ACTUALIDAD  14 de marzo de 2017

Sí se profundiza el escenario, lo pone a Tormenta Colombi y gana…

En una nueva demostración, o de lección de realpolitik, el gran maestro ajedrecista, deja ver su magistral gambito para que el poder no se le escape a su equipo político que lidera con comodidad. Sí bien sus opositores, le hacen el camino fácil (para que usted sepa cómo trabaja para dividir la oposición, cuando asomó el más peligroso de todos, rápido mando a cruzarlo a uno que ahora, como antes, es aliado, en fechas electorales y en jugadas poco claras pero muy renovadoras) y guiados por la estrella del cualquiercosismo, del deseo de llegar por las luces de la carroza, suben a la estelaridad a la profesora trucha, quién se pusiera el traje peronista desde la sábana conyugal del astuto liberal, multiprocesada y símbolo de la corruptela, al profe de básquet y su banda, quién tendrán problemas, como ya los han tenido, los intendentes de la Perla del Paraná y el gran Roger, muestra cabal de que el poder se construye, que no puede ser una coyuntura, simple deseo arribista de vanidosos que destratan a los que piensan, esos hacedores de la nada, de estos castillos de arena, que cuando sucumben, sólo sirven para volver a aferrarse al statuo quo, darse la vuelta y pedirle por favor, al gran señor, que ponga a quién considere, porque le dejaron servida, por un turno más, la provincia, esta vez, como otras, sin siquiera salir de la cancha.

Este es el resultado, de sentar a los bastoneros o carteludos de la política, en posiciones de poder, por el simple accionar del dinero obsceno, de la llegada al poderoso por la libada boba. Así se concluye, perdiendo sin jugar, poniendo en gravedad institucional  hasta el propio sistema político (¿sigue usted pensando que podemos continuar con este símil de democracia, sin internas, que lleva a intendente y vice, a gobernar ciudades y hacerlas reducto del narco, por haber arrimado una suma previa al dueño de la lapicera con manejo absoluto?) y dejando a merced del poder provincial de turno, que vuelva a ganar, esta vez hasta sin candidato.

“Según Suetonio, Calígula quiso nombrar Cónsul a Incitatus, su caballo. Este hecho ha sido tradicionalmente interpretado como fruto de la demencia del emperador, pero lo cierto es que la actitud servilista y pusilánime de los senadores del reinado de Calígula bien pudiera haber influido en dicho nombramiento, volviéndolo un hecho irónico que denotaría el sarcástico desprecio de Calígula hacia las instituciones públicas del Imperio”.  

Esto mismo, salvando las distancias, puede ser una referencia de lo que sucede en la institucionalidad Correntina. El gobernador, tendrá crédito y resto político de designar a su hijo Sebastián, a su primo Tormenta, pero como lamentablemente (para sus opositores) no es Calígula, ni esta demente, no lo hará ni por asomo, pero el grado de servilismo de aquel senado romano se corresponde con la connivencia y la inutilidad de los opositores al oficialismo provincial.

¿Pero que les podríamos pedir, que lean y comparen estas situaciones históricas para que armen estrategias y vayan por el poder? No, están cómodos y satisfechos con sus cuotas de poder, con sus dosis homeopáticas, vilipendiando, como alguno lo ha hecho a los que trazan tácticas, por el pecado de pensar, de reflexionar y salir de la repartija boba del hacer absoluto, del accionar sistemático y estupidizante.

En esa híper-acción, en ese vómito de asfalto, en esa acabada precoz del hacer por el hacer mismo, en ese “síndrome del chofer” que exige estar en movimiento, por la idea de tener que llegar a algún lado siempre, y sí es rápido y antes mejor, chocan la calesita, indefectiblemente, una y otra vez.

Y como la historia cuando se repite, primero como tragedia y luego como comedia, en tiempos de viralización, llega al grado sumo del colmo y la ruindad, el medio siglo que transcurre sin que el peronismo llegue al poder, es sin duda un culebrón que no terminara hasta que sus actores principales y por ende responsables, se retiren o sean retirados de la vida política.

Claro que es el diario del lunes, pero los archivos son pruebas testimoniales, que el abuso del pragmatismo, de la censura democrática de evitar las internas, de la truchada de los candidatos por encuestas, de los que más miden, iban a traer músicos con ganas de jubilarse privilegiadamente, comparseros en la misma condición, estos bastoneros, que creen que la política es pagarle al movilero de una radio y hacer un coaching de comunicación o marketing.

Era obvio que en tal lugar, se constituiría en abono propicio para que se metieran narcos, arribistas, doblistas, singlistas, garrochistas y todo tipo de saltimbanqui de toda calaña, para que hicieran su agosto, a costo de postergar una vez más la política bien entendida. Y que sin necesidad de demasiado, pero con esa premisa férrea del que en el país de los ciegos el tuerto es rey, la provincia quede a merced, de quién paga los sueldos a término.

Así como es de origen incierta la frase “el camino al infierno está lleno de buenas intenciones", anónimamente se le podría agregar, desde este muladar: “Sólo con las intenciones no alcanza para llegar al poder, al punto de que el mal puede durar cien años, sin peronismo que lo gobierne”.  

 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »