12 de diciembre de 2017
Las paradojas de los ex funcionarios.
Haber leído demasiado en una contemporaneidad que se propuso, exitosamente, dejar de leer, es un problema. Problema que se agrava, sí además de esto, uno se dedica a escribir sobre la base de las lecturas, que a su vez, son lecturas de lecturas, como capas geológicas que se superponen y que constituyen una intertextualidad al mejor estilo mamushkas rusas, cuya última y más pequeña muñeca es la que detenta un signo de pregunta. El hombre en cuestión, sin embargo, ha sido una nave insigne del gobierno argentino anterior (detentaba un conchabo jerarquizado de nomenclatura Leninista, siguiendo con lo ruso) cuyo proceso, en la nota divulgada por lo que otrora eran las madrigueras de los intelectuales orgánicos, devenidos en reductos de la supuesta resistencia a lo presente, lo define como la contracara de la opresión libertina-liberal, situándolo como un estadio histórico, emancipatorio, por ende revolucionario y romanticón (a la luz de la estética de los barbados de buen vestir y afrancesado hablar que defendieron a latigazos y billetazos un proceso político-filosófico que jamás otearon en escritos académicos o informales previo) predestinado a la liberación de las mentes, las almas y del concepto mismo de libertad.

Forster podría hablar, como lo habló y habla (hasta el hartazgo) de neomarxismo y de procesos eurocéntricos que siempre fueron de consumo de las élites latinoamericanas que en el nombre de la pobreza de sus compueblanos se permitieron y permiten, hablar de proletarios, cuando en nuestras tierras apenas sí existen sujetos, y una especie de sistema pre-capitalista es tan lejano como la semejanza que otros nos quieren hacer ver o sentir con respecto al feudalismo europeo.

Ocurre, sucede, acontece, que en la borrachera del poder, cuando la gran vara, mágica y poblada unívocamente de lo arbitrario y discrecional, unge a tipos que deben ponerse el traje de defensores de los gobiernos que utilizaran excusa cualquiera para administrar pobreza, uno termina diciendo cualquier cosa y cuenta con una ristra de medios, plataformas, amigos u hologramas que repiten, reproducen y aplauden aquellas barbaridades consagradas en nombre de los excesos en los que transforma el poder a sus víctimas.

Este señor como tantos otros, termina dándose cuenta en lo que lo han transformado, tiempo después, cuando la opresión perversa y diabólica de los aires soberbios del poder, lo arrojan al esperpento del vacío, cuando pletórico del efluvio desechado, acaba, arrumbado, en un basurero a cielo abierto, como un preservativo usado, distribuido gratuitamente en algún rincón del conurbano.

Esta es la libertad y las paradojas de las que nos habla, en términos marxianos o marcianos, para los millones de pobres, a los cuales su gobierno les privo de tantas cosas, pero sobre todo de la posibilidad de ser humanos.

En las logomaquias en las que puede inmiscuirse, siempre con europeos excéntricos de buen paladar cultural, a los que en uso de su función pública les granjeo encuentros, charlas y demás disposiciones del estado por el administrado (en una mínima parte), mientras que a metros de su despacho, la libertad solo podía ser condición de posibilidad, en caso de haber tenido el sujeto la chance de alimentarse y formarse orgánicamente, encuentra este paladín de las primeras y últimas causas, tanto a Zizek como a Baudrillard, seguramente para fagocitarse en el aplauso fácil de los amigos y queridas que le habrán quedado, y que seguramente benefició estando en el poder y que son libres de creer que pronto van a volver.

Sí por el gataflorismo de creer que nada de lo que se hace estará exento de críticas, no podemos dejar de soslayar, que tal como la justicia, se actúa o se dice, tiempo después. Bajo el axioma de no hacer leña del árbol caído, no son pocos que creen que estas exposiciones son válidas cuando los protagonistas están en la cúspide del poder.

No solo que lo hemos hecho y que tal vez, los que así piensan, en aquel entonces no repararon en estas palabras, o no le dieron importancia para no estar cuestionando al poder, sino que lo cuestionable es aquello de que no se puede criticar tiempo después, o no es conveniente hacerlo, cuando en verdad tal vez sea lo mejor, dado que el espacio es distinto y por ende el fenómeno, más no así el poder, pero sí lo que ha generado.

Para pasarlo en limpio, esta desiderata puede leerse, para actuales funcionarios, para ungidos recientes, que enfrascados en otros laberintos que los de nuestro protagonista, tiempo después se puedan preguntar por la libertad, sin reparar que sí no hicieron nada o muy poco, para que estando en el poder, sean menos los pobres o que más tengan la posibilidad de salir de tal condición, caerán en saco roto, rotulados como perversos, sádicos o en su defecto tontos o pavos, que teniendo la posibilidad de algo, y la suerte de haber sido designados, se tropezaron en la feria de vanidades en las que muchas veces se terminan arruinando hombres cultos, leídos, esforzados, sacrificados y preparados al tomar el traje, que siempre es temporario, de funcionarios.

 

 

PD: La nota hace referencia a un artículo firmado por Ricardo Forster intitulado “Las paradojas de la libertad”.-

Por Francisco Tomás González Cabañas.-



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








 

AGENDA

 
<<Enero 2018>>
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031
 

LO MAS LEIDO DEL AÑO 2018

 
Marcelino Ponti según Amber Showdrasky.
El futuro del político es el totalitarismo político.
Proponen la Constitución del Índice Ciudadano. (Por Centro Desiderio Sosa).
¿Debe la política ir al Diván?
Uróboros.
 

HORÓSCOPO

 
Piscis
PISCIS (del 20 de febrero al 20 de marzo)

Te sientes cansado, pero tu voluntad de hierro te mantiene en pie. No abuses de tu buena salud y tómate un descanso. La mala influencia de una persona malintencionada te hará dudar de tu pareja. No confíes en gente que no conoces bien. Trata de poner más empeño en tu trabajo, porque el premio a tus esfuerzos podría pasar de largo si decae tu performance laboral.Sugerencia: La inventiva y creatividad no son virtudes que se puedan desarrollar de la nada. Son el resultado de mucho tiempo de dedicación y perseverancia.

 

LO MAS LEIDO DEL MES

 
Marcelino Ponti según Amber Showdrasky.
El futuro del político es el totalitarismo político.
Proponen la Constitución del Índice Ciudadano. (Por Centro Desiderio Sosa).
¿Debe la política ir al Diván?
Uróboros.
 


Comunas Litoral - El medio mas Progresista del Litoral. - © 2017 - Todos los derechos reservados


RadiosNet