ACTUALIDAD  14 de septiembre de 2016

La renovación con el caballo cansado y preso.

Continua la caza de criminales kirchneristas sin pausa, mientras la lluvia de inversiones no cesa, la renovación peronista se prepara para una nueva década de saqueo al erario público.

 

 

Ayer por la mañana, nos enteramos de la detención de Omar “caballo” Suarez, secretario general del SOMU (Sindicato de Obreros Marítimos), imputado por los delitos de asociación ilícita y extorsión, lo raro con los sindicalistas argentos, es que son juez y parte, están indigestados de empresas propias en el rubro en el que angaú defienden a los trabajadores, una berretada como nos tiene acostumbrados el sistema, a propósito, dicen las malas lenguas que fue el preferido de la arquitecta egipcia, diosa entre las diosas, reina de reinas, doña Cristina, era natural tremenda relación. Rodolfo Canicoba Corral fue quien ordeno la detención del equino Suarez ¿Canicoba Corral? ¡Sí! Despertó del letargo o complicidad después de doce años de festichola para pocos.

Lloverán los dólares, aseguraba Mauricio Macri en su campaña electoral al estilo gurú espiritual, la revolución de la alegría, los pitos y matracas, en Córdoba lo que si llovió, fue granizo del tamaño de los bolsos que reboleaba José López. Siguiendo la línea de los dólares y la sudestada de inversiones, la presidente del la Fundación truchulenta SUMAR y Vicepresidenta de la Nación, doña Gabi Michetti, se reunió con el ejecutivo de la Compañía Pepsi Laxman Narasinham, a fin de seducirlos para que apuesten al país, lo raro de doña Gabi es que en plena reunión seductora se la advirtió bebiendo una gaseosa de la empresa Coca Cola, en mi barrio dirían que la doña no tiene ni dos dedos de frente, es como enseñarle biología a una piedra.

El PJ se reunió, aprovechando el nombre de Antonio Cafiero, para lanzar la “renovación peronista”, auspiciada por el Grupo Esmeralda, que lo conforman el grupete intendentes del conurbano bonaerense, el nombre esmeralda nos viene de los lujos en que viven los bonaerenses, gozosos de vivir en el primer mundo gracias a los prácticamente 30 años de pejotismo enquistado.

Entre los asistentes se los vio a Gildo Insfrán, quien al parecer se dio una buena biaba para dar el aspecto de jovenzuelo y renovador, no vaya ser que se lo tilde del Calígula norteño, mata indios. El que no podía faltar al llamado de la revelación o renovación es el siempre camaleónico don Felipe Carlos Solá, que a esta altura lleva el podio de los tránsfugas. Alberto Fernández, otrora fanático menemista después, kirchnerista de la primera hora, también mostro su caripela de ¡yo no fui! Asimismo, Daniel Scioli fue de la partida, otro menemista radicalizado, después, ladero profesional del matrimonio kirchnerista y cómplice del desastre en la provincia de Buenos Aires. Entre los cara de piedra apareció el Intendente de Lomas de Zamora, el consorte de Jessica Cirio, don Martin Insaurralde, culposo de su pasado kirchenerista aportándole en su boleta sufragios a una banda de ladrones, hoy día, pretende ser la renovación. El eterno José Luis Gioja, entregador del territorio de su provincia a la mega minería matando y contaminando nuestro suelo fue a chusmear a ver donde se podía encajar. A los que no se los vio fue a los laderos y cebamate de don Tato Romero Feris, ahora nacionales y populares, recién bajados de Sierra Maetra, Fabián Ríos y Carlos Rubín. Domingo Peppo, gobernador de Chaco apareció en el escenario, a don Milton Capitanich no se lo vio, raro porque el si es un renovador, logro que Chaco tenga cero por ciento de desocupación.

Por Carlos A. Coria Garcia.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »