ECOLOGIA  14 de febrero de 2018

El político del momento, homenaje al caballo de Calígula.

No hay espectáculo más terrible que la ignorancia en acción. Goethe.

El menemato florecido de las entrañas del peronismo que al tiempo corto se trasformaría en su sepulturero, contradecía todo lo que tenía de reivindicable el peronismo histórico. El culto al verticalismo llevó a que semejante viraje se diera con fracturas insignificantes en el justicialismo. Bajo el sello peronista se hacía contrabando ideológico, incluidos lo que hoy se levantan como peronistas del 45.

Juan D. Perón astuto, rápido y visionario una vez dijo: Estoy rodeado de chupamedias y alcahuetes. Chupamedias es la persona sumisa, obsecuente, aduladora. Alcahuete es un buchón o encubridor.

Pero si de chupamedia se trata, Héctor José Cámpora se lleva todos los premios, Cámpora era un simple dentista, un hombre de San Andrés de Giles, que arrimó un bochín al corazón del Poder. Era obsecuente, y era feliz con la obsecuencia. Quería tanto a Perón y Evita que no hacía otra cosa sino lo que le decían. Hay una anécdota que lo muestra siguiéndola a Evita, siempre apurada, siempre afiebrada por la acción, y Cámpora, fiel, detrás de ella; y ella, de pronto, le pregunta: Che Camporita ¿qué hora es? Y Cámpora dice: La que usted quiera, señora”.

La historia nos deja varias, múltiples ejemplos de cómo los chupamedias llegan a los lugares de relevancia con la sola actividad seccionadora de calcetines, algunos creen que ese oficio servirá para asegurar un futuro no tan lejano, alguien que les cambie, -a los popes retirados-, los pañales, son los políticos del momento que mañana, un mañana no tan lejano, tendrá que tragarse el ciudadano.

La historia nos da la clave para entender como los cebadores de mate llegan a la cima, es Suetonio quien cuenta un hecho histórico del paso por el poder, a Calígula se le ocurrió nombrar Cónsul a Incitatus quien fuera su caballo preferido. Calígula no estaba tan loco como se dice, el nombramiento de Cónsul a su caballo preferido fue una forma de sacar a la luz la actitud servilista y pusilánime de los senadores de su Imperio. Hoy día,  la anécdota de Incitatus se traduce palpablemente, en que cualquier Groom of the Stool o cebador de mate, puede llegar a ser diputado, senador, intendente, ministro o concejal y Calígula seguirá teniendo razón, los perros falderos son los políticos del momento.

 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »