ACTUALIDAD  8 de febrero de 2018

Valdés quiere peronizar su gestión.

Valdés tuvo la primera reunión de gabinete formal desde que asumió la primera magistratura provincial en diciembre pasado, dícese que en el Salón Azul de la Casa de Gobierno, el gobernador fiel al estilo PRO bajo línea sobre la modalidad de trabajo que pretende de su “equipo” con reuniones de trabajo quincenal, en la que cada ministerio vaya informando la situación, problemática y los avances de los proyectos.

El gobernador les dio la orden a sus ministros que “estén más cerca de la gente”, quiero un contacto directo con las problemática de los correntinos. Sabido es, que la poltrona que tuvieron los ministros heredados durante casi una década es mas cómoda que andar por callejuelas, barrios apestados y con olor nauseabundo, correr riesgo de que una aldea de piojos se le pase a la cabeza de un ministro no es nada placentero. Mucho menos, ir a escuchar como lamento las penurias que hace dieseis años padecen los correntinos a siete minutos de la casa de gobierno o de cualquier paraje o ciudad del interior, que no tiene nada que envidiarle a la capital correntina. Tarea difícil la que pretende el gobernador cuando su equipo parece una corte real que un gabinete. Otro de los puntos importantes que se tocaron en la reunión y que remarco el mandatario es evitar a toda costa el patético nepotismo como el que supo instaurar el célebre ministro de salud de la gestión pasada y que continúa en el cargo.

Vieja y conocida es la historia familiar que une al gobernador Valdés con el peronismo y la justicia social, que siquiera el ex mandatario imaginaba que un día ocuparía la silleta de Ferre cuando Gustavo ya estaba sumergido en el peronismo. El gobernador esta empecinado en peronizar su gobierno como fuera, tiene más que claro que la oposición vendrá del mismo riñón que lo ungió y no del peronismo oficial en total decadencia. Valdés es consciente que necesita un giro de timón, cambiar con urgencia el rumbo que marco el anterior al feudalizar como nunca se ha visto la provincia, provocando un retroceso de cien años en infraestructura, servicio de salud, seguridad, administración pública, educción, economía, producción, etc.

El propósito del gobernador es que la justicia social llegue a Corrientes y para ello, es preciso peronizar su gobierno cueste lo que cueste antes que el feudo lo colonice. 

 

Por Roberto A. Godoy Prieto

Miembro del Consorcio de periodistas.

 

 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

ACTUALIDAD
Decimos todo.

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »