POLíTICA   31 de agosto de 2018

Se le abre la Puerta al peronismo.

La corrida del dólar, además de precios, eleva las acciones del significante “peronismo”. Sea en su versión “incorporar una pata peronista” tal como por ejemplo lo informan portales desde Buenos Aires, como infobae en una crónica del periodista Martín Di Natale o en su versión de recambio de gobierno, elecciones mediante (anticipadas en algunas versiones más tremendistas o tempraneras) que ya sitúan a un hombre de consenso que tomaría las adhesiones del kirchnerismo a ultranza, evitando la participación de este espacio en lo electoral como del resto del peronismo perdonable, tal como lo define Jorge Asís, o peronismo gobernable y del afamado sector independiente que ante el espanto de las zozobras, cambiarias, financieras e inflacionarias, “tapándose la nariz” volvería a votar a alguien vinculado al peronismo para la presidencia.

En caso de que esto suceda, es decir que el gobierno de Macri finalice peor de lo que empezó, es decir con vacilaciones y temblores que a cada rato nos recuerdan nuestro mayor trauma reciente de la ruptura institucional de 2001, debiéramos caer en la conclusión que los únicos que pueden gobernarnos a nivel nacional son los peronistas.

Claro que tener por cierto semejante frase, hablará de una cuestión cultural de nuestro pueblo, en su comportamiento social, político y económico. Es decir, no tendríamos que agarrarnos con tal síntoma, sino indagar en el porqué de la enfermedad.

Uno de los ex presidentes del fatídico 2001, es el actual embajador argentino en España y de acuerdo a cierta prensa porteña, ya funge como posible integrante de una renovación del gabinete de Macri, que muy a la “española” siempre en tiempos de crisis, refieren a la necesidad de emular lo que significó para los Ibéricos el “Pacto de la Moncloa”. Que ingrese Puerta al gabinete de Macri, le garantizaría a este un mejor diálogo con los gobernadores peronistas, que deberán darle el visto bueno al Presidente para la aprobación del presupuesto del 2019, una pieza clave para que el FMI desembolse lo que el ex periodista, devenido en Ministro de economía, irá a buscar. De paso, difunden, que este movimiento, ordenara la interna en el Pro, que acomodaría en el lugar de los perdedores, al otrora todo poderoso, Marcos Peña, un fanático de la teoría de mantener al peronismo encerrado en una celda dentro de un zoológico (cuando estos ofrecían a la vista de los visitantes a los animales enjaulados para goce visual de los transeúntes).

En caso de que esto no suceda, el peronismo que recobra valor, a paso de elevación de la cotización del dólar, parece haber, encontrado, junto al vértigo de la corrida cambiaria, una estrategia política que ya se evidencia en la superficie política.

El Kirchnerismo, pidiendo el enjuiciamiento político de algún juez federal y la liberación de las operaciones en su tierra madre, Santa Cruz, declinaría su posicionamiento nacional, para que el porcentaje que encabezando una presidencial fuera marginal, pero acompañando desde la ausencia, podría constituirse, como clave o decisorio. El peronismo de los gobernadores, junto a los sectores del poder, preocupados por las zozobras del mercado, ya no se ocultan para reunirse con el ex candidato a Presidente, Sergio Massa, quién, tendría un escenario ideal, para tal como alguna vez lo definió, en la ancha avenida del medio, llegue a destino su sueño o ambición presidencial.

Tal como lo expresamos desde estas columnas, el cronograma de elecciones, desacopladas con Nación, le generan a Corrientes, problemas de todo tipo. La alineación astral de “Nación-provincia y municipio” de la que alardearon desde el gobernador, hasta los intendentes de las ciudades más populosas, debe empezar a rotar, a girar, dado que a todos los integrantes de los ejecutivos en Corrientes, le quedan más de tres años de gobierno, lo más aconsejable es que empiecen a mirar entre “la compañerada” que sitúen en algún lugar de la administración a alguien que tenga pasado peronista o que se sepa la marcha, Nación ya abrió la Puerta para el regreso del peronismo, que nos guste o no esto, o que ameriten mil y un análisis de seguro, pero en el mientras tanto, el dólar subió además de los precios, la cotización de los que hacen los deditos en v.

  

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »