POLíTICA   12 de octubre de 2017

Convocan a la Conformación del Gabinete Ciudadano.

Inmediatamente después del último turno electoral, el primer martes de noviembre, tanto el centro de estudios Desiderio Sosa como el Ateneo democrático, a los efectos de comprobar que la democracia trasciende y es mucho más que lo electoral, que la mera actuación en una jornada de votación, convoca a todos aquellos que se sientan interpelados o convocados, para dar su aporte, su testimonio (solicitan en lo posible por escrito) en cada una de las áreas en que está divido el organigrama gubernamental, para de tal manera, conformar el “Gabinete Ciudadano” del que se podrán nutrir desde el gobernador electo, como los diferentes intendentes que asumirán en diciembre, sea de los “ministros o funcionarios de la ciudadanía” para que ejerzan formalmente los respectivos cargos, las ideas y proyectos que se propongan, o en el último de los casos, que los ministros o funcionarios formales, ungidos por la política, convivan democráticamente con este observatorio participativo, inclusivo y destinado a elevar la calidad democrática de nuestra comunidad, a los efectos de evitar los abusos y las discrecionalidades en que pueden caer todos aquellos que ejerzan un poder que lo crean de uso particular, propio, faccioso o sin que en su dinámica impere la ley, la normativa y la consabida transparencia y rendición de cuentas.

“Cuando elegimos a nuestros gobernantes no estamos firmando un cheque en blanco” afirman desde esta expresividad ciudadana, que se propone, como primer objetivo conceptual, el que lo democrático trascienda a lo electoral. “Los ejemplos son recientes y acuciantes, sucedió en Venezuela, está sucediendo en Cataluña y seguirá ocurriendo en cualquier aldea occidental que se precie de democrática, dejando como único valor del sistema político imperante a lo eleccionario: debemos comprender y asumir, que el votar es una condición necesaria, pero no suficiente para tener una democracia verdadera o real, para construir una comunidad democrática, debemos tener comportamientos democráticos o llevar a cabo prácticas democráticas. El gabinete ciudadano surge en referencia a la política Inglesa que tiene un bipartidismo muy fuerte en donde, la expresión política que no consagra el titular del ejecutivo, constituye en el parlamento un gabinete en las sombras, de repuesto, alterno, que a la par del gabinete real o formal, exhibe a la sociedad una suerte de realidad contra fáctica o de plan b. Esto genera una dinámica de competitividad positiva, a su vez, también que la ciudadanía sepa a ciencia cierta como se preparan sus políticos no solo para cuando están en el poder sino también para cuando tienen que ser opositores. Nosotros hemos dispuesto algunos cambios a esta idea, para que sea desde la ciudadanía la conformación del gabinete ciudadano, es decir, potenciando esa falta de que no existen parámetros claros acerca del porqué un gobernante designa a sus colaboradores, cayendo muchas veces en eufemismos mentirosos como equipos técnicos y demás, instamos a la ciudadanía que proponga su proyecto en el área en que se sienta de mayor utilidad, que se oferte, como servidor público para ejercer una función de estado, desde este concepto del servir a su comunidad, basándose en lo que puede aportar, generando para la corporación política, todo un ateneo desde donde podrá extraer hombres y mujeres, como ideas, propuestas y proyectos que abreven o que se aporten desde este gabinete ciudadano. En el caso que así no sea, se generará que los ministros u hombres de estado designados en el gobierno provincial o en los distintos municipios, tendrán que mostrar ante la ciudadanía sus credenciales, es decir esgrimir las razones por las que fueron elegidos y desde el primer día no sólo saber que tienen un contrapoder que los complementa, que los hará más competitivos, sino del cual se deben demostrar que son más aptos, funcionales y dinámicas para estar en donde están, caso contrario desde el gobernante hasta la sociedad civil, tendrán como contraejemplo al ministro o funcionario ciudadano que podrá oficiar de suplente o de recambio” explican con pasión a grandes rasgos la definición de lo que trata el gabinete ciudadano.

Finalmente desde este banco de suplentes o de relevos de la política, solicitan: “Más que nada la colaboración en la difusión de esta herramienta que la trabajamos también en distintas partes del mundo, es clave que quiénes se sientan convocados no sólo estén presentes el próximo martes 7 de noviembre, a las 19 horas, en Salta y Pellegrini de la Capital Correntina, sino que además compartan la convocatoria, la puedan diseminar en redes sociales como en medios de comunicación, no podemos, tenemos ni queremos, depender de líderes providenciales o estrellas ególatras que nos supediten a sus caprichos o humores, queremos constituir el equipo de gobierno ciudadano que mejor le sirva a sus gobernantes, para que nos gobernemos democráticamente entre todos”. 

http://gabineteenlasombras.over-blog.com/

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »