ACTUALIDAD  10 de enero de 2018

¿Necesita Corrientes un Ministerio de Ecología como el existente en Misiones?

A diferencia de los que muchos creen, que la importancia de los Ministerios, lo hacen las personas que los ocupan, creemos y consideramos, tal como lo expresamos semanas atrás planteando también la pregunta sí es que sería propicio el contar, como la República del Paraguay, con un Ministerio de la Mujer, que la dinámica que puede tener una gestión en su desarrollo, dependerá más de las estructuras que conforme para la realización de políticas públicas que de los nombres que se designen para tales tareas. En la vecina provincia de Misiones, a tono de la principal prioridad de los organismos internacionales político-sociales, la ecología posee su cartera ministerial desde la cual se articulan los preceptos que dimanan de nuestra Constitución como de nuestras leyes. Corrientes con una riqueza natural, semejante, bien podría estructurar sus políticas públicas (exaltadas incluso por el Presidente de la Nación con la cuestión Iberá) desde una estructuración ministerial que contemple a la ecología o como Ministerio o al menos como secretaría de estado.

Tal como el Ministerio Nacional de Ambiente y Desarrollo Sustentable, en Misiones la ecología establecida como política pública se dispone e implemente, tal como corresponde, desde un Ministerio público.

En Corrientes, con las excusas del calor y de cómo mitigamos el mismo (aguardando que no se corte la luz) con sobredosis de chamamé, carnaval y baños en las aguas, estén estas habilitadas como playas o no, hicimos, los comunicadores y comentadores de la política (politólogos académicos o informales) toda una novela de verano, acerca de los ministros del actual gobernador.

Sí el decreto de designación tiene plazo por una razón formal o política, sí es una gabinete de herencia y por ello viejo y desgastado. Sí el Gobernador necesitaría profundizar su impronta propia, designando a más hombres y mujeres que provengan de otros espacios que no sean los hasta ahora conocidos. Todas estas especulaciones y muchas más, se vienen realizando en una suerte de invocación por parte de todos y cada uno de los que participan en las mismas, como para estar prestos para calzarse el traje de ministros o funcionarios. No está mal que esto suceda, entiendo que la única boca generadora de trabajo, de recursos, como de prestigio es la abertura estatal. De todas maneras esto no significa que sea lo único que se pueda hacer.

Esta otra dimensión, que humildemente, trabajamos, también debe ser considerada. Asimismo como planteamos la posibilidad, como en el modelo de la República del Paraguay, de contar con un Ministerio de la Mujer, con todo lo que significaría desde lo real como lo simbólico.

Invitamos, a pensar y analizar, en esta oportunidad, y tomando como referencia el modelo nacional como el Misionero, la cuestión de la sustentabilidad o ecológica para acendrar políticas públicas en tal sentido.

El Gobernador, además de la impronta dinámica que demuestra en sus primeros días de gobierno, seguramente tendrá, su formación política como intelectual así lo prometen, un tiempo o le dedicara el tiempo que corresponda, al análisis, la reflexión y el pensamiento de la política, para luego de tal instancia, tomar las mejores decisiones y con ello, granjear junto al millón de correntinos una mejor provincia para todos.

 

 

 

 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »