POLíTICA   7 de octubre de 2018

Propondrá la elección abierta convocada en diciembre votar vía web y mediante aplicación.

En plena conformación del cronograma electoral, los hacedores de la elección (16D) que propone revitalizar lo democrático, galvanizando la legitimidad principal entre votante y votado, tal como ocurre en países europeos como España, permitirá que tanto afiliados a partidos políticos, como independientes (es decir los que figuren en el padrón provincial) puedan elegir a los candidatos a legisladores provinciales que se inscriban, como a concejales en todo y cada uno de los municipios, mediante formato digital-electrónico, creando no sólo una plataforma a tal efecto, sino una aplicación móvil, para celulares que identificará al votante y paso seguido permitirá la realización del voto. “Concluyó el tiempo en que un dirigente se define como dueño o atesorador de una determinada cantidad de votos o votantes porque lleva, forzosa y forzadamente a un acto en donde no se dice ni resuelve nada o porque exhibe planillas incomprobables, los nuevos tiempos de la democracia que estamos alumbrando nos conducen a este desafío de empalmar la nueva época tecnológica, en donde hasta te operan clínica y médicamente por internet, las transferencias bancarias se hacen por home-banking y necesariamente, la política debe adecuarse, permitiendo que cada ciudadano, garantizando su derecho político, lo pueda hacer lo más a mano posible, mediante un envío por su teléfono celular o móvil”. Gestionaran también el contar con urnas electrónicas tal como las que funcionan en provincias como Salta.

“Todos los ámbitos de la vida política y democrática de varios países en el mundo han cambiado su perspectiva y la forma cómo se relacionan con su ciudadanía desde la aparición de las nuevas tecnologías de la información. De estos cambios no están exentos los procesos electorales, ya que son una parte fundamental del sostenimiento de los sistemas democráticos y representan la voluntad de un pueblo. Estos procesos deben garantizar la transparencia, legitimidad y legalidad de sus resultados, al mismo tiempo que su conformación y evolución siguen atravesando cambios desde el uso de tecnologías en sus etapas respectivas.

Sumado este cambio en la dinámica y en las formas, a los cuestionamientos que nunca se han apartado del vínculo entre representantes y representados, que aflora y se recrudece en tiempos en donde las “cosas no marchan bien” es  que invitamos:

A todos y cada uno de los dirigentes de los distintos partidos, como a los ciudadanos independientes, los convocamos, a que por intermedio de esta denominación de “Fortalezcamos la democracia”  participen de esta convocatoria, que es pre existente a los partidos y que debe su fuetee al principio fundamental de la democracia que es el voto. Que actúen  todos y cada uno de los que estén habilitados por la justicia para votar, en esta elección que define mucho más que candidatos, lo que busca y pretende es legitimidad y fortalecer lo democrático y que por sobre todo, presenten sus listas de pre candidatos a los efectos de exhortar al cumplimiento del principio democrático por antonomasia de que los candidatos sean elegidos por elecciones internas todos aquellos que así lo deseen y que cumplan con el requisito de la ley de no estar condenados por la justicia y estar en falta con las leyes.

Por supuesto que estamos mucho más allá de resultados, lo que se pretende es precisamente salvar a nuestro sistema democrático, que está en riesgo, insistimos, no producto de intenciones expresas en contra, sino por el constante e irresponsable, uso y abuso que se hace del mismo, por parte de un estado  de cosas, en su mayoría que no se diagnostica, que no se entiende ni comprende que la única manera de sostener y consolidar el sistema del que son los mayores beneficiados, es el de cumplimentando sus reglas elementales o la principal que es que la gente vote, que el ciudadano ratifique el rito, sea mediante la web, el móvil o bajo el sistema clásico de la urna, de expresar a quiénes prefiere para que lo represente.

Es un acto de libertad, como revolucionario, en el mejor de los sentidos, que más allá de incluso que se pretenda, como de que se logre, ganar una elección interna en algún partido (es decir cómo se traduzcan los resultados más luego en la política tradicional), consolidara nuestro sistema democrático, al punto de evitar que el mismo, llegue a una instancia en donde no se crea más en el mismo y producto de esto, muchos de los ciudadanos suscriptos al pacto tácito manifiestan tal disconformidad de manera aún más violenta y agresiva de lo que se vienen manifestando y actuando, todavía en minorías desorganizadas.

El que seamos muchos los salvadores de lo democrático los que creamos en que votando es la única manera que a nadie se le ocurra decir que los partidos son obsoletos porque no practican democracia interna  convencerá a la dirigencia más clásica o menos dispuesta a las adecuaciones que se rehúsa  a realizar el rito sagrado de convocar a las urnas de inmediato y de tal manera llevarán a cabo elecciones internas y en el caso de que muestren impedimentos como para hacerlo (por lo general siempre son argucias leguleyas) se presentaran las acciones colectivas ante la justicia o ante organismos internacionales de defensa de derechos humanos y lo democrático, para lograr tan importante como ansiado fin; propender a una comunidad democrática que es no más ni menos que defender el derecho básico, a lo democrático, en su ejercicio más puro y noble que es el votar, dado que la democracia somos todos, en tanto y en cuanto podamos votar más allá de formas o de partidos”.

 

 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »