ACTUALIDAD  6 de marzo de 2018

Proponen acuerdo ciudadano por una Corrientes socialmente inclusiva.

Tal como se desarrolla en Cataluña, “El Acuerdo Ciudadano por una Barcelona Inclusiva” una política pública destinada a la generación de un espacio de participación, de cooperación público-privada y de acción conjunta entre instituciones y organizaciones existentes que trabajan para construir una región más inclusiva, social y culturalmente, con mayor calidad de vida para todas las personas, se presentará ante las autoridades de gobierno provincial un símil con características propias que tenga como prioridad el concepto de que Corrientes somos todos y que primero deben ser atendidos, en relación a ello, los que menos tienen.

Todos aquellos con la oportunidad de haber conocido la región catalana, saben que en gran medida, el actual conflicto que la atraviesa (secesión por parte de un grupo representativo de catalanes con respecto a España) se debe al notable desarrollo que se disparó de un cuarto de siglo a esta parte, en todos los órdenes y niveles, sin que incluso menguara la misma, por las vicisitudes del resto de la península ibérica. Una de las razones elementales de esta fortaleza y de este crecimiento, tiene que ver con el desarrollo de políticas públicas, de armazones jurídico-normativos, que bien entronizadas en la sociedad, hicieron orbitar a la comunidad toda por un tránsito de paz, como de desarrollo.

Esto es lo que, de alguna manera, se pretende para Corrientes, desde el Centro de Estudios Desiderio Sosa, autores de la iniciativa. “Buscamos en definitiva, un espacio compartido entre el gobierno y la sociedad civil para la inclusión social”, expresan, para agregar: “La finalidad del acuerdo es incrementar el capital social, es decir, su capacidad de organización y de actuación conjunta, se realiza mediante la promoción de la cooperación y de la articulación de redes de acción para avanzar en la construcción plural y democrática de un bien común primordial: la inclusión social.” Para agregar, “¿Cuáles son los principios del Acuerdo? El Acuerdo quiere transformar socialmente la provincia. Por este motivo comparte: Un compromiso para la transformación social, a través del trabajo conjunto sobre valores o principios comunes: convivencia, cooperación, cohesión social, creatividad, comunidad, gobernanza democrática, trabajo en red, calidad en el trabajo, una visión y unos objetivos compartidos. Firmar el Acuerdo implica formar parte de una red que: Facilita información útil y motivadora para la acción. Promueve oportunidades de acceso e intercambio de información, recursos y conocimientos. Promueve el impulso de proyectos en los que es importante la cooperación entre una pluralidad de entidades y organizaciones de la provincia. Compartir conocimientos, experiencias, información, etc. Facilitar a la red la información más relevante y difundirla entre los miembros de la propia organización. Proponer los temas y los proyectos que se consideran importantes para trabajarlos desde la red. Participar en los ámbitos de trabajo y relación en los que la capacidad de acción conjunta es relevante”.

El funcionamiento de este Acuerdo correntino por la inclusión social, a semejanza de su referencia catalana, esta diagramado para que funcione de la siguiente manera:

Una asamblea (el espacio ciudadano puro, bajo registros sí para cierto ordenamiento) un consejo de gobierno (el espacio institucional, con sus respectivos acendramientos normativos) y la unidad de ejecución como la mixture, la síntesis, el resultante de ambas, la hibridación y finalmente un contralor de redes, una auditoria en vivo y en línea, que a su vez, consulte a la base ciudadana siempre y no se escinda de la misma.

De acuerdo a los directivos de “Desiderio Sosa” la audiencia con el Gobernador Valdés, está en curso, esperan la concreción de la misma, para transmitirle tanto este como otros proyectos en el sentido de una doctrina de gobierno abierto, moderno y profusamente democrático.

Tal como se informó el Acuerdo Ciudadano para una Corrientes socialmente inclusiva, planteado, tiene como Antecedente El Acuerdo Ciudadano para una Barcelona Inclusiva que nace en abril de 2006 como el espacio donde se concreta la dimensión relacional de la acción de gobierno en materia de política pública de inclusión, en el marco del Plan Municipal para la Inclusión Social 2005-2010. Actualmente el Acuerdo Ciudadano se encuentra en proceso de elaboración de la Estrategia de inclusión y de reducción de las desigualdades sociales. La finalidad de este proceso es elaborar el Plan de Acción e impulsar la coproducción entre áreas municipales, entidades del tercer sector, movimientos sociales, y redes de acción para promover la inclusión social y reducir las desigualdades sociales en los próximos diez años. Previamente a la existencia del Acuerdo, desde 1999 existía también la Asociación Barcelona para la Acción Social (ABAS), entidad que tenía como objetivo la cooperación pública y privada para realizar  proyectos estratégicos de acción social en la ciudad. Con la constitución del Acuerdo en el 2006, se coordinaron, y la misma ABAS resultó un motor fundamental en la vertebración del Acuerdo. Finalmente, diciembre de 2009, se concluyó unir las dos iniciativas, de manera que se desarrolló la actual estructura organizativa del Acuerdo.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »