ACTUALIDAD  1 de abril de 2018

La rebelión de Cherán, la lucha por la democracia.

Observando que en muchas partes del mundo esos pueblos no pueden gozar de los derechos humanos fundamentales en el mismo grado que el resto de la población de los Estados en que viven y que sus leyes, valores, costumbres y perspectivas han sufrido a menudo una erosión… Convenio 169 OIT.

Por Carlos A. Coria Garcia.

Cherán, es una pequeña comunidad indígena que se ubica geográficamente en la región  p’ukuminturhu de la Meseta p’urhépecha del estado de Michoacán en México.

El día 15 de abril del año 2011 marcaria de por vida a sus pobladores cuando toda la comunidad se organizó detrás de las mujeres y decidió detener la sobreexplotación ilegal de los recursos naturales y se levanto contra el narcoestado que gobernaba Michoacán y no dejaba de traer corrupción y muerte.

Los primeros tiempos, luego de la rebelión del 15 de abril de 2011, la comunidad se organizó y nombró una Coordinación General de carácter provisional (comisión de prensa, la comisión de barrios, la comisión de víveres, la comisión política de enlace y una comisión de vigilancia). Los pobladores de Cherán tenían un enemigo en común, casualmente eran los partidos políticos, que se han pasado su vida mintiendo al pueblo y llevando muerte y corrupción. En Asamblea, los originarios decidieron ir más allá de la pura proclama y emprendieron el camino político de reconocimiento a la libre determinación, con respaldo de legislación internacional, como el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de las Naciones Unidas sobre Derechos de Pueblos Indígenas, Cherán quería elegir a sus autoridades con los usos y costumbres que les trasmitieron sus ancestros, sin intervención del occidentalismo petulante y en decadencia, los originarios querían regresar a la senda de la paz y la democracia.

En aquello primeros tiempos de resistencia, un elemento histórico regresaría del pasado a dar soluciones al presente en pleno siglo 21. La fogata, Parhankua, parhangua, parhauakpekua, es la institución del dialogo por excelencia: hacer lumbre donde es posible escuchar el lenguaje del fuego, el fuego habla en muchos tonos y alumbra el porvenir en un dialogo sin fin. La fogata es una institución política donde se debaten los temas de trascendencia para la comunidad sin intervención parasitaria de los partidos políticos.


El primer Kʹeri Jánaskaticha o Concejo Mayor de Gobierno llego en el año 2012, cuando el Congreso de Michoacán nombró formalmente al consejo municipal, previamente electo en asambleas comunitarias  y verdaderamente democráticas por los habitantes.


En Septiembre de 2015, otras doce personas, entre ellas mujeres, aquellas que fueran las artífices o motor propulsor de aquel 15 de abril de 2011 que se convirtió en el proceso político más relevante del milenio en México, fueron ratificadas por la asamblea como autoridades del pueblo, actualmente conforman el Tsimáni Kʹeri Jánaskaticha Segundo Concejo Mayor de Gobierno con mandato desde 2015 al 2018, los nuevos mayores k’ericha o k’eris  fueron electos con el mismo sistema, la fogata, Los k’eris  sostienen que su sistema de gobierno es colectivo, basado en un sistema de organización circular no jerárquico.

Es increíble las coincidencias que tienen las comunidades como la de Cherán con ciudades o comunidades del interior de Argentina, el enemigo común siempre es el sistema político encabezado por los partidos políticos como brazo armado, que desparraman pobreza, muerte y corrupción en todo lo que tocan. No estaría mal imitar a esas comunidades que asumen su historia y se levantan contra la injusticia decidiendo que la construcción de su destino sea en forma comunitaria, democrática y dialógica.

 

 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »