los guaraníes. Tampoco son reconocidos por el establishment, o por los principales cortesanos del régimen, que a ritmo de chamamé y carnaval, imponen las pautas de una cultura que afanosamente, fotocopia ferias de vanidades, en el nombre de las buenas costumbres, que no son tales, precisamente porque no acepta, ni admite, que se las cuestionen, que se las interpelen. Caen en saco roto, quedan en los cajones, de oficialistas y opositores, las indagaciones profundas, por ser, acusadas, tal como en la oscuridad del medioevo, de conllevar, perspectivas satánicas o alienadas, por parte de mentes sórdidas, desde donde se eyectan pensamientos escabrosos y febriles.

Somos lo que no mostramos en las redes sociales y viceversa.

“Hay dos grandes principios de nuestros razonamientos: uno es el principio de contradicción, que hace ver que de dos proposiciones contradictorias, una es verdadera y la otra falsa; el otro principio es el de la razón determinante, que consiste en que jamás ocurre nada sin que haya una causa o, al menos, una razón determinante, es decir, algo que pueda servir para dar razón a priori de por qué existe eso de esta manera más bien que de otra” (Leibniz).

El pensamiento industrialista de Perón y la cuarta revolución industrial.

La sede de Gobierno de la Universidad Nacional de Rosario, fue el lugar de encuentro para la realización de la jornada denominada: 1° Jornada Federal de Teoría Política del Peronismo; Estado Gobierno y Comunidad. Magno evento fue convocado por la Facultad de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales y organizado por el coordinador de la “Cátedra Libre Juan Domingo Peron”, Dr. Roy Williams. Dicho evento conto con académicos y profesionales de todo nuestro país, teniendo como eje temático, el titulado mencionado ut-supra.

El precio de nuestra democracia citadina.


Hemos aceptado que los partidos políticos sean los sellos de goma que se agolpan tras un frente electoral, en donde no se practica ningún tipo de accionar democrático interno y los candidatos se eligen por obra y gracia del poderoso de turno; damos por sentado que lo que elegimos, obligados y condicionados, sea nada más qué facción, que se diferencia de las otras por los hombres y nombres que la componen, nos gobierne prometiéndonos aquello que sabemos que nunca cumplirán; no más pedimos que nada empeore, de lo que viene empeorando por más que nos prometan que las cosas mejorarán, haciéndoles creer que les creemos sus promesas. Nos sobran los números de las variables económicas, las financieras, las internacionales, las nacionales, provinciales, de nuestro bolsillo. Nos ahogan con las cuentas que dan los estudios de nuestros cuerpos, los que evalúan aquellos que nos autorizan a que seamos en la sociedad lo que pretendemos ser profesionalmente, pero nada dicen, esos números acerca del costo que pagamos por nuestra democracia cotidiana, del valor o precio de la misma, en caso de que la tuviese.

“Si usted ha comprendido, seguramente esté equivocado” (J. Lacan).

Está es la razón por la que desde estas columnas, no se persigue el entendimiento a secas, de una, en esa sencillez extrema de los que pretenden obediencia, obcecación, cumplimiento irrestricto e inmediato. No vamos por la chiquita, en el caso de que las cosas dadas se planteen en términos de dimensión o de acumulación. Afectados por el “sentimiento oceánico” que describió Freud en “El malestar de la cultura”, no podemos entregarnos, a la alpargata del mandamás, que pisotea en la insolencia de su poder, en el jolgorio simbólico de la orgía del que todo lo puede, por acción y omisión de esos otros, entre los que estás incluído, y que no extrañanamente, reaccionas dado que te sentís atacado, ante esta invitación de que seas libre y ofrezcas la misma posibilidad de libertad a los tuyos.

Roger 2021.

“Los periodistas, sea cual fuere el tipo de medio en el que trabajan, se leen, se escuchan y se observan mucho entre sí. La revista de prensa es para ellos una necesidad profesional: les indica los temas que deben tratar porque los otros hablan de ellos puede darles ideas de notas o les permite al menos situarse y definir ángulos originales para distinguirse de los competidores…pero esta lectura olvida que a menudo estos artículos pasan inadvertidos para la mayor parte de la gente y se hunden en un conjunto cuya tonalidad es en general muy diferente. Los medios actúan en un principio y fabrican colectivamente una representación social que, aun cuando este bastante alejadas de la realidad perdura pese a los desmentidos o las rectificaciones posteriores porque, con mucha frecuencia, no hace más que fortalecer las interpretaciones espontaneas y por lo tanto moviliza en primer lugar los prejuicios y tiende con ellos a redoblarlos…

Corrientes

15°C

Llovizna intensa

Facebook

¿Que opinión posee de la gestión del Presidente Mauricio Macri?

Excelente

5,45%

Muy Buena

1,82%

Buena

12,73%

Regular

6,36%

Mala

14,55%

Muy Mala

59,09%