POLíTICA   25 de agosto de 2018

“Les pedimos a nuestros políticos que se pongan los pantalones largos”.

En un marco de zozobra y de vigilia permanente ante el agravamiento de la situación institucional los instigadores de nuevas formas políticas, se reunieron en su sede central en donde concluyeron “De las crisis políticas se sale con más política, con voluntad democrática y con militancia permanente por los valores más caros al republicanismo”.

Expresaron “Acá estamos con los compueblanos, haciendo política como si algunos de los presentes fuéramos candidatos a algo por algún frente, pero no lo somos y eso mismo le da doble valor a nuestro accionar político, de hecho sino miren lo que sucede con lo que estamos viviendo en estos momentos, ninguno de los cerebros o de los iluminados de los diferentes espacios parece que nos pueden garantizar lo más mínimo ni elemental que es tener un proceso electoral o ir tranquilos hacia el mismo sin tener miedo al vacío,  que nos permita elegir a nuestros gobernantes, por ello les pedimos, les imploramos a nuestra clase dirigente que se pongan los pantalones largos y nos den la certidumbre que nuestros derechos políticos están garantizados” expresó la voz que dará inicio a una nueva forma de lo democrático, según se proponen.

Se hizo un aparte para analizar la situación política, la que se describió como grave, y encomendó las fuerzas y las energías existentes para que iluminen la cabeza de los dirigentes: “Nosotros desde nuestro lugar, le estamos dando a la política un mensaje, que no será relevante para los medios, que no será divulgado ni promulgado, pero que sí enaltece la política como vocación, como servicio, pues a que ninguno de los presentes nos postulamos a nada, pero somos hombres políticos, porque somos humanos que no dejamos de la lado la cosa pública, somos relevantes en nuestros barrios y nuestras profesiones y los líderes políticos deberán convencernos pormenorizadamente para que estemos en sus respectivos proyectos o idearios, por lo pronto deberán dejar de hablar de la justicia, de tramas intrincadas y complejas para el pueblo, de trapisondas de leguleyos, deben hablarle al pueblo y decirle como le piensan resolver los problemas, menos caminata y perorata y más diálogo y compromiso” deslizaron desde la novel agrupación que se propone, una forma de representación, tal como se parió en Colombia, cuando el nuevo partido político “Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común” accedió a 10 escaños sin necesidad de ratificarlo bajo la lógica electoral viciada, la que proponen en esta tierras, mediante sorteo el ingreso de representantes que lo hagan desde su condición de pobres o marginales.

 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »